SOCIEDAD › TRES MUERTOS Y DOS HERIDOS GRAVES AL CHOCAR UN AUTO CONTRA UN VOLQUETE EN LA AVENIDA SANTA FE

Una mañana trágica en la Recoleta

En el auto, que pertenece a un cura, iban siete jóvenes catequistas que volvían de una fiesta, al parecer, a alta velocidad.

En medio de una veloz vuelta al barrio porteño de Balvanera, tras participar de una fiesta de egresados en Recoleta, el conductor de un Renault Mégane negro perdió el control del vehículo, que conducía a más de 130 kilómetros por hora por la avenida Santa Fe en la madrugada de ayer, y chocó de frente contra un volquete ubicado sobre la mano izquierda de la avenida, frente a un edificio en construcción. Tal fue la fuerza del impacto que el coche arrastró los casi 500 kilos del contenedor más los casi 300 de lo que tenía adentro –no estaba lleno– por más de 10 metros. Tres de los siete jóvenes que viajaban en el auto fallecieron en el acto, en tanto que otros dos resultaron gravemente heridos y permanecen internados en el Hospital Fernández.

El auto pertenecía al padrino del conductor –Jonhatan Lencina, de 20 años, la única víctima fatal que fue identificada–, Osvaldo Musto, monseñor y sacerdote de la Parroquia Nuestra Señora de Balvanera. “Estamos sumidos en un dolor muy grande”, sostuvo una mujer que trabaja en la parroquia y que no quiso darse a conocer. Fue quien ratificó que los jóvenes muertos trabajaban en esa iglesia, tal como aseguró a la prensa Musto. “Jonhatan era catequista, al igual que los otros chicos que murieron. Tenía registro y manejaba muy bien”, sostuvo luego de negar haberle prestado el vehículo.

Sin embargo, los dichos de familiares de los jóvenes que aún permanecen con vida parecerían indicar que era habitual que usaran el auto del conocido párroco porteño que fue vicepresidente de Cáritas. Además de los tres que perdieron la vida, otros dos resultaron heridos y fueron trasladados al Hospital Fernández, donde aún están internados. Sergio Ferreiro, de 18 años, tiene golpes en todo el cuerpo y un traumatismo grave de cráneo. El cuadro de Maximiliano Villagrán, de 22, es de menor gravedad; presenta un traumatismo de tórax. En el último parte médico, el jefe de Emergentología del hospital, Ernesto Ibarra Puentes, aseguró que si bien el estado de ambos “no es crítico”, el cuadro del menor “puede variar de un momento a otro”.

Los otros dos ocupantes lograron sobrevivir con sólo unas heridas leves. El Mégane quedó hecho un bollo de hierros tras chocar de frente contra un volquete ubicado en Santa Fe al 2700, entre Laprida y Anchorena. Si bien los efectivos de la comisaría 19, que tomó participación en el caso, no encontraron botellas de bebidas alcohólicas en el auto, “aún no se sabe con certeza si los chicos estaban alcoholizados. Hay que esperar los resultados de la autopsia”, aseguró el comisario de esa seccional, Jorge Toma. De la misma manera, aún se aguardan los resultados de las pericias para determinar los motivos por los que el conductor perdió el control del vehículo.

Debido al horario en que ocurrió el accidente, a las 5.20 de ayer, el contenedor se encontraba legalmente asentado sobre la mano izquierda del camino, en la vereda de un edificio en plena construcción.

Informe: Ailín Bullentini.

Compartir: 

Twitter
 

El auto impactó a 130 kilómetros por hora contra el volquete, que con la carga pesaba unos 800 kilos.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.