EL PAíS › EL MACRISMO ENCENDIO EL ALERTA

“Problema privado”

 Por Werner Pertot

Consternados, circunspectos, los macristas hicieron lo posible por eludir el tema ante el silencio de Juan Carlos Blumberg. “Primero quisiera escuchar su explicación antes de emitir opinión”, advirtió el candidato a jefe de Gobierno Mauricio Macri para eludir las preguntas sobre su aliado. En su entorno, sólo destacaron que “es un problema privado y estamos esperando sus declaraciones”. El mismo argumento utilizó su primo, Jorge Macri, virtual armador de la candidatura de Blumberg en la provincia de Buenos Aires. “Creo que es un tema privado de él, hay que escucharlo a él”, se excusó. Blumberg no respondió a los llamados de Página/12 y en su entorno no ensayaron demasiadas explicaciones.

Los adláteres de Blumberg –entre ellos, el legislador porteño electo por PRO Gerardo Ingaramo– se reunieron en la casa del titular de la Fundación Axel Blumberg a discutir un comunicado, que ayer no vio la luz. Cerca de Blumberg, algunos se sinceraron: “No es ingeniero. Igual, siempre fue un empresario”. Y se escudaron en que “el Gobierno está detrás de esto”.

“No voy a tomar una postura política en función a un tema privado. No es un hombre público, no tiene cargos. Lo mejor sería que cuente qué es lo que pasa. No hay que hacer especulaciones desde la política”, se atajó Jorge Macri, a quien se menciona como posible compañero de fórmula de Blumberg.

El dirigente viene caminando con Blumberg el conurbano tras un acuerdo que firmaron sonrientes junto al líder de PRO.

El dirigente intentó comunicarse con Blumberg durante la mañana, pero no tuvo éxito. Sus allegados le informaron que estaba en cama, engripado, y que no recibiría a nadie. “Quiero respetar su silencio”, advirtió. Pero el silencio de Blumberg provocó mayor suspicacia en las filas del macrismo. “Desde el palco, decía ‘Señor Diputado’ y ‘Señor Juez’... ¡y al final él es el único trucho!”, se enfureció un dirigente cercano a Macri.

Tampoco les resultó grata la cercanía con la polémica sobre usurpación de título que complicó al jefe de Gobierno porteño, Jorge Telerman, y que le significó que un juez lo llamara a indagatoria. Varios recordaron que Macri había dicho que eso era un tema serio: “Lamentablemente, por más que alguno lo subestime, es un delito tipificado, está en la ley”, había planteado el ingeniero (en su caso, con título). E incluso llegó a comentar: “Bueno, tampoco se me ocurre a mí firmar de ingeniero sin ser ingeniero, es raro”.

Desde el comando de campaña de PRO acudieron prestos a su auxilio: “No es comparable con Telerman, porque uno es funcionario público y firmó documentos públicos, y el otro, no”, recordó una de las espadas del macrismo. Por su parte, Jorge Macri consideró que “es distinto a lo de Telerman, quien ha utilizado ese título para alguno de los roles que ejerció desde lo público”. Por último, remató: “Yo gracias a Dios no tengo título”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.