EL PAIS › ENTREVISTA A ROBERTO CASORLA YALET, EL ABOGADO DE MARTIN LANATTA

“Es todo un paquete armado”

El abogado no tiene ninguna duda de que su defendido mintió al involucrar a Aníbal Fernández en el caso del triple crimen de General Rodríguez. Imagina que lo hizo por dinero y que es un armado pergeñado por Carrió y Jorge Lanata.

 Por Irina Hauser

Martín Lanatta, el condenado por el Triple Crimen de General Rodríguez que acusó a Aníbal Fernández de ser el autor de los homicidios de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, fue desmentido por su propio abogado, Roberto Casorla Yalet. “Miente. Supongo que lo hace porque le habrán ofrecido algún beneficio. Martín Lanatta, según lo que dijo en el juicio y lo que siempre me contó a mí, no conoce a Aníbal Fernández. Buscó llegar a él, e incluso le mandó un mail, pero no lo consiguió, no lo vio jamás de acuerdo con lo que me contó”, dijo a Página/12 y anunció que renunciará a representarlo. Casorla Yalet está enfurecido con su cliente, quien cumple una condena a prisión perpetua ya que el Tribunal Oral Criminal Nº 2 de Mercedes concluyó en diciembre de 2012 que fue uno de los autores materiales de los homicidios, junto con su hermano Christian y con Víctor y Marcelo Schillacci. Dice que no estaba enterado de que Lanatta daría una entrevista para el programa Periodismo para Todos, que se lo hubiera desaconsejado, y que lo que dijo ante las cámaras “no tiene nada que ver con lo que me relató en estos años, me sorprendió y me compromete como abogado”. El fiscal del caso Juan Ignacio Bidone también había señalado que, si bien declaró más de cinco veces en el juicio oral, Lanatta jamás mencionó a Fernández.

¿Y por qué miente? –preguntó este diario al abogado.

–Veo muy oportunista esta mención a Aníbal Fernández como autor intelectual de los homicidios. Hace suponer que a Lanatta le han ofrecido alguna compensación, o algo a cambio, por decir en este momento cosas que no son ciertas. Quizá le pagaron. Con dinero se está mejor incluso adentro de la cárcel. Si no, no se entiende por qué prácticamente se tira un baño de vómito encima: porque lo que dice en la nota es autoincriminante. Es como si dijera “soy el asesino y además racaudé para el Renar”. En relación con Fernández, me había dicho que en 2009 le mandó un mail, que lo quería conocer, pero que nunca le contestó.

–¿Para qué lo quería contactar?

–Le gusta hacer alarde de relaciones que no tiene. Quizá también por la actividad que tenía, además de que era instructor de tiro y coleccionista de armas, vendía relojes de alta gama. Le gustaba buscar vinculaciones políticas, pero no lo tenían como un tipo serio.

–¿Por qué tenía cientos de llamadas telefónicas registradas con un cadete de Aníbal Fernández?

–Precisamente, porque trataba de llegar a Fernández. Era un cuatro de copas, con quien le había hecho contacto Andrés Meiszner (quien fue titular del Renar), pero nunca lo atendió.

–¿De dónde conocía Lanatta a Meiszner y qué hacía en el Renar?

–Se conocían del Club Quilmes, desde chicos. Lanatta era un gestor de cuarta en el Renar.

–En la nota, Lanatta llega a decir que Sebastián Forza le pidió ayuda porque lo perseguían; que Fernández le dijo que para sentarse a hablar con él tenía que poner 250 mil dólares y que él le consiguió el dinero.

–Es mentira. Lo único cierto es que intentó sacarle plata a Forza, pero Solange Bellone (la viuda) dijo que nunca le pudieron sacar un mango. Lanatta no tenía un buen pasar. Sólo un auto y varios hijos. Le secuestraron muchas armas, pero ninguna vinculada con el triple crimen.

–Bellone declaró que para que no lo molestaran más arregló con algún funcionario de bigote a quien le decían La Morsa. Según el ex policía José Luis Salerno –ex socio de Ferrón implicado en el caso, también entrevistado en PPT– es Aníbal Fernández.

–No es Aníbal Fernández. Es otra persona. Una de las versiones es que era alguien de la Policía Federal. Pero nadie señaló al jefe de Gabinete con ese apodo en el juicio.

–¿Cuál es el papel de Elisa Carrió, en cuya casa se hizo la entrevista a Salerno en la que también involucra a Fernández?

–Durante el juicio, Carrió le quiso llenar la cabeza al fiscal Bidone, diciéndole que Aníbal Fernández tuvo que ver con el triple crimen (del cual a la vez la Justicia consideró instigador al prófugo Ibar Esteban Pérez Corradi). Ahora llevó a su casa a un delincuente. ¿Para qué? Es todo un paquete armado, una operación, entre Carrió, Salerno, Martín Lanatta y con la mano de Jorge Lanata. Si Martín Lanatta quiere vender una mentira para una operación de prensa o política hasta casi que lo justifico porque está condenado a perpetua y no tiene un mango. Capaz que le ofrecieron plata. Pero que a mí no me involucre. Que no diga que sabía cosas que nunca me contó, que a todas luces son mentira.

–¿Sigue creyendo en su inocencia en el triple asesinato?

–Siempre sostuvo que las pruebas en su contra eran vagas para condenarlo. Fue condenado por con un testimonio falso de una persona que dijo llamarse Juan Carlos Guevara y que se llamaba Juan Carlos Abud Abdala, y por entrecruzamientos de llamadas.

–¿Cuál era su relación con el prófugo Pérez Corradi?

–Martín Lanatta intentó asociarse con Pérez Corradi para importar efedrina de manera legal, pero no lo logró. Era su primera incursión en el rubro.

Compartir: 

Twitter
 

El abogado Roberto Casorla Yalet con los hermanos Lanatta durante la época del juicio.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared