EL PAíS › MAXIMO KIRCHNER ADVIRTIO SOBRE EL IMPACTO DE LAS POLITICAS DE MAURICIO MACRI

“Un modelo con consecuencias nefastas”

El diputado criticó el veto a la ley antidespidos y, frente a las cesantías de hoy, recordó que hace menos de un año se discutía el Impuesto a las Ganancias. “No se sinceró la economía, se sinceró el Presidente”, afirmó.

“Pasamos en menos de un año de discutir el Impuesto a las Ganancias a debatir sobre la necesidad de una ley para frenar los despidos”, remarcó ayer Máximo Kirchner para graficar “las consecuencias nefastas del modelo de país de Macri”, durante una nueva edición de las Plazas del Pueblo, en Quilmes. Máximo se subió de “sorpresa” al escenario montado en la Plaza Aristóbulo del Valle por Nuevo Encuentro, partido que conduce Martín Sabbatella, y habló sobre “la ruptura del contrato” entre el Gobierno y sus votantes “a partir del ruido que están haciendo todas sus medidas”. Consideró que el anuncio del veto a la ley antidespidos desde Cresta Roja “fue de una insensibilidad innecesaria, con los miles de trabajadores que quedaron afuera” de esa empresa avícola, donde de 3500 cesanteados sólo 1300 fueron reincorporados, e ironizó sobre los dichos del ministro de Interior, Rogelio Frigerio, acerca del tarifazo de gas: “Lo invito a comer un asado en Santa Cruz en remerita y con las ventanas abiertas.”

Frente a dos mil autoconvocados, el diputado y referente de La Cámpora repasó durante casi media hora todos los temas de la coyuntura. “Que los números cierren con la gente afuera es fácil”, dijo parafraseando su propia consigna, a la que agregó que “no se puede gobernar sólo con la televisión dando consejos a la gente de cómo afrontar el ajuste”. “No se sinceró la economía, se sinceró el Presidente, y ya no pueden ocultarlo”, remató.

“Escuché a Macri quejarse de lo dura que es la política. Sinceramente, no sé si se lo toma en serio”, dijo en relación a la frase del Presidente en la que, refiriéndose al aspecto de sus funcionarios, soltó que “la política es dura”. “Gobernar no es sólo tener asesores de imagen, hay que tener corazón, como el que tuvo Néstor Kirchner para levantar un país como el que recibió, con 20 por ciento de desocupación, default y desesperanza”, afirmó. En ese punto, recordó que el miércoles se cumple un nuevo aniversario del inicio del mandato del ex presidente. “Fíjense qué diferencia, cuando Néstor negoció la deuda, dijo primero se crece y después se paga. Los grupos de poder tenían que esperar, porque era la hora de la gente”, sostuvo.

En sintonía con el discurso de Cristina Fernández de Kirchner frente a Comodoro Py, pidió a la militancia “no enojarse con los que no nos votaron”, porque a quienes se inclinaron por Cambiemos “los engañaron”. Festejó, además, que “la gente se está movilizando pacíficamente”, lo que, dijo, demuestra “una conciencia de clase, de defensa de derechos”.

“Acá en Quilmes, como en todo el conurbano, empieza a ser común que cierren negocios y pequeñas y medianas empresas, que se detenga la construcción y que cientos de trabajadores deambulen tratando de encontrar algún sustento que les permita llegar a fin de mes”, describió Sabbatella, para quien en lugar de “las inversiones y el derrame de riqueza” que prometió el Gobierno “lo único que se derramó fue desempleo, pobreza y angustia”.

Compartir: 

Twitter
 

Máximo Kirchner habló en un encuentro organizado por Sabbatella.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.