EL PAíS › HUBO DEMORAS Y CANCELACIONES EN TODO EL PAIS

Más complicaciones que vuelos

Los controladores aéreos cumplieron la segunda jornada del paro por 48 horas. El Aeroparque estuvo paralizado hasta el mediodía, cuando fue desalojado un grupo de trabajadores que hacía huelga en la torre de control.

El gremio de controladores aéreos ATE-ANAC calificó ayer de “represivo” el accionar de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, que –por orden del juez federal Julián Ercolini– obligó a un grupo de trabajadores a abandonar la torre de control del Aeroparque Jorge Newbery en la que permanecían en el marco de la huelga por 48 horas que ese gremio arrancó el viernes. Como consecuencia de la medida de fuerza, esa estación aérea amaneció paralizada y recién después del mediodía comenzaron algunas operaciones.

El Aeroparque Jorge Newbery estuvo paralizado hasta ayer al mediodía. El paro 48 horas que los controladores aéreos afiliados a la Asociación de Trabajadores del Estado iniciaron el viernes hizo que ningún vuelo pudiera operar en esa aeroestación.

Mediante un comunicado, los trabajadores señalaron que los trabajadores afiliados a ese sindicato comenzaron su turno “desde las 6 decidiendo hacer uso de su derecho constitucional a huelga, algo totalmente legal y notificado al Ministerio en tiempo y forma”. Cinco de esos trabajadores intentaron permanecer en la torre de control del Aeroparque durante toda la mañana.

El juez Ercolini intervino a media mañana, cuando calificó los hechos como una “situación penal” ya que “los controladores rebeldes permanecían encerrados en la torre y no dejaban ingresar a quienes debían reemplazarlos en el cambio de turno”.

En el comunciado, el gremio denunció que “la jefatura de Torre Aeroparque, de la mano de Sergio Claudio Figun, se ha apersonado al puesto de control para amenazar a los controladores y amedrentar y, con el uso de la fuerza, sacarlos de sus puestos de trabajo trayendo otros controladores”. En esa línea, adelantaron que su accionar está “fuera de la ley y que será denunciado civil y penalmente por obstaculizar el derecho a huelga ejerciendo práctica desleal sobre nuestro derecho Constitucional a huelga”.

En declaraciones a la prensa, Ercolini le restó importancia al desalojo: aclaró que “se hizo presente la Policía de Seguridad Aeroportuaria” con el fin de “derribar la puerta e ingresar por la fuerza” para desalojar a los trabajadores que hacía allí la huelga, cosa que “finalmente no debió llevarse a cabo porque desistieron de su postura y permitieron, luego de un rato, el ingreso de quienes debían realizar el reemplazo de turno”. El magistrado también explicó que “en principio” los controladores desalojados no quedaron detenidos y advirtió que “obviamente, a partir de esto se les notificó del inicio de una causa”.

La decisión de Ercolini permitió que otros trabajadores ocuparan los puestos para poner en marcha el funcionamiento de la estación central aérea. Frente a eso, el juez se apuró a aclarar que su decisión “no fue una medida judicial para desarticular el paro”.

El titular de ATE-Nacional, Hugo Godoy, fue hasta el lugar para respaldar el reclamo de los controladores e hizo hincapié en “deslindar responsabilidades”: “Los compañeros no abandonaron los puestos de trabajo, fueron desalojados con una orden que nunca mostraron”. “Consideramos estas medidas intimidatorias dado que los trabajadores ejercen su legítimo derecho de realizar una medida de fuerza que fue notificada con anterioridad al Ministerio de Trabajo, que no dictó la conciliación obligatoria”, concluyó ATE. Los controladores aéreos reclaman por la incorporación de los trabajadores a la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), el organismo creado para gestionar el tráfico aéreo.

Compartir: 

Twitter
 

El Aeroparque estuvo repleto de pasajeros a la espera de novedades de sus vuelos.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.