EL PAíS › MENEM VOLVIO A LANZAR SU CANDIDATURA PRESIDENCIAL

“Estoy más activo que nunca”

En los últimos tiempos logró ser noticia por dos episodios: un desmayo en Córdoba, producto de una descompensación, y el cambio de tonalidad de su cabellera. Anoche volvió a dar la nota, pero más que por anunciar formalmente el lanzamiento de su candidatura a presidente para el 2007 por asegurar que le falta “muy poco para ganarle” en las urnas al gobierno de Néstor Kirchner.

“No quiero que haya más especulaciones sobre el tema. Soy el candidato para 2007 y falta muy poco para nuestro triunfo en octubre del año que viene, falta poco para la extremaunción de este gobierno”, atizó a sus simpatizantes.

El regreso de Menem fue en Costa Salguero, en un colmado salón, donde informó que recorrerá el país y anticipó que la semana que viene estará en La Matanza, el distrito más populoso de la provincia de Buenos Aires. Fueron precisamente dos dirigentes bonaerenses, los hasta ahora desconocidos Mercedes Landa y Andrés Berendorf, quienes le armaron a Menem, bajo la sigla Lealtad y Dignidad, una recepción para devolverle algo del protagonismo perdido.

Menem fustigó a quienes hablan de “menemismo residual” y dijo que sus seguidores constituyen “la verdadera militancia justicialista”. La alusión no fue al azar: ninguno de sus históricos laderos dijo presente en la cena. Ni Alberto Kohan, ni Carlos Corach, ni Eduardo Bauzá, por sólo nombrar tres de los más conocidos.

Esas ausencias fueron todo un símbolo que lejos de hablar de una renovación revela la falta de acompañamiento a una nueva aventura electoral. Es que son muchos menemistas de pura cepa, aun aquellos que no tendrían espacio en otro lugar que no sea al calor del ex mandatario, que no comulgan con la idea de “Menem Presidente”. Algunos, incluso, sospechan que el lanzamiento oficial del riojano fue una manera de mantenerse en el candelero pero que las chances reales de pelear una elección son exiguas. Menem sabe de esto pero desde lo discursivo explota el lugar de víctima. “Lanzaron una campaña de difamación y pensaban que me iban a tumbar, pero acá estoy, más activo que nunca, con hombres y mujeres luchando por nuestros principios”, señaló. En ese marco negó la posibilidad de una alianza con Roberto Lavagna o el radicalismo.

En materia internacional, Menem cuestionó el acercamiento con el venezolano Hugo Chávez y reclamó un encuentro entre los presidentes Kirchner y Tabaré Vázquez para solucionar el diferendo por las pasteras instaladas en Uruguay. “Lo peor que nos puede pasar es que las aguas del río Uruguay se contaminen con la sangre de los argentinos y uruguayos, este Presidente tiene miedo de enfrentar a la gente”, dijo.

Fue igual de duro al observar la política económica y acusar a Kirchner de “robar todos los días con las obras públicas”. Pero fue más allá: “Este es el gobierno más corrupto de todos. Me hicieron de todo, pero yo soy un ángel y los demonios son ellos”, buscó el contraste Carlos “el ángel” Menem ante un público adicto y generoso para el aplauso.

Compartir: 

Twitter
 

Con nuevo look, Menem habló en Costa Salguero.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.