EL PAíS

Apostillas

 Por Miguel Jorquera

- Estrofa: Como muy pocas veces en la era K, el ingreso de la Presidenta al Congreso y su aparición en el recinto de Diputados, estuvo acompañado por la Marcha Peronista, coreada desde los palcos y por toda la bancada oficialista de pie. Pero los jóvenes le agregaron otra estrofa al himno justicialista: “Resistimos en los ’90/ volvimos en 2003 / junto a Néstor y Cristina / la gloriosa JP”.

- Palcos I: Los balcones de la bandeja del primer piso del recinto estaban destinados a invitados especiales. Sobre la parte del hemiciclo que bordea a toda la bancada kirchnerista se ubicaron representantes de las Fuerzas Armadas, después por los movimientos sociales, donde se lo podía ver al dirigente del Movimiento Evita Emilio Pérsico. En el siguiente, funcionarios del Gobierno, como el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, que no dejó de alentar en cada canto de tribuna a favor de la Presidenta. Al lado los representantes de la CGT –Omar Viviani, Juan Carlos Schmid, Antonio Caló y José Luis Lingeri–. Seguido, el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, compartía el palco con Estela de Carlotto y Hebe de Bonafini, de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo.

- Palcos II: Una de las bandejas pegadas al recinto estaba repleta de gobernadores: Jorge Capitanich (Chaco), Sergio Urribarri (Entre Ríos), Beder Herrera (La Rioja), José Luis Gioja (San Juan), Martín Buzzi (Chubut) y Daniel Scioli (Buenos Aires) completaban la primera fila junto al presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti. Más atrás se sentaron Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Fabiana Ríos (Tierra del Fuego), Maurice Closs (Misiones), Carlos Soria (Río Negro), Juan Manuel Urtubey (Salta), Daniel Peralta (Santa Cruz), Hermes Binner (Santa Fe) junto a su sucesor, Antonio Bonfatti, y el juez de la Corte Eugenio Zaffaroni.

- Palcos III: Al lado del estrado estaban la madre de la Presidenta, Ofelia Wilhem, y su hermana Giselle, que agitaba una bandera que al estilo de la sigla de Perón Vuelve de los ’70 llevaba inscripta la K dentro de una gran V. Una silla más atrás, la novia del vicepresidente Amado Boudou, la periodista Agustina Kämpfer, sonreía y disfrutaba de su nuevo rol. Completaban la escena Florencia y Maximo Kirchner, junto a su pareja Rocío García.

- Pancartas: Desde los palcos altos colgaban las banderas de organizaciones alineadas con el Gobierno: Octubres, La Cámpora, Corriente Peronista, Partido Comunista Congreso Extraordinario, Movimiento Evita y La Simón Bolívar. Otra, de las “mujeres correntinas”, rezaba “Cristina rojaiju”.

- Saludo marcial: Terminado el acto el secretario Moreno bajaba las escaleras del Congreso y se cruzó con un grupo de jóvenes que lo saludaron con cánticos en una parada casi marcial. “Atención, atención / Moreno te saludan los soldados de Perón.” El funcionario se detuvo a escuchar la consigna en silencio, luego comenzó a cantar la suya agitando los brazos para sumar a los jóvenes: “Che gorila / che gorila /te lo digo una vez más/ si la tocan a Cristina / qué quilombo se va a armar”.

- Diálogo I: La Presidenta hizo referencia a un artículo publicado del ahora diputado Eric Calcagno. “¿Dónde estás Eric que no te veo?”, preguntó y cuando lo ubicó le dijo que no hacía falta que levantara la mano “porque no soy la maestra”.

- Diálogo II: En otro tramo, la Presidenta planteó su duda sobre si en la Constitución del ’49, el constitucionalista Arturo Sampay había o no incorporado el derecho a huelga. La peronista disidente Graciela Camaño le contestó que “no había conflictos con Perón”, a lo que la Presidenta respondió “¡Ah, no había conflicto con Perón! ¡Mirá qué bien! ¡Qué bueno que está esto! O sea que cuando estaba Perón no había derecho a huelga. Lo digo por los que reivindican a Perón y nos critican a nosotros. Con nosotros, derecho de huelga hay; pero derecho de huelga, no de chantaje ni de extorsión”.

- Retirada: El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, siguió el acto desde un lugar menos expuesto, pero su retirada anticipada no pasó inadvertida: “Macri no te vayas”, alertó una voz potente desde las gradas. Macri ya se había levantado de su silla e igual emprendió la retirada.

- Cholulos: Muchos artistas estuvieron junto a la Presidenta en la Casa Rosada y en la jura de los ministros, pero antes varios de ellos pasaron por el Congreso. En uno de los palcos laterales estaban las actrices Soledad Silveyra, Andrea del Boca y Esther Goris. Uno más abajo aglutinó a Nancy Dupláa, su esposo Pablo Echarri y los músicos Gustavo Santaolalla y León Gieco. Aunque esta vez, a diferencia del acostumbrado acoso de sus fans, la mayoría de ellos sacó su teléfono celular para fotografiar a la Presidenta con la banda presidencial y su bastón de mando.

- Leyes: La Presidenta también salió al cruce de los cuestionamientos que recibió el Congreso por su productividad legislativa y prefirió hacer referencia a la calidad de algunas leyes sancionadas en su primera gestión. Nombró la reestatización de las AFJP, la movilidad jubilatoria y la de servicios de comunicación audiovisual. Desde uno de los palcos en los que había militantes de organizaciones por la diversidad sexual le recordaron otra: “Gracias por el matrimonio igualitario, Presidenta”.

- Entre las bancas: El ex diputado Mariano West, que asumió como intendente de Moreno, no se quiso perder la Asamblea Legislativa y la siguió desde una silla que pusieron entre las bancas de los diputados del bloque oficialista. Uno de los pocos fotógrafos oficiales que se pudieron quedar en el recinto durante el discurso presidencial no quería molestar a los legisladores y gateaba entre las bancas para buscar los distintos ángulos con su poderoso lente. En el cuarto intermedio de la Asamblea Legislativa, las kirchneristas Juliana Di Tullio y Teresa García distribuían rápidamente los sobres con las invitaciones para acceder a la Casa Rosada entre sus compañeros de bancada.

- Aguante: “Quiero agradecer a mis compañeros y compañeras; a los que resistieron a pie firme en la calle y sentados en estas bancas los momentos más difíciles que nos tocaron vivir como gobierno y como movimiento político”, dijo la Presidenta, que buscó la mirada al jefe de la bancada oficialista en Diputados, Agustín Rossi.

- Protocolo: Los presidentes de los países latinoamericanos seguían con atención la reacción que provocaba en las gradas y en las bancas el discurso de Cristina. En cambio, el príncipe español, Felipe de Borbón, cumplió al pie de la letra el protocolo: siguió sin inmutarse las referencias presidenciales a la crisis europea y con la vista perdida la euforia y los cánticos de bancada oficialista.

- Ausentes: Hubo ausencias significativas. Elisa Carrió faltó porque está de licencia en el Chaco, donde su hijo menor terminó la escuela secundaria. Felipe Solá está de viaje, y al macrista Federico Pinedo le jugó en contra el estrés. Hugo Moyano tampoco estuvo. Además, faltarono los senadores Carlos Reutemann, Carlos Menem y Adolfo Rodríguez Saá.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.