EL PAíS › DOCUMENTO FINAL DE LA CUMBRE IBEROAMERICANA

Con el eje en la migración

 Por F.C.

Los representantes de los 22 países que participaron de la XVI Cumbre Iberoamericana suscribieron ayer el documento final sobre “Migración y Desarrollo”, resultado de los debates de este evento que contó con ausencias tan notorias como sus presencias. “Hay que actuar sobre las causas que provocan las migraciones”, sostuvo el anfitrión Tabaré Vázquez en su discurso final –de los muchos que pronunció en estos tres días– en el que sintetizó el eje de las ponencias que se escucharon en Montevideo: que mejor que criminalizar a los emigrantes es ayudar al desarrollo de sus países de origen.

Con ese objetivo, se lanzó un plan de alfabetización, un fondo de agua potable y España prometió para 2008 un fondo especial para Centroamérica. En el cierre también tuvo protagonismo la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, quien será la anfitriona de la Cumbre 2007, que se hará en Santiago en noviembre. “Apuntamos a países y sociedades que incluyan”, dijo la chilena. Hubo despedidas con aplausos para dos que ya no estarán en la próxima cita: el mexicano Vicente Fox y el ecuatoriano Alfredo Palacio, cerca del fin de sus mandatos.

Convaleciente Fidel Castro, tampoco viajó su hermano y sucesor, Raúl. Cuba estuvo representada por su vicepresidente, Carlos Lage, quien centró su discurso en Estados Unidos. “Un latinoamericano que va a vivir a los Estados Unidos es un emigrante. Si es cubano se dice entonces que es un exiliado político que huye del régimen comunista”, subrayó.

Como ya había sido acordado por los cancilleres el viernes, junto con la Declaración de Montevideo se firmaron una serie de comunicados especiales.

El más trascendente de ellos condena el muro que Estados Unidos planea levantar en la frontera con México. La cuestión generó los más duros debates previos. España –que tiene sus “muros” y sus problemas con la emigración africana en Ceuta y Melilla– no quería que la cuestión quedara plasmada en el documento final y consiguió su objetivo.

Fueron los puntos destacados de una cumbre que podría considerarse “privatizada” –se desarrolló casi íntegramente en un hotel de lujo– y enmarcada en estrictas medidas de seguridad que convirtieron todo el casco montevideano en zona de exclusión por el que no podían circular ni automovilistas ni peatones.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.