EL PAíS

El asesinato de Kosteki y Santillán avanza sobre un ex jefe policial

 Por Irina Hauser

La investigación del asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán se movió un escalón más arriba de los policías que les dispararon. La Cámara de Apelaciones de Lomas de Zamora revocó el sobreseimiento del ex jefe de la Departamental de Lomas de Zamora, el comisario mayor Osvaldo Félix Vega, al considerarlo responsable, por acción u omisión, de la represión a los piqueteros en el puente Pueyrredón hace casi dos años. La nueva medida también alcanza a Gastón Sierra, un oficial que actuó con una de las patotas que lanzaron balas de plomo. Ambos irán a juicio oral junto con el comisario Alfredo Fanchiotti y el cabo Alejandro Acosta –que están presos por las dos muertes– más otros cinco agentes. También fue elevada a juicio la causa por el allanamiento ilegal al local de Izquierda Unida que formó parte de la misma masacre.
Hasta ahora la causa judicial sobre la represión del 26 de junio de 2002 se centraba en Fanchiotti, que era el jefe del Comando de Patrullas de Avellaneda, y en su chofer Acosta. Ambos, presos en Magdalena, fueron acusados por el fiscal Juan José González y la jueza Marisa Salvo como coautores de los asesinatos de Kosteki y Santillán, además de otros siete intentos de homicidio. Ahora la Sala III de la Cámara de Lomas decidió apuntar más arriba y culpar a Vega, que era el jefe directo de Fanchiotti y había sido sobreseído por la magistrada. El tribunal, sin embargo, no admitió que se avance en las responsabilidades políticas.
Vega, hombre de confianza del intendente de Lanús Manuel Quindimil, habló con Fanchiotti durante todo el operativo y lo acompañó en la histórica conferencia de prensa en la que el comisario aseguró su inocencia y la de sus hombres. Aquella afirmación luego quedó refutada por las imágenes de fotos y videos que mostraron a los policías en acción, protagonizando una verdadera cacería. Según los camaristas que acaban de resolver, Vega debe ser juzgado al menos por encubrimiento agravado, como habían pedido la fiscalía y los abogados de las familias de las víctimas. El ex jefe departamental estuvo en el lugar de la represión a los piqueteros y, de todos modos, por su cargo no la desconocía.
El oficial Sierra también quedó comprometido por encubrimiento. Hay imágenes que lo muestran, uniformado, junto al sargento Carlos Leiva, que aparece de civil disparando municiones de guerra en la plaza Alsina. El fiscal había planteado que Sierra no podía desconocer el tipo de balas que usaba su compañero. El abogado Claudio Pandolfi señaló que incluso llevó detenido a uno de sus heridos, Sebastián Russo, que tenía un perdigón metálico incrustado en una pierna. Leiva estuvo prófugo hasta el año pasado y está preso en el penal de Florencio Varela.
Todavía no se sabe cuándo se hará el juicio oral, pero parece que no será antes de 2006. Cuando formuló la acusación, la fiscalía de González concluyó que Fanchiotti y Acosta acribillaron a Kosteki y Santillán siguiendo un plan común que fue incluso más abarcativo. Hubo 33 heridos con plomo y la persecución llegó a más de 20 cuadras. Esta será una pata de las audiencias orales. Otra abarca a los policías acusados de encubrir los crímenes: Carlos Quevedo, Lorenzo Colman y Mario de la Fuente, a quienes se suman con la misma calificación Vega y Sierra. También estará en el banquillo Celestino Robledo, un agente que participó de la represión portando una itaka a pesar de que llevaba varios años retirado. Leiva, por su detención tardía, será juzgado aparte.
La semana pasada la jueza Salvo elevó a juicio oral el expediente por el allanamiento ilegal al local de Izquierda Unida, que fue parte del mismo despliegue. Están procesados los policías Walter Gaiser, José Reguera, Marcelo Pérez, Jorge Ostrosky, Juan Paz, Cristian Gómez y Colman. A todos los defienden abogados de la policía bonaerense.
Pandolfi, abogado de la Correpi, alertó: “Sigue trabada la investigación sobre la autoría intelectual de la represión. No se pudo avanzar sobre la jefatura provincial de la bonaerense, el ex ministro de Seguridad José Genoud y elrol de ministros del gabinete nacional de entonces, así como del ex presidente (Eduardo Duhalde)”.

Compartir: 

Twitter
 

El asesinato de Maximiliano Kosteki, la imagen de la represión.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.