EL PAíS

La caravana de rescate se pone en marcha hoy

Lo anunció Chávez ayer, después de la llegada de Kirchner. Uribe aclaró que el operativo durará hasta las “6.59 de la tarde del domingo 30 de diciembre”.

 Por Eduardo Febbro

Desde Caracas

Hugo Chávez, junto a Néstor Kirchner, marcó anoche el inicio del operativo humanitario para liberar a los tres rehenes secuestrados por las FARC. El presidente venezolano dijo en la puerta del Palacio de Miraflores que el operativo comenzaría hoy mismo. Apenas el ex presidente Néstor Kirchner subió las escaleras del Palacio de Miraflores, donde fue recibido por Hugo Chávez, la presidencia de Colombia emitió un comunicado que puso un condimento temporal a la caravana humanitaria que debe partir en rescate de los tres rehenes en manos de las FARC: “Los gobiernos de Colombia y la República Bolivariana de Venezuela, junto con la Cruz Roja Internacional, iniciaron desde las 7.00 de la noche de este jueves y hasta las 6.59 de la tarde del domingo 30 de diciembre, la operación humanitaria para la entrega de tres secuestrados en poder de las FARC”.

En lo concreto, el comunicado expone la existencia de un plazo para el “Operativo Transparencia” diseñado por Hugo Chávez. Sin embargo, cuando salió de la entrevista con Kirchner, Chávez negó que hubiera existido algún tipo de plazo pactado entre los dos países y anunció que “mañana aproximadamente a las tres de la tarde arrancan, despegan, los helicópteros (...) rumbo a Villavicencio. Es la avanzada de la operación”. Chávez, después, recalcó: “No sabemos nada de un plazo. No hay ningún acuerdo”.

Varias fuentes diplomáticas que participan en el dispositivo especulaban con la posibilidad de que la caravana no arrancara hoy pero, pese a cierta falta de información, no ponían en tela de juicio su realización. El Alto Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, delegado por el gobierno colombiano, tenía previsto llegar a Caracas esta madrugada. Desde allí se desplazará hacia la capital del Meta, es decir, Villavicencio, el primer destino de la caravana en territorio colombiano. El segundo es desconocido. Según comentaba ayer a Página/12 un integrante de la comitiva, las FARC tienen que pasar la información sobre la localización lo más pronto posible. Caracas y Bogotá acordaron el ingreso al territorio colombiano de tres aviones (dos Falcon 50 y un Falcon 900) y dos helicópteros MI 17, pertenecientes a la República Bolivariana de Venezuela. Como se trata de una misión humanitaria, los aparatos llevarán la insignia de la Cruz Roja Internacional. La base de operaciones dentro de Venezuela es Santo Domingo, una ciudad del estado fronterizo de Táchira. Bogotá aclaró ayer que todo está previsto “para garantizar la logística necesaria y llevar a buen término este procedimiento, especialmente en materia de seguridad”. El alcalde de Villavicencio reveló que se habían dispuesto “tres anillos de seguridad en el interior y los alrededores del aeropuerto Vanguardia”.

El “Operativo Transparencia” presentado por Chávez no hace mención explícita de la suspensión de acciones militares. Sin embargo, en seis departamentos de Colombia donde podría llevarse a cabo la entrega de los rehenes –Meta, Vichada, Guaviare, Guainía, Caquetá y Vaupés– existen en este momento por lo menos 15 operaciones militares de peso que involucran a unos 20 mil soldados. En este sentido, la senadora colombiana de la oposición Piedad Córdoba destacó a Página/12 que esas operaciones en curso constituían una “preocupación” para el conjunto del operativo. El gobierno colombiano detalló que el Alto Comisionado Carlos Restrepo coordinará con el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, para que, “de ser necesario y por las pocas horas que tome la operación humanitaria, se suspendan los vuelos y las acciones ofensivas en el área específica”.

El rescate de Clara Rojas, su hijo Emmanuel y la ex parlamentaria Consuelo González de Perdomo suscitó una inmensa esperanza entre los familiares de los secuestrados que ayer llegaron a Caracas. La senadora Córdoba resaltó a Página/12 que a partir de ahora “cae un barrote de la inmensa cárcel”. Los observadores de este proceso y algunos de sus protagonistas insistían ayer en que éste no puede fallar porque cada uno de sus actores necesita el éxito: Uribe, Chávez, las FARC. En Colombia, el presidente Uribe aludió al tema diciendo: “Seguimos a la expectativa, con la ilusión de que liberen a todos los secuestrados”. En la comitiva argentina, eran más cautelosos (ver página 5).

Ayer llegó a Venezuela una copiosa delegación de colombianos familiares de Clara Rojas, su hijo Emmanuel y Consuelo González. El grupo estaba encabezado por la madre de Clara Rojas y abuela de Emmanuel. La señora dijo: “Sólo quiero tener a mi nieto en mis brazos”. Chávez corrigió ayer el nombre que la prensa internacional le puso a la caravana que se pone en marcha hoy: “Operativo Transparencia”. El mandatario dijo que se trataba de un nombre incorrecto y que lo mejor sería llamarlo “Operativo Emmanuel”.


Compartir: 

Twitter
 

Operativos de seguridad de la policía colombiana en Villavicencio, primer destino de la caravana.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.