EL PAíS › LOS CONTACTOS ENTRE KIRCHNER Y TABARE

El teléfono descompuesto

El canciller uruguayo dijo que los mandatarios hablaron por teléfono antes de que Argentina decidiera ir a La Haya. Luego se cortó el diálogo.

El canciller uruguayo Reinaldo Gargano insistió ayer en que hubo una conversación telefónica entre los presidentes Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez para intentar llegar a “una solución normal” en el conflicto por las papeleras que se están construyendo sobre la vera del río Uruguay y son rechazadas por los vecinos de Gualeguaychú por los riesgos de contaminación que implican. De todas formas, el funcionario tuvo que aclarar que ese diálogo fue previo a la decisión argentina de llevar el caso al tribunal internacional de La Haya. Esto desinfla las expectativas de que haya una negociación con grandes perspectivas. El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, de hecho ya negó que ambos mandatarios estén embarcados en buscar una salida.

Gargano dio ayer más detalles sobre el diálogo telefónico, que había sido adelantado el viernes por un comunicado de la Cancillería uruguaya. “Vázquez me pidió que lo transmitiera a la opinión pública”, insistió Gargano. “Sé que los dos demostraron la voluntad de que las relaciones nuestras sigan buen (camino) y que este tema tenga una solución normal y que seamos nosotros los que le demos esa solución”, señaló en declaraciones radiales. Pero Gargano también admitió que tras ese diálogo se cerraron las negociaciones con la decisión argentina de recurrir a La Haya. “Quedaron cortadas porque hubo un anuncio de Argentina de que el tema se iba a llevar como litigio a la corte de La Haya”, aseguró.

De este lado del río, el mismo día en que el gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti, se reunía con Kirchner, ya circulaban rumores diplomáticos de que ambos presidentes habían conversado.

El canciller uruguayo tampoco descartó una cumbre entre Kirchner y Vázquez para intentar destrabar la controversia, aunque advirtió que debería existir “preparación del terreno” entre las cancillerías. “Debemos trabajar los cancilleres para que abramos caminos a la solución y que la cuestión sea un éxito y que vuelva la calma y la tranquilidad”, enfatizó.

Desde la Cancillería argentina, interpretaron el comunicado de Uruguay como una estrategia de ese país para mostrarse dialoguista. En el Palacio San Martín recordaron que cuando se formó la comisión bilateral también pareció abrirse una vía de diálogo, pero el gobierno uruguayo retaceó información sobre las dos plantas de celulosa y la comisión finalmente emitió dos informes separados y opuestos.

“Los contactos entre las cancillerías son permanentes. Yo hablé con el canciller (argentino, Jorge) Taiana el jueves y me invitó a una reunión el día 15”, afirmó. Gargano dice que puso requisitos: “Vamos a negociar en la medida en que haya condiciones de paz. No resultaría comprensible que nos sentáramos a negociar sobre las papeleras si además siguen los cortes y se bloquean los camiones chilenos”. También criticó el posible litigio en La Haya. “Dijimos que esa era una medida grave entre dos países hermanos que han resuelto siempre sus problemas por la vía de la negociación”, remarcó. Y cuestionó el informe argentino ante el Grupo Técnico de Alto Nivel. “Está probado que en la Comisión el tema fue planteado y consta en actas que se dio autorización para que se instale la planta”, advirtió.

Compartir: 

Twitter
 

Kirchner y Tabaré hablaron una vez. Después se enfrió el contacto.
Imagen: EFE
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.