EL PAíS › LAS DISCUSIONES POR EL DOCUMENTO DE LA CUMBRE

Por un camino de piedras

La redacción del documento final de la Cumbre de las Américas y el tironeo que éste produce, son un buen termómetro de las discusiones que pueden esperarse del cónclave que reunirá en Mar del Plata a 34 delegaciones de América latina. En otro intento por acercar posiciones, mañana en el Palacio San Martín volverán a cruzarse los miembros del Grupo de Revisión e Implementación de Cumbres. Conocedores de las diferencias, los argentinos que participan dicen que “el documento estará listo a último minuto”.
El dato contradice el optimismo que pocos días atrás mostró el canciller Rafael Bielsa cuando dijo que “el documento está prácticamente concluido”. Es el vice canciller Jorge Taiana quien reconoce que entre la mayoría de las delegaciones y los representantes de Estados Unidos y Canadá “hay fuertes diferencias ideológicas” aunque también “hay diálogo, se construyó un lenguaje común”. El lunes no se agotan las discusiones y los integrantes del GRIC ya agendaron la próxima reunión para el lunes 31 de octubre en Mar del Plata. La cercanía del comienzo de la Cumbre va acortando los espacios.
La pulseada no es menor. “Ellos vienen por todo”, dijo a este diario un funcionario argentino sobre la actitud de las delegaciones norteamericana y canadiense. Para ambos países el principal logro sería convertir esta cumbre en la cumbre del ALCA. Para el resto, el logro sería neutralizarlo aún a costa de convertir el último documento en una pieza despojada de definiciones importantes. A la hora de las suspicacias, entre los funcionarios argentinos la posición que finalmente asuman los chilenos es una gran incógnita. No por nada Chile es uno de los países que suscribió un tratado de libre comercio con Estados Unidos.
Desde que las discusiones por la formación de un área de libre comercio se empantanaron a nivel regional, la estrategia de la administración norteamericana fue suscribir tratados bilaterales. Encabezados por el representante de los Estados Unidos en la OEA, John Maisto, insisten en retomar las discusiones desde el punto en que habían quedado. Los norteamericanos hasta señalan que el fuerte crecimiento que tuvo América latina en el 2004 se debe a las reformas encaradas en los ’90. “Vamos caminando derechito y por las piedras”, fue la figura que, en diálogo con este diario, empleó un diplomático argentino para mostrar el difícil equilibrio de las negociaciones.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Por un camino de piedras
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.