SOCIEDAD › SUICIDIO POR INTERNET EN FLORIDA, EE.UU.

La muerte frente a la cámara web

Luego de verificar que su padre no volvería a su hogar hasta media tarde, de escribir una nota y de publicarla en su blog, un adolescente de 19 años del sur de Florida, en Estados Unidos, se ubicó frente a su cámara web e ingirió un cocktail letal de antidepresivos y ansiolíticos con el objetivo de quitarse la vida y transmitir la situación vía Internet. Una de las personas que participaba del foro donde el chico transmitió su suicidio en directo avisó al moderador del grupo, que radicó la denuncia a la policía. Cuando los efectivos llegaron a su casa, lo encontraron sin vida.

Abraham Biggs Jr. vivía con su padre en un departamento de Pembroke Pines, condado de Broward, al sur del estado de Florida. El hombre se enteró de la noticia por boca de la policía de Broward, a media tarde, cuando regresó a su casa. Biggs Jr. cursaba el segundo año de la universidad y era usuario asiduo de sitios de Internet. Además de ser miembro de la red social MySpace.com, era miembro de espacios donde la gente puede chatear y subir a la red videos para compartirlos con otros miembros.

De hecho, fueron dos de esos sitios, Justin.tv y Bodybuilding.com, los elegidos por el joven para transmitir en vivo y en directo, el miércoles al mediodía, la puesta en marcha del plan que había anunciado días antes en un mensaje publicado en el mismo sitio. “Me odio y odio vivir (...) He defraudado a todo el mundo y siento que no voy a cambiar o mejorar nunca. Estoy enamorado de una chica y sé que no soy lo suficientemente bueno para ella. Mi vida ya no tiene sentido”, posteó semanas antes.

Un amplio conjunto de cibernautas –ninguna de las empresas dueñas de los sitios donde se difundió el video dieron precisiones a los medios locales sobre la cantidad exacta de personas que lo vieron– fueron testigos de las acciones de Biggs Jr. Frente a su cámara web y conectado a los foros de ambos sitios, ingirió una mezcla tóxica y letal que terminó con su vida. De acuerdo con el análisis de la perito médico Wendy Crane, el cocktail incluyó opiáceos y benzodiazepina, un poderoso psicoactivo utilizado en ansiolíticos y relajantes musculares.

Varios usuarios de Internet que participaban del foro habrían incitado al adolescente a continuar con su cometido. Algunos dicen que no creían en sus palabras, ya que habría amenazado con suicidarse en ocasiones anteriores. Sin embargo, al ver que las horas pasaban y que la pantalla mostraba al adolescente recostado ante la computadora, inmóvil, lo tomaron en serio. Uno de ellos avisó al moderador de Justin.tv, quien rápidamente localizó la vivienda de Biggs Jr. y denunció el hecho a la policía, sin dar de baja la transmisión en el sitio. Cuando los efectivos llegaron al departamento, el joven ya estaba muerto. Fue entonces cuando cesó la transmisión.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.