EL PAíS › AL MISMO TIEMPO QUE LA CUMBRE DE LAS AMéRICAS ARRANCA LA DE LOS PUEBLOS, CON UN PROGRAMA ALTERNATIVO Y CONTESTATARIO.

Para que Bush no sea protagonista

 Por Eduardo Tagliaferro

El principal lema de la III Cumbre de los Pueblos, que se realizará en Mar del Plata del 1 al 5 de noviembre, tiene como lema “construyendo alternativas”. Nacidas al calor de la resistencia contra el neoliberalismo que dominó la década del ’90, las cumbres de los pueblos siempre se realizaron en paralelo a la Cumbre de las Américas de los países miembro de la OEA. Los organizadores calculan que esta vez serán más de 10 mil los participantes de casi 160 talleres autogestionados en el estadio cubierto de Juan B. Justo e Independencia y en el complejo universitario de Funes y Peña. Con el mismo tono festivo que suele tener el Foro Social Mundial, a los debates se suman encuentros culturales y espectáculos musicales.
El viernes 4 se repudiará la presencia de George W. Bush en la Argentina y está previsto que Manu Chao actúe en el estadio mundialista. Será luego del acto en el que hablará el presidente venezolano Hugo Chávez. Los organizadores también esperan la actuación del cubano Silvio Rodríguez, quien le confirmó su venida al Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel.
Casi 130 ONG, sindicatos y nucleamientos sociales participarán de estas jornadas de resistencia a la propuesta norteamericana de crear un Area de Libre Comercio. De la Argentina serán un importante soporte la Central de Trabajadores Argentina, el Servicio de Paz y Justicia, Federación Agraria, el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, Diálogo 2000 y Clacso. De las organizaciones internacionales marcarán presencia el Movimiento de los Sin Tierra, Vía Campesina y varias centrales sindicales latinoamericanas como la PIT-CNT de Uruguay y la CUT de Brasil. También dirán presente los mexicanos de la red de lucha contra el libre comercio, los movimientos indígenas de Ecuador, varios sindicatos estadounidenses, delegaciones de Canadá y el secretario de la Central de Trabajadores de Perú. De Bolivia participarán las organizaciones de lucha contra el ALCA, la Fundación Solom y del Movimiento al Socialismo, tal vez con Evo Morales a la cabeza. Las actividades gremiales serán un elementos distintivos de esta cumbre, con el Foro Sindical y el Foro de Judiciales, el martes y miércoles.
Las actividades previas comenzaron apenas concluyó la Asamblea de los Pueblos el último día del Foro Social Mundial 2005 en Porto Alegre. A lo largo del año y en todo el continente se realizaron encuentros de movilización. Cuba, Brasil, Venezuela y Paraguay fueron escenarios donde se preparó la asistencia a Mar del Plata. En Brasil, Milton Viario, líder metalúrgico de Río Grande do Sul, aseguró que “desde Porto Alegre saldrán más de 800 compañeros hacia la Cumbre de los Pueblos”. El gremialista brasileño también puso en palabras uno de los miedos que tienen varios de los organizadores. “Esperamos poder circular libremente por la Argentina y llegar sin problemas a Mar del Plata. Por lo menos esperamos tener la misma libertad que tienen los capitales para entrar y salir de nuestros países”, señaló.
Esta semana, previa a la Cumbre, también será escenario de actividades preparatorias. Organizado por la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, la Fundación Rosa Luxemburgo de Alemania y Clacso, desde este lunes hasta el miércoles se desarrolla en el Centro Cultural de la Cooperación el seminario Rosa Luxemburgo. Osvaldo Martínez de Cuba, Ana Esther Ceceña de México, Plinio Sampaio de Brasil, Tomás Moulian de Chile, Julio Gambina y Atilio Boron de Argentina, entre otros, discutirán sobre la globalización y la mundialización, la ofensiva del libre cambio, la teoría de la guerra infinita y la lucha por la hegemonía cultural.
Ya en Mar del Plata, y a partir del primero de noviembre, se realizan el Foro Sindical, el taller sobre el ALCA y la apertura cultural “Nuestra América”. El miércoles comenzarán los foros de educación, de salud y medio ambiente, el Foro Tierra y Soberanía Alimentaria, la conferencia sobre la militarización, el taller sobre la Organización Mundial de Comercio, y la actividad sobre la Integración Pueblos de la Región. El jueves arranca con la conferencia, taller sobre la distribución de la riqueza. Siguen el Foro de Energía y el tribunal de género. A la tarde se realiza la Conferencia Alternativa para las Américas de la Alianza Social Continental. El plato fuerte es a la noche con la Asamblea de los Pueblos.
El viernes será el día anti Bush. La CTA convocó a un paro nacional y a repudiar al norteamericano con movilizaciones en todas las plazas del país. La frutilla será el acto público en el que hablará Chávez y luego tocarán Manu Chao y Silvio Rodríguez. “En Mar del Plata se van a enfrentar dos proyectos que confrontan por el orden político latinoamericano. Bush y su propuesta de liberalización y Venezuela con Chávez, que plantea que el capitalismo no soluciona las necesidades de los pueblos de América latina y que por eso hay que pensar en el socialismo”, comenta a este diario el economista Julio Gambina de Attac. Pérez Esquivel sostiene que “el libre mercado que pregonan no es más que un título porque en realidad son los países poderosos los que controlan los precios y el desarrollo económico”. El mexicano Héctor de la Cueva afirma que “todas las promesas que nos hicieron se convirtieron prácticamente en lo contrario. Dijeron que habría más empleo y hoy tenemos menos puestos de trabajo que en 1994; dijeron que habría mejores empleos y los que se crearon son precarios, con alta desprotección laboral; dijeron que se emparejarían los salarios de los mexicanos con los de los norteamericanos y hoy nuestros jornales valen un tercio menos que antes del Tratado de Libre Comercio. Dijeron que habría más inversiones y las que ingresaron fueron para comprar emprendimientos existentes como bancos o supermercados”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.