EL PAíS › REPORTAJE A JULIO SCHLOSSER, PRESIDENTE DE LA DAIA

“Yo no elegí a Irán, Irán me eligió a mí”

Al frente de la entidad comunitaria, explica por qué aceptaron el acuerdo propuesto por el Gobierno y sus garantías. El diálogo con el canciller Héctor Timerman y el asesoramiento de Luis Moreno Ocampo.

A diferencia de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que el viernes dio marcha atrás sobre el apoyo que había brindado al acuerdo firmado entre Argentina e Irán para que la Justicia indague en Teherán a cinco acusados del atentado de 1994, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) ratificó el respaldo que había otorgado junto a las demás organizaciones comunitarias judías tras escuchar las explicaciones del canciller Héctor Timerman. En diálogo con Página/12, el titular de la DAIA, Julio Schlosser, desmenuza el acuerdo, adelanta que contarán con el asesoramiento del ex fiscal Luis Moreno Ocampo y prefiere no opinar sobre el cambio de postura de la AMIA.

–La DAIA objetó inicialmente el acuerdo...

–Es que cuando nos enteramos, por el diario y por Twitter, nos encontramos con puntos que no resultaban claros. El acuerdo hablaba de “interrogatorio” y nosotros queremos declaraciones indagatorias en los términos del Código Procesal Penal; el acuerdo hablaba de una Comisión de la Verdad y, más allá de que el término no es afortunado porque en realidad es una comisión de juristas de renombre, no quedaba claro cuáles iban a ser sus funciones. El tercer tema es el de los alertas rojos de Interpol, no quedaba claro qué sucedería.

–¿Los tres puntos se clarificaron?

–Sí, el martes al mediodía el canciller se reunión con AMIA, DAIA y familiares y se le preguntaron todas estas cosas. Quedó claramente establecido que la declaración será indagatoria en los términos del Código Procesal Penal, y que el juez y el fiscal se van a trasladar a Teherán, cosa que está prevista en una acordada de la Corte Suprema de Justicia de 1993, que contempla la posibilidad de tomar indagatorias fuera del país cuando los imputados no son extraditados por la negativa del país.

–¿Sobre la función de la comisión?

–Se aclaró que será simplemente la de controlar la legalidad de las indagatorias y elevar un informe a los gobiernos, sin ninguna vinculación con el Poder Judicial, sin ninguna intervención en la causa. A partir de allí los familiares presentes consultaron sobre la designación de juristas e inclusive llegaron a proponer nombres, teniendo en cuenta que los dos que proponga Argentina no tienen que ser argentinos.

–¿Y qué pasará con los alertas rojos?

–Quedó claro que no se tocan. Los alertas rojos fueron pedidos por el juez de la causa y el único que puede levantarlos es el juez, así que continúan vigentes. La DAIA sobre esta temática no va a volver y para trabajar de la mejor manera se conversó con Moreno Ocampo, que fue fiscal en la Corte de La Haya. Más allá de los letrados de la causa, de quienes estamos orgullosos por su trabajo, Moreno Ocampo nos va a asesorar en esto porque no es una cosa normal de todos los días. Asimismo, hemos convocado al plenario de presidentes de todas las instituciones adheridas a la DAIA para el 14 de febrero porque también queremos escuchar sus opiniones. Y en esa reunión tenemos previsto que esté presente Moreno Ocampo.

–¿El contacto con Moreno Ocampo es a partir del acuerdo con Irán?

–Sí, empezamos a conversar y se ofreció a asesorarnos. Para nosotros la causa es, fue y será uno de los objetivos de la gestión, es una cuestión de Estado, y por otro lado la calidad de jurista y la capacidad de Moreno Ocampo no está en tela de juicio. Creemos que le vamos a dar visos importantes de legalidad, vamos a estar muy bien asesorados, más allá de la presencia de nuestros letrados, que tienen un conocimiento cabal de la causa y que hasta el día de hoy la han manejado de manera satisfactoria.

–¿Hay consenso entre organizaciones y familiares sobre los nombres de Baltasar Garzón y Claudio Grossman para integrar la comisión?

–Bueno, juristas como Garzón y Grossman son una garantía, pero supongo que si alguna parte propone otro, también será considerado. Existen a nivel internacional juristas de renombre que podrían ser propuestos.

–¿Se avanzó sobre el quinto integrante, que debería contar con el acuerdo de los dos gobiernos?

–No, este memorándum debe ser aprobado primero por el Congreso, no tenemos la urgencia de proponer de inmediato. Estamos trabajando, buscando juristas de renombre que puedan ser aceptados por Irán, y supongo que también el Gobierno está trabajando.

–Los sospechosos que debería indagar el juez son funcionarios de primera línea y hasta candidatos presidenciales. ¿Cómo cree que reaccionaría Irán si se ordenaran sus procesamientos?

–De la misma manera que hasta ahora. Estoy convencido de que la República Islámica de Irán no es el interlocutor que a uno le hubiera gustado tener, pero yo no elegí a Irán, Irán me eligió a mí cuando puso la bomba. Creo que será otra tarea dura y difícil. Por el momento, el memorándum implica que se presenten a indagatoria, no necesariamente que vayan a declarar. Pedimos que se los indague con el Código Procesal Penal y en tal sentido van a gozar de todas las garantías.

–¿Tiene expectativas de que declaren?

–No lo sé, es probable que declaren, tengo expectativas, sí, ahora qué van a declarar no sé, mi imaginación no da para tanto.

–¿Lo sorprendió el cambio de postura de la AMIA?

–Prefiero no opinar. La AMIA es una entidad que hasta el día de hoy se había manejado trabajando en conjunto y ha cambiado de postura. Bueno, es una entidad que tiene su comisión directiva, tiene derecho a hacerlo.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.