EL PAIS

Los primos Colombi ponen en disputa su poder territorial en Corrientes

Más de 650 mil correntinos elegirán diputados y senadores provinciales, concejales y un intendente. El gobernador Arturo Colombi apoya las listas kirchneristas y su antecesor Ricardo Colombi, las lavagnistas.

En Corrientes, oposición y oficialismo no sólo están dentro del mismo partido sino dentro de la misma familia. Los primos hermanos Colombi supieron ser unidos como manda el Martín Fierro pero la armonía duró hasta poco después del 2005, cuando Arturo fue electo para suceder a Ricardo como gobernador. De historia radical ambos proyectos hoy se enfrentan en las urnas donde se renuevan trece diputados y cinco senadores provinciales, setenta y nueve concejales y un intendente. Los dos hombres más fuertes de la provincia también supieron compartir su amor por el kirchnerismo aunque en el último tiempo esa balanza se inclinó por los “arturistas”. Con la gobernación sumada a la Concertación Plural de Julio Cobos, a fines de mayo pasado la línea oficial de la UCR intervino la provincia en busca de un referente que apoye la candidatura presidencial del ex ministro de Economía Roberto Lavagna: Ricardo, que no renovó su mandato en el 2005 –porque no lo permitía la Constitución provincial– quiere volver al centro de la escena de la mano del ala comandada por el titular del partido Gerardo Morales. Por lo bajo, las expectativas favorecen al kirchnerista Frente por Todos que lidera el actual gobernador.

Las disputas legales entre los correligionarios terminaron por dejarlos a todos fuera de la elección de hoy. Formalmente, la histórica lista tres no podrá participar en los comicios por decisión de la Justicia electoral nacional a cargo de la jueza Servini de Cubría. El interventor del partido, José Luis Bellia, obtuvo la potestad para negar la incorporación de la UCR al Frente por Todos, que respalda a Cristina Fernández. De todas maneras, no logró la autorización para que el partido sea parte del Frente para Todos los Correntinos que postula al diputado Ricardo Colombi como senador nacional. Más allá de las idas y vueltas legales, la disputa entre “arturistas” y “ricardistas” nunca fue color de rosa sino más bien de un rojo furioso –y no por el color partidario–. Empujones, trompadas y sillazos habían sido el resultado de una convención convocada en julio para resolver el conflicto que acabó con la intervención de la policía.

En la provincia aseguran que esta elección es una interna anticipada pero consultado por Página/12 sobre este tema, Bellia sentenció que “es la conducción partidaria la que se debe elegir por una interna y no la decisión de adherir a proyectos nacionales. Ese no es un problema de Corrientes porque la UCR es un partido nacional y no una confederación de partiditos provinciales”. El interventor explicó a este diario que no se trata de un cambio de la UCR, sino que los integrantes radicales kirchneristas “han perdido el rumbo, a través de perder la visión de un país democrático y republicano”, lo que hizo al partido alejarse del Frente de Todos que había integrado. “Aparte, en todo caso los compromisos eran con el Presidente y no con Cristina”, concedió.

En el 2001, cuando Ricardo ganó la elección a gobernador y cuando consiguió su banca en diputados cuatro años más tarde, lo hizo por el frente aliado al kirchnerismo. Sin embargo, ahora aspira a entrar en la Cámara alta desde la oposición. El resultado de hoy será tomado como el ensayo de un posible enfrentamiento por la gobernación entre Arturo y Ricardo en el 2009. Esto es posible porque, en febrero de este año, Arturo logró lo que había intentado sin éxito su primo durante su mandato: reformar la Constitución provincial y permitir la reelección del gobernador, por un solo período. Esas constituyentes fueron a contramano de la tendencia que se había iniciado en Misiones con la derrota de Carlos Rovira a manos del obispo de Iguazú, Joaquín Piña. El fracaso del intento reeleccionista que terminó con las ilusiones de Eduardo Fellner en Jujuy, de Felipe Solá, en Buenos Aires, no se hizo eco en la provincia de Corrientes.

Los 657.494 ciudadanos en condiciones de votar deberán elegir entre cuatro frentes electorales y nueve partidos, además de los liderados por los Colombi. Con el aval del kirchnerismo también se postula el Frente Social para la Victoria, integrado por Partido de la Victoria, Libres del Sur, el Frente Grande, el Partido Intransigente, y extrapartidarios, entre otros. Además, participa la alianza Nueva Propuesta, que comprende al Partido Nuevo, el PRO y Movimiento Provincias Unidas. Entre los partidos que llevarán sus candidatos propios se encuentra el ARI, el Partido Comunista, el Partido Demócrata Cristiano y el Partido Popular.

Informe: Sebastián Abrevaya.

Compartir: 

Twitter
 

El gobernador Arturo Colombi y su primo hermano Ricardo Colombi se pelearon en el 2005.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.