EL PAíS › LA EX PRESIDENTA RECIBIO LOS HONORIS CAUSA DE LAS UNIVERSIDADES DE QUILMES Y AVELLANEDA

“El camino es el de las ideas”

Acompañada por Daniel Scioli y varios intendentes del conurbano, Cristina Fernández de Kirchner reivindicó las políticas de inclusión de su gobierno y señaló: “No podemos permitirnos una nueva fuga de cerebros”.

La ex presidenta Cristina Kirchner fue distinguida por los decanos de la Unqui y la Undav, Marino Lozano y Jorge Calzoni, respectivamente.
Imagen: Leandro Teysseire.

“El camino siempre es el de las ideas”, afirmó ayer Cristina Fernández de Kirchner al recibir los títulos de doctora Honoris Causa de las universidades de Quilmes y de Avellaneda. Pronunciada frente a una decena de autoridades de casas de estudio del conurbano bonaerense, y de la mano de Daniel Scioli, quien la escoltó hasta el escenario, la frase se escuchó como una reafirmación del camino andado durante los últimos doce años y como un adelanto del tono que tomará la campaña del año próximo, en la que podría participar. La ex mandataria llamó nuevamente a “contar la historia de cómo es la inclusión, ayudar al otro, construir una educación y una salud para todos”, frente a lo que describió como “el momento más difícil para la región y para el mundo, en el que parece haberse impuesto un sentido común que va en contra de los intereses de las mayorías”. “Tenemos la razón y la razón, tarde o temprano, siempre gana, siempre vence”, remató y dio pie al estallido de la militancia, que coronó el pasaje con el clásico “vamos a volver”.

Los encargados de entregarle en mano la distinción fueron los decanos de la Unqui y la Undav, Marino Lozano y Jorge Calzoni, quienes resaltaron las políticas educativas de los doce años de kirchnerismo. “El primer gesto de Néstor Kirchner como presidente para el mundo universitario fue haber tomado a las universidades públicas como consultores para las políticas públicas, desplazando al sector privado. Y el primer gesto de Macri, en cambio, fue dar de baja los convenios con universidades”, contrastó Calzoni, quien sostuvo que “durante el kirchnerismo, las universidades también se parecieron mucho a su pueblo”. Lozano, por su parte, apuntó a que “no hay calidad educativa sin inclusión, porque de nada sirven un grupo de intelectuales aislados de la realidad”, y elogió a CFK por “haber vinculado otra vez la universidad con las necesidades del pueblo”.

Debajo y sobre el escenario montado en el gimnasio de la Unqui, acompañaron a CFK varios dirigentes a los que no se veía hacía tiempo cerca de la ex presidenta. Entre ellos, el ex candidato a presidente del FpV, Daniel Scioli, y el dirigente del Movimiento Evita, Jorge Taiana. En el caso de Scioli, la última foto junto a la ex mandataria data de principios de agosto, cuando el ex gobernador la visitó en su despacho del Instituto Patria. En el caso de Taina, se trata de un primer gesto de acercamiento luego de las sucesivas rupturas de los bloques legislativos del Evita tanto en el Congreso nacional como en las legislaturas provinciales en las que el movimiento encabezado por Emilio Pérsico tiene representación.

También dio el presente la tríada de intendentes más cercanos: el de Avellaneda, Jorge Ferraresi, el de Ensenada, Mario Secco, y el de Berazategui, Patricio Mussi. El que se sumó esta vez fue el intendente de Moreno, Walter Festa, y en el entorno de la ex mandataria contaron que la apuesta es a que el número vaya creciendo a medida que se acerquen las próximas elecciones. Completaron la comitiva kirchnerista la diputada Mayra Mendoza y los diputados Héctor Recalde y Axel Kicillof.

“Con Scioli habla más ahora que durante los últimos doce años”, confió a este diario uno de los dirigentes sciolistas con peso en la provincia presentes en el acto. Desde el entorno de ambos se mostraron entusiasmados con la foto de ayer y hasta se animaron a aventurar una candidatura conjunta el año que viene. “La idea es polarizar”, aseguró el dirigente, convencido, además, de que Cristina “va a jugar” en 2017 “dentro de un peronismo unido”.

La de ayer fue la tercera visita de CFK a una Universidad en lo que va del año. La primera fue a finales de julio en la sede de la UTN de Avellaneda, de la mano de Ferraresi y frente a cientos de estudiantes secundarios. A principios de agosto visitó la sede de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. También estuvo para el cierre del acto en el que las agrupaciones estudiantiles kirchneristas festejaron la conquista de la conducción de la Federación Universitaria de La Plata (Fulp). En cada uno de esos actos, como ayer, la ex mandataria pidió “unidad entre trabajadores y estudiantes” e hizo hincapié en que las políticas económicas orientadas al crecimiento del mercado interno que caracterizaron los doce año kirchneristas permitieron el incremento de las matrículas universitarias, lo que, desde su entorno, marcan como una orientación de su discurso hacia las clases medias.

Cristina habló ayer de la “movilidad social ascendente” que generaron las políticas de su gobierno, y que “permitieron que dos millones de chicos se convirtieran en la primera generación de trabajadores en pisar una universidad”.

Luego de criticar al Gobierno por “difundir un índice de pobreza con el único objetivo de decir que fracasaron los programas sociales, para eliminarlos”, y de sostener que la política económica “beneficia a los sectores concentrados primarios, que no agregan valor y pese a la quita de impuestos han reducido el empleo”, Cristina pidió a los presentes “ayudarnos entre todos a pensar cómo desentrañar el discurso del neoliberalismo”. El llamado estuvo dirigido “a los investigadores”: “Se impuso un sentido común que va a en contra de los intereses de la mayoría, una suerte de subordinación cultural que impone el neoliberalismo y tenemos que investigar”. “Las mejores discusiones no se dan en los estudios de TV, se dan en el barrio, en las aulas y en las fábricas”, definió más tarde.

CFK criticó, además, el recorte en el presupuesto de 2017 para el área de ciencia y tecnología. “No podemos permitirnos una nueva fuga de cerebros”, pidió.

“Este premio no es a una persona, ni a una presidenta, es a las políticas públicas de un proyecto de país”, dijo CFK al recibir la distinción. “Mirá Daniel, decían que no era doctora, ahora tengo dos títulos más”, ironizó enseguida, dirigiéndose a Scioli.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.