EL PAíS

El juez Montenegro busca pistas en la agenda de Fulvio Madaro

La Justicia detectó entre los papeles del ex titular del Enargas a una financiera por la que pasaron los cheques.

 Por Irina Hauser

Las pruebas que conectarían al ex titular del Enargas Fulvio Madaro con la ruta del dinero del caso Skanska estarían en su propia agenda. El juez federal Guillermo Montenegro detectó que entre los contactos del ex funcionario figura una financiera llamada Money Market, que fue la encargada de negociar el cobro de varios de los cheques que emitió la compañía sueca como pago por bienes y servicios inexistentes en el marco de las obras de los gasoductos Norte y Sur.

Madaro fue expulsado de su cargo el mes pasado después de que Montenegro lo llamó a indagatoria como sospechoso de cobrar coimas y habilitar el pago de sobreprecios en la adjudicación de los gasoductos. Lo mismo le pasó al ex gerente de Nación Fideicomisos Néstor Ulloa, que administraba los fondos para financiar las obras. Ambos fueron mencionados como destinatarios de sobornos por el ex gerente de Skanska Javier Azcárate en una conversación que grabó el auditor interno: hablaba de comisiones del 3 por ciento para el Enargas y del 2 por ciento para el fideicomiso.

En la causa está probado que Skanska utilizó facturas truchas para tapar salidas ilícitas de dinero. La empresa sueca emitió cheques por unos 17 millones de pesos por gastos falsos. Como parte de la investigación, Montenegro allanó las oficinas de Madaro y Ulloa y secuestró –entre otras cosas– sus agendas. En la de Madaro, revelaron allegados a la causa, aparece un dato clave que lo vincularía con la ruta del dinero de las supuestas coimas: figura la financiera Money Market y, como nexo con ella, el nombre Hernán Marcioni junto con un número de celular. El juez pidió una lista de los teléfonos de esa sociedad y analizará los contactos que tuvo con Madaro. También intenta verificar si está registrada en la Bolsa. Money Market se ocupó de negociar por lo menos 18 cheques de Skanska, según ya corroboró el juez penal tributario Javier López Biscayart, quien investiga la evasión impositiva de la multinacional. El magistrado llegó a reconstruir una buena parte del recorrido del dinero y allí estableció que los pagos de esta financiera fueron librados a favor de dos operadores de una cueva de la city, Néstor Tosi y Osvaldo Díaz. Uno de ellos está ligado (tiene un parentesco) al contador Alfredo Greco, señalado como intermediario para que la empresa fantasma Infiniti Group le vendiera facturas apócrifas a Skanska. Greco está procesado y es el único que sigue detenido.

Las sumas a nombre de Tosi y Díaz fueron retiradas por ventanilla. Según determinó López Biscayart, otros cheques fueron cobrados por el sargento retirado de la policía Julio César Cabrera y por una mujer de origen ruso, Kristina Protsenko, pareja de Alejandro Porcelli, socio de Greco. Será tarea de Montenegro determinar adónde fue a parar el efectivo. Al parecer, un cinco por ciento habría quedado en el banco. Y se presume que gran parte volvió a Skanska para luego ser repartido. Por lo pronto, están citadas a indagatoria las personas que depositaron y cobraron.

El ex gerente Azcárate dijo en un escrito que nunca habló con el auditor de Skanska, Claudio Corizzo, acerca de coimas. Cerca de Montenegro aseguran que varias pruebas respaldan el contenido de la grabación. Madaro será indagado el 18 de julio y Ulloa, el 8 de agosto.

Compartir: 

Twitter
 

El ex titular del Enargas Fulvio Madaro, más complicado.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.