EL PAíS

Un boomerang para el juez Bonadío en el Consejo de la Magistratura

Fue citado para el 3 de octubre. Está acusado de “parcialidad”. Es por no haberse apartado en una causa contra el ex ministro de Justicia Horacio Rosatti, quien lo había denunciado por su inactividad en la investigación sobre las irregularidades del caso AMIA.

El Consejo de la Magistratura citó al juez federal Claudio Bonadío para interrogarlo por supuesto mal desempeño de sus funciones, en un caso abierto por una denuncia del ex ministro de Justicia Horacio Rosatti. La audiencia en la que el juez deberá defenderse del cargo de “parcialidad” fue convocada para el próximo 3 de octubre y dará vuelta una situación exactamente inversa, ya que un año atrás era Bonadío quien había citado a Rosatti a una indagatoria, tras considerarlo sospechoso de negligencia.

La historia comenzó a mediados del 2005, cuando Bonadío tenía a su cargo una causa por las malas condiciones de vida en las cárceles. Según Beinusz Szmukler, integrante de la Comisión de Acusación, entonces “debió haberse excusado de actuar, porque había sido denunciado ante el Consejo de la Magistratura por su papel en una causa paralela al caso AMIA, que tenía parada. La denuncia contra el juez había sido presentada por el Ministerio de Justicia, era evidente que por una decisión de Rosatti”.

A pesar de esto, Bonadío “se quedó con el expediente sobre las cárceles, siguió actuando cuando fue recusado y citó a indagatoria a Rosatti, haciéndolo responsable de la situación carcelaria y ordenándole que en treinta días regularizara todas las instalaciones de gas y electricidad”. Rosatti no concurrió a declarar y demandó a Bonadío ante el Consejo.

En octubre, sus superiores de la Cámara Federal lo apartaron de la causa cárceles por “falta de imparcialidad”, haciendo lugar a un pedido de Rosatti. El ex ministro se había quejado de que Bonadío lo había citado por una “venganza”.

El dictamen, aprobado por los consejeros Beinusz Szmukler, Luis Pereira Duarte, Federico Storani y Marcela Rodríguez, pregunta cómo hubiera concretado Bonadío, en 30 días, la “clausura preventiva” de las penitenciarías, cuando la población carcelaria “está a disposición de muchos otros jueces”.

“Resultaría de interés oír sus explicaciones –expresa el dictamen de la Comisión de Acusación– con relación a la causal de mal desempeño” y “un mayor esclarecimiento acerca de su negativa a apartarse (de la causa sobre las cárceles) cuando el motivo de la recusación era real, claro, concreto y se fundaba en la ley procesal”. En disidencia votaron los consejeros Diana Conti y Nicolás Fernández.

Bonadío podrá, si así lo prefiere, no ir a la audiencia de octubre y mandar su descargo por escrito.

Las acusaciones de mal desempeño y parcialidad son causales de remoción, aunque en el Consejo evalúan como poco probable que por esta denuncia vaya a ser desplazado. Bonadío también está imputado de presunto mal desempeño en otra causa, conocida como la causa de la “Contraofensiva”, en la que mandó presos a Fernando Vaca Narvaja y Roberto Perdía y de la que también fue separado.

Las detenciones ocurrieron en agosto del 2003. Los ex jefes montoneros fueron dejados en libertad por la Cámara el 20 de octubre de ese año (también hubo una orden de arresto contra Mario Firmenich, que se mantuvo prófugo todo ese tiempo), Perdía y Vaca Narvaja demandaron al juez por los posibles delitos de prevaricato y privación ilegítima de la libertad. Pero los camaristas señalaron que si bien su desempeño había sido cuestionable, no constituyó ningún delito.

En tercer lugar tiene la denuncia por no haber investigado las irregularidades, encubrimientos y las pistas falsas plantadas en el expediente AMIA, pero el tema fue congelado por la mayoría oficialista del propio Consejo de la Magistratura.

Compartir: 

Twitter
 

El juez federal Claudio Bonadío fue citado por el Consejo para el próximo 3 de octubre.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.