EL PAíS

Tres economistas opinan sobre el futuro del régimen

CLAUDIO LOZANO

“Reorganizar el sistema”

“Constituye un paso adelante para debatir un nuevo sistema previsional. Si bien el proyecto no lo he visto, lo que entendemos es que es positiva la función de limitar el negocio ‘estafa fácil’ del que gozaron las AFJP durante todos estos años. Que los indecisos terminen en el sistema público, que los beneficiarios tengan la posibilidad de optar por el tipo de sistema que quieren, y la intención de que las comisiones ‘usurarias’ sean más bajas, son los puntos más acertados del proyecto. Pero falta la definición de fondo acerca de cuál va a ser el futuro sistema previsional. Tendría que estar sostenido por tres pilares: el primero es el financiamiento por rentas generales que garanticen una jubilación para todos. El segundo sería la adquisición de carácter contributivo y público, sobre la base del reparto, y el tercero es que sea optativo y complementario, financiado con aportes adicionales, que funcionen como mutual, independiente del sistema general. Ojalá estas decisiones encaminen a la reorganización de la previsión social.”


JORGE SCHVARZER

“En dirección correcta”

“Esto es el comienzo de un cambio en el sistema previsional, que no es poca cosa. Va en la dirección correcta porque son cambios importantes para un régimen que ya tiene doce años. Hay tres puntos del proyecto que resaltan. El primero es la posibilidad de que la gente pueda elegir entre el régimen de reparto y el de capitalización. En cualquier parte del mundo esto se llama libertad de mercado. Es el de mayor relevancia porque generaba una situación de monopolio de hecho de las AFJP. Bajar las comisiones es el segundo hecho destacable, porque las AFJP cobraban independientemente de la rentabilidad de la que gozaban, es decir que la ganancia que obtenían no dependía de su eficiencia para operar. Esto es un derecho de monopolio y es una barbaridad. La tercera propuesta a subrayar es la que indica que los que no opten queden en el sistema de reparto, porque se invierte la situación. La medida está encaminada a que quien quiera entrar en capitalización, que lo decida, y no al revés. Y la restricción a la posibilidad de elección cada cinco años es positivo para los afiliados.”


HECTOR VALLE

“Debería ser más flexible”

“El anuncio del cambio en el sistema es un excelente punto de arranque. Es muy positivo que se avance en esa dirección, pero el sistema debería ser aún más flexible. Lo ideal sería un sistema como el brasileño, en el cual uno puede automáticamente pasarse en cualquier momento del año. El afiliado debería tener a su disposición su dinero para poder decidir qué hacer con él cuando quiera. Y tendría que haber una gran flexibilidad, ya sea para volver al Estado o para iniciar desde el Estado o para pasar de una compañía a la otra. Lo que hay que destacar de todo esto es que gran parte del ahorro nacional es ahorro de los trabajadores, que son sus aportes previsionales, y por lo tanto es la parte más importante de su ahorro privado. Por lo tanto no tiene por qué haber una situación discriminatoria en desmedro del ahorro privado de los trabajadores, con respecto del ahorro privado de una persona cualquiera que puede entrar y salir del sistema según le convenga. La condición necesaria sería que uno pudiera elegir el sistema y la condición suficiente debería ser que además uno pudiera realizarlo sin ninguna traba.”

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.