EL PAíS › LAVAGNA ANUNCIA SU APOYO EN LA CIUDAD

Amague para el lunes

 Por Julián Bruschtein

De los principales candidatos para competir por la presidencia en las elecciones de octubre, sólo falta el ex ministro de Economía Roberto Lavagna para saber a quién le dará su apoyo en los comicios en que los porteños elegirán quién será el futuro jefe de Gobierno. Ayer anunció que lo hará público el lunes y esbozó cuál será su idea, pero sigue sin despejar la incógnita.

Desde que el presidenciable Lavagna se asoció oficialmente a la Unión Cívica Radical (UCR), se vio en la obligación de modificar sus estrategias. En una entrevista difundida ayer, el dirigente opositor dijo que “los criterios conducen obviamente a que (Daniel) Filmus está excluido” de sus preferencias, y que “cuando uno ve esa coalición Carrió-Telerman, es risible. Porque Carrió se la pasó denunciando que Telerman era socio de De Vido a través del Ministerio de Obras Públicas”, aunque parece que esto último no estaba dirigido hacia el jefe de Gobierno sino directamente a su competidora.

Desde el entorno del economista decían “desconocer el contenido de la conferencia del lunes”, pero entendían que “lo único que tenemos muy claro es que está absolutamente descartado Filmus”. En ese sentido se explayaron los seguidores del ex ministro consultados, quienes explicaron que “va a haber un pronunciamiento claro y preciso hacia la negativa de los candidatos del oficialismo”, y que no iba a “apoyar a ninguno de los candidatos que se presentan. Al menos en la primera vuelta”.

Pero existe otra arista importante que le impide a Lavagna elegir a uno u otro. El radicalismo de la capital cerró filas con el jefe de Gobierno, Jorge Telerman, y hacia allí estaba encaminada su preferencia, más por lealtad política a sus socios nacionales que por gusto propio. Pero el desembarco en la Capital de la chaqueña Elisa Carrió, contrincante directa del economista por la carrera hacia la presidencia, dio por tierra con la esperada palmada en la espalda que esperaba el comité radical porteño, lo que les habría dado un gran impulso para la negociación.

En la impronta que el radicalismo le pone a su alianza, Lavagna se encontró con que también entre las huestes del empresario Mauricio Macri contaba con algunos hombres de ese signo político, y esa sería otra de las razones por las que preferiría no expedirse sobre uno u otro. En su momento también había coqueteado con el empresario para confluir en un mismo espacio, incluso habían nombrado delegados de las dos partes para dialogar, pero a medida que avanzaba el acuerdo con el partido centenario también se esfumaba la idea de asociarse con Macri.

Desde el macrismo estimaban que no podían “descartar que anuncie un apoyo hacia nosotros, pero no tenemos ningún indicio de que esto vaya a suceder. Hace bastante tiempo que no tenemos contacto”. Aunque por lo bajo existen versiones que indican que un sector del peronismo disidente de la Capital “le está pidiendo el apoyo a Macri”, e incluso que ya reparten las boletas del ingeniero en sus locales partidarios.

Compartir: 

Twitter
 

A días del voto, Lavagna romperá su silencio.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.