EL PAíS › KIRCHNER SE REUNIO CON INTENDENTES Y DEFENDIO LOS PROYECTOS

“Hay que buscar opciones superadoras”

“Hay que tener coraje para buscar opciones superadoras, nuevos espacios.” Desde el ya famoso atril del Salón Blanco de la Casa Rosada, escenografía repetida cada vez que quiere dirigir un mensaje directo a la población, el Presidente invitó ayer a unos setenta intendentes de todo el país, la mayoría radicales, aunque también vecinalistas y del PJ, a integrar una nueva coalición con vistas a las elecciones del año próximo. Sin embargo, y aunque parezca contradictorio, también exhortó a que no se diluyan las identidades y a concentrarse en la gestión. “Hay que recuperar la ética perdida en la política. Que los radicales sigan siendo radicales y los peronistas sigan siendo peronistas”, instó. Además, aprovechó para defender los proyectos del oficialismo en el Congreso y responderles a quienes acusan al Gobierno de pretensiones hegemónicas: “Algunos tienen angustia oral, otros tienen angustia electoral. Y así les va después”.

El encuentro había sido organizado por el dirigente radical de Corrientes Roberto Porcaro, a través de Compromiso K. La iniciativa tenía el aval del propio secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, uno de los jefes de esa agrupación kirchnerista. Pareció un gesto simbólico que el funcionario compartiera la cabecera del Salón Blanco con el jefe de Gabinete. Para las cámaras, Fernández y Zannini aparecieron sentados a la misma mesa, muy cerca el uno del otro. Frente a ellos esperaban unos setenta intendentes de todo el país, la mayoría del radicalismo.

“Los convoco para trabajar juntos y coordinar proyectos de trabajo. Les pido que se liberen de prejuicios para encontrar propuestas superadoras”, dijo el Presidente. Kirchner, quien se proponía defender el proyecto para reglamentar la utilización de decretos de necesidad y urgencia (DNU), aprovechó la ocasión para cargar contra “ciertos medios” y “ciertos periodistas”. A las empresas de medios les reprochó su responsabilidad en la crisis, aunque no dio nombres. A los periodistas (“aunque no todos”, aclaró), los responsabilizó por reproducir ideas que atribuyó “al tren fantasma del pasado”. Se refería a la mención del “botín electoral”, en referencia a supuestos intentos de cooptación de intendentes a través del ofrecimiento de obra pública.

El acto no duró mucho porque Kirchner tenía previsto encabezar la cena de camaradería de las Fuerzas Armadas, para lo cual debía ir hasta El Palomar (ver página 7). “Me hubiera gustado tener más tiempo para estar con ustedes. Yo también fui intendente y sé lo que es el compromiso de que te golpeen la puerta a las dos de la mañana”, dijo Kirchner. Sus invitados, todos jefes comunales del país, aplaudían entusiasmados. Luego volvió a cargar contra quienes le cuestionan al Gobierno la búsqueda de “hegemonía”. Y lo hizo con ironía. “Algunos tienen angustia oral, otros tienen angustia electoral. Y así les va después”, cargó. Los presentes festejaron su ironía. “No los entiendo. Si nosotros tenemos que gobernar todos los días. Demostremos a la sociedad que a nosotros lo que nos interesa es gestionar”, finalizó Kirchner.

Compartir: 

Twitter
 

El Presidente recibió a sesenta intendentes de todo el país.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.