EL PAIS › DURO CRUCE ENTRE URUGUAY Y ARGENTINA EN LA CORTE DE LA HAYA

Primer round que no fue de estudio

En la primera jornada en La Haya, los uruguayos acusaron a la Casa Rosada de “pasividad” ante los cortes de ruta. Los representantes argentinos consideraron “artificial” esa postura del país vecino y cuestionaron la competencia del Tribunal.

En el primer día de audiencia en el Tribunal Internacional de la Haya, Uruguay se quejó por la “pasividad” de Néstor Kirchner ante los cortes de ruta y la Argentina negó que el bloqueo tenga incidencia alguna en la economía del país vecino. Además, consideró “artificial” vincular los cortes con la cuestión de fondo. O sea, sobre lo que en algún momento deberá fallar el Tribunal, que es la construcción de fábricas de pasta de celulosa en la ciudad de Fray Bentos.

No obstante los duros cruces, la estrategia del equipo legal argentino se centró en cuestionar la competencia del Tribunal, al entender que no tiene autoridad sobre cualquier conflicto sino únicamente sobre aquellos vinculados con el Tratado del Río Uruguay, que no contemplaría los bloqueos en los cruces internacionales.

“La demanda de Uruguay no cumple ninguna de las condiciones requeridas en el estatuto de la Corte. Estuvimos esperando toda la mañana qué artículo del Tratado de 1975 sería citado y no hemos escuchado ni uno”, fue el textual del jurista argentino Marcelo Cohen.

La petición de Montevideo tiene un carácter preliminar, lo que en el Estatuto de la Corte se entiende como un pedido de carácter “urgente”. La jefa de los asesores legales de la Cancillería, Susana Ruiz Cerutti, quien encabeza la delegación argentina, negó que la solicitud uruguaya cumpla con ese requisito de urgencia, por lo que desestimó la competencia del Tribunal para aceptar la petición de Montevideo.

Para Ruiz Cerutti, no existe relación entre el bloqueo del tránsito entre Uruguay y Argentina y la construcción de la pastera, por lo que la petición de medidas preliminares no puede encuadrarse en el contexto que los enfrenta en estos momentos ante La Haya.

Como si fuera poco, Ruiz Cerutti echó mano al Tratado de Asunción para insistir con la estrategia de correr de escena a la Corte de La Haya. Es que el propio tratado de marras impide recurrir a dos órganos por el mismo tema y, vale recordar, Uruguay ya hizo uso del mismo ante el Tribunal Arbitral del Mercosur, que en septiembre falló en contra de Argentina sobre el controvertido tema.

“El sistema de reglamento de diferendos del Mercosur del Tratado de Asunción excluye la posibilidad de dirigirse a otra instancia. Es Uruguay el que lo ha elegido”, dijo Ruiz Cerutti. Y una “perlita”, según la delegación argentina: fue el propio Uruguay el que, en su demanda ante el Mercosur, desligó los cortes de la construcción de las pasteras.

Uruguay, en su carácter de país demandante, inició la audiencia a las 10 de la mañana y prolongó su exposición hasta las 13 (hora holandesa). Los representantes uruguayos Héctor Gros Espiell, Alan Boyle y Luigi Condorelli hicieron eje en la supuesta “inacción” de las autoridades argentinas frente a los recurrentes cortes de los asambleístas. Más aún, aseguraron que los daños que se están produciendo en la economía de su país por las manifestaciones populares son “irreparables”.

Los juristas enviados por Uruguay también expusieron declaraciones de distintas autoridades argentinas para confirmar su denuncia por supuesta “inacción”. Por ejemplo, tomaron unas de Kirchner en las que dice que no va a “levantar las manos contra el pueblo” y otras del ministro del Interior, Aníbal Fernández, y del gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti, que van en ese mismo sentido.

Desde el lado argentino remarcaron a este diario la utilización “maniquea” de los textuales, ya que no incluyeron tramos en los que tanto el Presidente como el resto de los citados manifestaron su oposición a los cortes de ruta.

Se trata, al fin, de un hecho no menor. Es que si bien no lo expresaron abiertamente, en Montevideo consideran a la asamblea una suerte de “fuerza de choque” del gobierno argentino. Dicho de otro modo: que los vecinos de Gualeguaychú responden a la voluntad de la administración kirchnerista para buscar por los hechos aquello que no se logra por la vía del derecho.

En el descargo argentino, a lo largo de casi tres horas, tanto Cerutti como Cohen y también Alain Pellet –profesor de Derecho Internacional en la Universidad de París– no dudaron en desbaratar la argumentación charrúa recordando que la construcción de la pastera Botnia “goza de excelente salud”. “Estos bloqueos no tuvieron el menor efecto sobre la construcción de las usinas. Botnia no deja de decir que la planta estará lista para fines de 2007, tal como estaba previsto. Ya está el 70 por ciento de la construcción programada, la construcción continúa de manera natural, incluso acelerada”, dijo Ruiz Cerutti. A lo que Pellet agregó: “Uruguay no dio ninguna prueba del supuesto perjuicio de los cortes de ruta sobre la construcción de la planta de Botnia”.

Al contrario, según expusieron los argentinos, hay cifras globales que demuestran un crecimiento de movimiento de personas y mercancías durante el período de los cortes. Cortes que, según redondeó Ruiz Cerutti, fueron “intermitentes, parciales y locales”.

Hoy será el turno de la segunda audiencia. Según trascendió, la Corte daría a conocer su resolución “a la brevedad”. En la delegación argentina evitaron ayer –a diferencia de otros días– hablar de optimismo o falta de razones para sostenerlo. Prefirieron reducir todo al término “satisfacción” por el trabajo realizado ante el Tribunal de La Haya.

En ese sentido, la delegación argentina no pasó por alto la “militarización” ordenada por Tabaré Vázquez alrededor de Botnia y que el domingo el propio presidente uruguayo ordenó replegar en un gesto para descomprimir la tensión entre los países. “Exacerba el conflicto”, fue el textual de la delegación argentina.

Compartir: 

Twitter
 

Marcelo Cohen, Alain Pellet y Susana Ruiz Cerutti.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.