EL PAIS › PETROLEO, REFERENDUM, NEGOCIOS Y EL FANTASMA DEL PRIMER PERONISMO

Apuntes desde la isla y desde el avión

Más que relación, fue seducción: a bordo del Tango 01 hasta se acordaron de que el primero lo compró Perón para una gira de unidad latinoamericana. Es el efecto Chávez, que se iba concretando en futuros negocios que giran alrededor de Petroamérica, la futura petrolera, y un claro apoyo político.

 Por Nora Veiras

Página/12
en Venezuela
Desde la isla Margarita

“Muy importante”, “muy bueno”, “bárbaro”, repetían los funcionarios al evaluar el resultado del día en la isla para cerrar la macrorrueda bilateral de negocios. El presidente Néstor Kirch-ner mostraba su entusiasmo al describir los acuerdos con Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y las posibilidades de ampliar los proyectos con el resto de los países latinoamericanos. “Sería una lástima si pierde (Hugo) Chávez”, deslizó un alto funcionario en alusión al referéndum que el próximo 15 de agosto, pone en juego la continuidad de su gobierno y pondría límites a los ambiciosos planes conjuntos. De la breve gira internacional por Bolivia y el país caribeño sólo surgían autoelogios. De la realidad política nacional con la que tendrían que lidiar apenas el Tango 01 tocara pista sólo surgía silencio. Apenas se mencionaban las palabras Justicia, seguridad o Beliz –por el ministro, obvio– los funcionarios hacían una verónica y salían de escena.

---

La unidad latinoamericana aggiornada en la necesidad de proteger y explotar en forma conjunta los recursos energéticos unificaba los discursos oficiales. Un memorioso integrante de la tripulación del Tango 01 recordó entonces como al pasar: “Pensar que el primer Tango lo compró Perón en el ‘73 con la idea de viajar por América latina para instalar un liderazgo común y desde ahí afianzar el movimiento del Tercer Mundo”. Pasaron treinta años y la idea de la unidad vuelve a aflorar. Esta vez en un territorio devastado por las consecuencias de la aplicación de sangrientas medidas neoliberales y comprometido por el colosal endeudamiento externo.

---

“Petroamérica” es el nombre de esa sociedad continental con la que sueñan Chávez y Kirchner. El presidente argentino asegura que ya habló con Brasil, Uruguay, Bolivia, Paraguay y el proyecto es viable. “Lula tiene una actitud positiva, es (Oscar) Vicente el que está en contra”, repiten cerca de Kirchner en alusión al contraste de opiniones entre su par de Brasil y el directivo de Petrobras. “Si nos asociamos todos, podremos tener un poquito de voz en la OPEP para definir las cuotas de extracción y el precio del barril de petróleo”, lucubran sobre esa alianza estratégica.

---

“En la Argentina, las empresas de gas y petróleo tienen una facturación en bruto de 22 mil millones de dólares ¿Saben todo que se podría hacer si tuviéramos alguna participación desde el Estado. La capacidad que tendría la Argentina para negociar hacia afuera”, explica un hombre del Presidente, mientras precisa que la petrolera estatal venezolana factura 50 mil millones de dólares. La idea de incidir en el mercado de hidrocarburos motorizó el proyecto de creación de Enarsa, que ya está en el Senado. “Queremos estar en el mercado y así evitar abusos”, explica con cierto voluntarismo un funcionario que se queja por la arbitrariedad con que “Shell y Esso fijan el precio del gasoil”. De inmediato aclara que se trata de “compatibilizar con el capital privado. Hay que adaptarse a los tiempos” para despejar dudas sobre la creación de una nueva YPF.

---

Los negocios conjuntos con Pdvsa aparecen como la nueva niña mimada del oficialismo. Cuentan que podría instalar en un futuro 500 estaciones de servicio en el país, que a un promedio de veintidós empleados cada una, serían 10 mil fuentes de trabajo. La petrolera venezolana también participaría en la construcción del gasoducto del Noreste. En dos meses, según explicó el secretario de Energía Daniel Cameron, se abrirá el concurso de ofertas para una obra de más de 1000 millones de dólares en la que, en principio, se había dicho que la realizaría Techint, pero que ahora contempla la inclusión de la española Repsol y de la venezolana. “Repsol va a tener que cambiar mucho, invertir en exploración”, sentenció un integrante del círculo chico de poder de Kirchner, que enmarcó el cambio en la relación con España y el nuevo presidente del gobierno de ese país, el socialista José María Rodríguez Zapatero. Como los negocios y la política van de la mano, el mismo funcionario consideró que “sería una lástima” si pierde Chávez el referéndum, porque “él tiene un proyecto claro, en cambio, la oposición no se sabe qué quiere y tiene un discurso que atrasa treinta años”.

---

El esquema oficial pretende conciliar la consolidación de los lazos latinoamericanos con una buena relación con los Estados Unidos. Cerca de Kirchner repiten que el presidente argentino fue uno de los que convenció a Chávez de que aceptara el referéndum al tiempo que acordaba con George W. Bush que “si gana, gana”. En buen romance, que se respete el resultado del referéndum. “No nos hablen del riesgo del partido único cuando ustedes hacen grandes negocios con China, donde no se puede decir que funcione la democracia”, dicen que le dijeron a Bush. Venezuela exporta el 50 por ciento de su petróleo a los Estados Unidos y es la principal reserva de hidrocarburos de América latina. Pdvsa estuvo a punto de ser privatizada antes de que Chávez llegara al poder, y ése ha sido uno de los puntos de mayor enfrentamiento con la clase dirigente del país. “Les dejaron contratos, imposibles de ser modificados, con el precio del barril de crudo atado a 2 dólares”, explicaba un funcionario.

---

Si fue chavista, volvió más.
–¿Y qué tal la revolución? –preguntaba la diputada Alicia Castro a los periodistas de regreso del periplo.
–¿Es cierto que va a ser la nueva embajadora en Caracas? –se le anticipó un cronista.
–No comments –se excusó. La diputada por el Frente para el Cambio construyó una relación privilegiada con el venezolano y no descarta nada que pueda afianzar el vínculo.

---

“Es como el Perón del ’45. a los que no existían les dio un lugar, les dio trabajo, un sindicato, les garantizó la salud”, comparaba un ministro al analizar el liderazgo de Chávez. Esa “devoción” de los más humildes contrasta con el rechazo de los sectores medio-altos que ven en riesgo sus privilegios y desconfían del “autoritarismo demagógico”. Con casi el ochenta por ciento de la población pobre, la polarización no descarta un desenlace violento futuro. Del resultado del referéndum revocatorio dependerá cómo se encauce la situación. Un referéndum en el que los que quieren que Chávez cumpla con su mandato hasta el 2006 tendrán que votar por el “No” para que no se vaya. Y los que quieren que renuncie, elegirán el “Sí”.

---

El Tango aterrizó y todos los análisis sobre la situación latinoamericana quedaron en el olvido. En la Argentina sólo había una pregunta para responder: ¿Qué va a pasar con Gustavo Beliz?
La respuesta en las páginas 2 y 3.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared