EL PAíS

Volvieron los asados a la sede del PJ para hablar de la concertación

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, reunió a 88 diputados en la sede de Matheu. Explicó la concertación K en dos etapas: primero incorporando dirigentes y luego haciendo alianzas.

 Por Martín Piqué

La “concertación” está en boca de todo el mundo. Ya sea del oficialismo, para fortalecer una eventual candidatura K, o de la oposición, que imagina alianzas para presentar un rival lo más competitivo posible. Un ejemplo de este panorama quedó claro el martes a la noche, en la reunión que el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, tuvo con los diputados nacionales del Frente para la Victoria. La cena se realizó en la sede del Consejo Nacional del PJ, en Matheu 130. El escenario reflejó uno de los objetivos que se plantea la Rosada para las próximas elecciones: la conformación de un frente electoral con el peronismo como eje. En el encuentro, Fernández planteó que la búsqueda de un “espacio plural” tendrá dos etapas. La primera, de incorporación de dirigentes en forma individual; la segunda, de alianza con otros partidos políticos.

La frase que mejor describe lo que se habló en la charla la pronunció el jefe de Gabinete. “No somos todos los que estamos, ni estamos todos los que somos”, subrayó. Los 88 diputados que estuvieron presentes –sobre un total de 117 que integran el bloque del Frente para la Victoria– interpretaron esa expresión como una prueba de que el Gobierno pretende sumar a otros sectores para construir una nueva coalición política. El armado incluye a algunos miembros del peronismo (pero no a todos) y a figuras de otros sectores, que ocuparían algunas candidaturas en las listas del oficialismo. “La consigna ahora es animarnos a convocar”, dijo Fernández durante la cena, que se prolongó hasta la una de la madrugada.

El encuentro comenzó con una demora de veinte minutos, porque los diputados venían de una interpelación al ministro de Educación, Daniel Filmus. Una vez que llegaron los legisladores, el anfitrión hizo un balance del acto del 25 de Mayo desde la óptica nacional. Luego preguntó cómo había sido la convocatoria en cada provincia. Entonces hablaron los diputados de los distritos del interior. “Cada uno contó cómo había sido la movilización en su provincia. Todos coincidieron en que hubo que bajar gente de los micros. El interés por ir a la Plaza era muy grande y no había lugares”, contó a Página/12 uno de los legisladores que participó de la comida, un asado criollo. Después del balance llegó el tiempo de las demandas: los diputados pidieron apoyo para el oficialismo de sus respectivas provincias en las elecciones de 2007.

Durante la cena, Fernández realizó un diagnóstico del sistema político, al que consideró “en crisis”. “Está tan destruido el sistema de partidos, tan poco consolidado, y los partidos en forma particular, incluido el PJ, que en una primera etapa es mucho más fácil avanzar con contactos dirigenciales. Eso no significa que no se puede hablar también con los partidos, pero después, cuando se consoliden las estructuras partidarias”, reconstruyó ante Página/12 un legislador que estuvo en la reunión. Después del análisis de la coyuntura política, el jefe de Gabinete analizó con el titular de la Cámara de Diputados, Alberto Balestrini, y el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, cuáles son los proyectos de ley que el Ejecutivo necesita aprobar en los próximos meses. Otro tema que se analizó en la charla fue el acto del 24 de mayo en plaza San Martín, convocado por familiares de víctimas de las organizaciones armadas de los ’70. Ese acto derivó en reivindicaciones del terrorismo de Estado y agresiones a periodistas. El tema ganó más espacio en la agenda tras los incidentes que se produjeron durante el discurso del Presidente en el Colegio Militar. La cuestión no podía ser ajena a la charla del jefe de Gabinete con los legisladores. “En la institución hay gente que se resiste al cambio. La mayoría de sus cuadros entienden que hay que cambiar, que quieren Fuerzas Armadas modernizadas, más pequeñas, con buenos salarios”, planteó durante la cena el jefe de Gabinete.

–¿En la reunión hablaron de Lavagna? –preguntó Página/12 a uno de los participantes de la comida del lunes.

–No, de Lavagna no hablamos –contestó. Debe haber sido el único encuentro K de los últimos días en el que no se habló del ex ministro.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, busca un diálogo más fluido con los diputados.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.