EL PAíS › LA PRESIDENTA ADMITIó QUE EN EL PAíS SE SENTIRáN LOS EFECTOS DE LAS TURBULENCIAS

Una crisis financiera que no hace excepciones

 Por Daniel Miguez

Desde Túnez

En su cuarto día en el norte africano, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner firmó ayer cuatro convenios con el presidente de Túnez, Zine El Abidine Ben Ali, abrió un seminario de empresarios argentinos y tunecinos y luego se embarcó hacia El Cairo, con un balance “estupendo”, al decir de la comitiva. Ante los hombres de negocios, la Presidenta admitió que los efectos de la crisis llegarán a Argentina “porque no estamos alejados del mundo” pero insistió en que en esta ocasión el país está preparado para que “se sienta lo menos posible”.

La Presidenta fue ayer por tercera vez en 24 horas al Palacio Cartago, donde firmó convenios de cooperación en comercio internacional, en ciencia y tecnología, en cultura y –el más importante– en temas agrícolas. Según contó a PáginaI12 el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, los convenios implican asistencia argentina en tecnología, fertilizantes, siembra directa, control de la desertificación y procesos lácteos. En dos semanas enviarán a Túnez un equipo de técnicos para comenzar a trabajar.

Los temas políticos ya los habían abordado la Presidenta y Ben Ali en los encuentros que mantuvieron el martes. De todas maneras, ayer ratificaron darle continuidad a la relación iniciada en esta visita, articulando ambos gobiernos con los empresarios de cada país una política de intercambio comercial.

La Presidenta, como ya lo había hecho con el presidente de Argelia, Bouteka Anaflika, invitó ayer a Ben Ali a visitar la Argentina. La invitación fue aceptada y se concretará seguramente el año próximo.

Antes, Cristina Kirchner había abierto el seminario sobre posibilidades de inversiones en la cámara de comercio e industria de Túnez. Allí admitió que la crisis financiera mundial de un modo u otro afectará a la Argentina “porque estamos dentro del mundo”. Pero a la vez destacó que el país está “bien preparado para que el efecto de la crisis se sienta lo menos posible”. En ese sentido, puntualizó como datos favorables el superávit fiscal, el comercial, las reservas disponibles y el bajo nivel de endeudamiento de las empresas argentinas.

“La oportunidad de complementariedad entre ambas economías, la argentina y la tunecina, no tiene techo”, dijo la Presidenta. Y al destacar la capacidad de Argentina de producir alimentos y enlazándolo con la crisis internacional, ejemplificó: “Alguien puede dejar de comprar un auto, un iPod o alguna otra cuestión del mundo moderno, pero al contrario va a necesitar muchos alimentos, es algo de lo que no se puede prescindir”.

Previamente, el ministro de Industria de Túnez, Hamed Temmar, había señalado que su país tiene convenios de libre comercio sin restricciones con la Unión Europea y la comunidad árabe. Y que las empresas extranjeras que se radican en Túnez son automáticamente tratadas como tunecinas y por lo tanto tienen acceso a los beneficios de los tratados de libre comercio.

Cristina Kirchner pareció tomar algo de distancia sobre esta alabanza a la apertura absoluta de la economía. “Uno se puede cerrar, se puede abrir más o menos, pero lo que hay que tener es apertura mental para las asociaciones virtuosas que podemos realizar y la complementariedad que podamos tener en nuestras economías”.

Las posibilidades que vieron en Túnez entusiasmaron a la nutrida comitiva de empresarios argentinos, entre los que se destacaban el vicepresidente de la UIA, José Ignacio de Mendiguren; el presidente del Banco Galicia, Luis Ribaya; el presidente de Edenor, Alejandro Mac Farlane, y el dueño de Grupo Plaza y TBA, Claudio Cirigliano.

Los empresarios evaluaron como positivas las condiciones macroecómicas y de estabilidad política de Túnez, además de su cercanía con Europa . Y la cercanía no sólo es geográfica: las clases medias altas de varios países europeos tienen a Túnez como lugar de vacaciones. Un tunecino que viajó varias veces a la Argentina comentaba: “Para los italianos Túnez es como Punta del Este para los argentinos”.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Kirchner abrió el seminario.
SUBNOTAS
  • Una crisis financiera que no hace excepciones
    Por Daniel Miguez
  • En el Magreb
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.