EL MUNDO › PARA LOS DEMOCRATAS, LA CONDENA A SADDAM NO INCIDE EN LAS URNAS

¿Un arma de los alicaídos republicanos?

 Por Andrew Buncombe *
Desde Washington

Estados Unidos votará mañana en los comicios de mitad de término y los últimos sondeos sugieren que los demócratas podrían ganar el control de la Cámara de Representantes y posiblemente también el premio del Senado. Tal resultado sería devastador para el Partido Republicano, pero también para George W. Bush, cuya impopularidad en todas partes debido a Irak ha puesto a su partido en la vereda defensiva. La pregunta que confrontó a los políticos ayer era si la condena de Saddam Hussein podría tener un impacto de último momento en las urnas.

Incluso después de las elecciones será difícil determinar hasta qué punto la sentencia de muerte de Saddam tuvo un efecto en el electorado. En mayor medida depende de si el anuncio dispara más violencia en Irak, echando leña a la preocupación general sobre una guerra que ya ha causado la muerte de más de 2800 norteamericanos y 655 mil iraquíes.

El rating de Bush subió con la captura de Saddam –en un lugar cercano a su ciudad natal Tikrit en diciembre del 2003– y luego con la muerte del jefe de Al Qaida en Irak, Abu Musab al Zarqawi, en la ciudad de Baquba, en junio pasado. Ayer –mientras la Casa Blanca se mostraba satisfecha por el anuncio, elogiando por su “independencia” al Poder Judicial iraquí– negó que Estados Unidos hubiera jugado algún papel en la fecha del veredicto. “Es absurda la idea de que hemos complotado con los iraquíes”, dijo a la CNN el vocero presidencial, Tony Snow.

Reconocidos demócratas dijeron que creían que el veredicto era justo y que su anuncio no tendrá impacto en los comicios. Tom Santos, un destacado demócrata en el Comité de Relaciones Exteriores, señaló que la sentencia a Saddam “no va a distraer a los estadounidenses del principal tema de presión: la necesidad de cambiar la política del país con Irak, tanto la conducción de la guerra como la patética intención de reconstruir el país”. Howard Dean, el jefe del Comité Nacional Demócrata, señaló: “Irak está en el medio de una guerra civil y crecerá más la violencia sectaria con la sentencia”. “No sorprende a nadie que el veredicto final coincida con las elecciones legislativas”, dijo Richard Palk, profesor de Derecho Internacional de la Universidad de Princeton. “El gobierno norteamericano debería sentir vergüenza de haber corrompido la Justicia internacional al orquestar cada fase del juicio en Bagdad, de principio a fin, para desviar la opinión pública del fracaso de su política con Irak.” Agregó que “el juicio podría haber sido un importante modo de documentar la brutalidad del régimen de Saddam Hussein, más que trabajar por los imperativos de la política interna de EE.UU”.

Durante la campaña presidencial, hace dos años, el otro cuco de los norteamericanos, Osama bin Laden, difundió un video justo dos días antes de las elecciones. En la cinta, Osama amenaza a los estadounidenses con más ataques, al decir que “Bush sigue ocultándoles la verdad y entonces las mismas razones están presentes para repetir lo que pasó el 11-S”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice
  • TRAS CONOCER EL FALLO, EL DEPUESTO LIDER AFIRMO QUE ES EL LEGITIMO PRESIDENTE DE IRAK
    Saddam fue condenado a morir en la horca
  • EL RETRASO DE LOS COMPUTOS IMPIDIO CONFIRMAR EL TRIUNFO DE ORTEGA
    Voto masivo y suspenso en Nicaragua

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.