EL PAíS › ANUNCIARIAN LA REGULARIZACION DE LA DEUDA CON EL CLUB DE PARIS

Entre los negocios y la diplomacia

Kirchner se reunirá hoy en Nueva York con el presidente de Paraguay y su esposa hablará en la Universidad de Columbia. La expectativa está puesta en el encuentro con el primer ministro de Italia.

 Por Fernando Cibeira
Desde Nueva York

El presidente Néstor Kirchner llegó ayer a Nueva York para participar de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que comenzará mañana con un cóctel de bienvenida que brindará el titular del organismo, Kofi Annan. Mientras la ciudad comienza a ponerse a tono con el arribo de algunos de los participantes al encuentro, la comitiva argentina ya está instalada en el hotel Four Seasons, en la elegante Quinta Avenida. Un importante integrante de la delegación adelantó que en el encuentro bilateral que Kirchner mantendrá con el primer ministro de Italia, Romano Prodi, no está previsto ningún anuncio, por lo que se desinflaron las expectativas en cuanto a una posible reapertura del canje de la deuda para los bonistas que quedaron afuera, muchos de ellos italianos. “Para hacer eso habría que modificar una ley y no está previsto. En lo que estamos trabajando es en la deuda con el Club de París; ahí habrá una propuesta antes de que termine el año, pero para el tema de los bonistas no hay nada”, explicó la fuente. Si hay algún anuncio mañana, entonces, correrá por exclusiva cuenta de Il Professore.

El Boeing de Aerolíneas en el que viajaron el Presidente y su comitiva aterrizó a las siete en el JFK. Al pie de la escalerilla los recibieron el embajador en Washington, José Octavio Bordón, y el representante ante la ONU, César Mayoral. Menos de una hora después, Kirchner ya estaba en su suite en el Four Seasons, su hotel favorito en sus últimos viajes a Nueva York. Es que pese a que es un moderno cinco estrellas, no está en el circuito de los jefes de Estado y allí no debe sufrir la incomodidad de alternar con otras delegaciones. Más bien si se cruza con alguien en sus pasillos será con alguna estrella del cine o del deporte. Kirchner y su mujer, la senadora Cristina Fernández, pasearon ayer poco y nada pese al espléndido día con que los recibió Nueva York. Junto al jefe de Gabinete, Alberto Fernández, fueron a comer al restaurante Bice, a dos cuadras de su alojamiento. Junto a ellos vinieron el ministro de Planificación, Julio De Vido, y el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini. El canciller Jorge Taiana los esperaba desde el sábado porque vino en un vuelo desde Alemania. La ministra de Economía, Felisa Miceli, en tanto, llegará mañana desde Singapur, a tiempo para el anuncio de regularización de la deuda con el Club de París.

El Presidente iniciará su actividad oficial hoy, cuando se reúna con el presidente de Paraguay, Nicanor Duarte Frutos. Aunque se vieron en julio pasado en Asunción, el paraguayo solicitó el encuentro para discutir algunas cuestiones pendientes. Una seguramente será el acuerdo suscripto con respecto a la represa de Yacyretá, la reanudación de las obras y la deuda que mantiene Paraguay.

Hoy también será la principal actividad de Cristina de Kirchner en este viaje. A las 14 está previsto que exponga en la Universidad de Columbia ante unos cincuenta alumnos que cursan la maestría en Ciencias Políticas y Relaciones Exteriores. Al término de su exposición sobre desarrollo en América latina y los efectos perniciosos de la globalización, los alumnos podrán realizar preguntas.

Los puntos fuertes de la agenda del Presidente serán entre mañana y el jueves. El principal: el encuentro con Prodi, que servirá para volver a encarrilar el vínculo bilateral. Si se logra, no será en base a anuncios. La reapertura del canje de la deuda para los bonistas italianos que quedaron fuera del canje, un reclamo por el que en su momento presionaron desde el G-7 hasta el FMI, volvió a quedar descartada. En cambio habrá una promesa de pronta regularización de la deuda con el Club de Paris.

Esta deuda había generado inconvenientes en el vínculo con los países europeos, que tenían en cuenta la recuperación argentina y la mora del país en ponerse al día. La tardanza era señalada como una dificultad para la llegada de inversiones. Se había especulado con que el Gobierno llegara a un acuerdo país por país, pero en el Club de París aseguraron que eso era inviable.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente Néstor Kirchner llegó ayer a Nueva York y fue a almorzar al restaurante Bice.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.