EL PAIS › EL MACRISMO DIJO QUE LA REDUCCION PRESUPUESTARIA SERA COMPENSADA CON APORTES PRIVADOS

Con la ayuda de un amigo invisible

La ministra de Desarrollo Social porteña, María Eugenia Vidal, reconoció la reducción relativa de los gastos sociales, pero dijo que “hay una donación de un privado que pidió reserva de su nombre”. A pesar de los reclamos de la oposición, mantuvo el anonimato.

 Por Werner Pertot

“Quiero hacer un reconocimiento a la templanza que tiene como ministra de Desarrollo Social en venir a defender un presupuesto que reduce en términos relativos el gasto social.” Con esas palabras, el legislador de la CTA Martín Hourest le dio la bienvenida a María Eugenia Vidal. En su presentación del Presupuesto 2009, la ministra de Desarrollo Social porteña recibió cuestionamientos y tuvo que reconocer que existe una disminución de la participación en relación al total de su ministerio, que –como informó Página/12– se reduce un 12 por ciento. A varias preguntas sobre la falta de fondos, Vidal dio una respuesta que generó debate: dijo que las obras que faltan en el Presupuesto serán financiadas por un “contribuyente privado que pidió reserva de identidad”.

Con la mesa de la Comisión de Presupuesto cargada de medialunas y jarras de café, Vidal entró con una sonrisa que no perdió ni en los momentos más duros de la discusión, en los que se defendió con profusas cifras.

Mostró así ser una buena alumna del Grupo Sophia, el think tank comandado por Horacio Rodríguez Larreta, que ayer pegó el faltazo (ver aparte).

La principal polémica se desató cuando la legisladora ibarrista Gabriela Alegre le preguntó por el magro financiamiento para la Dirección de la Mujer: “Sacando el gasto al personal, es del 0,11 por ciento. Disminuyen las transferencias al sector privado en un 71 por ciento y prevén 70 mil pesos en obras, ¿por qué?”.“Los recursos van a venir de un privado, que pidió reserva de su nombre en función de la donación que va a hacer”, contestó Vidal, quien volvió a utilizar esa respuesta-comodín cuando la legisladora de la Coalición Cívica, Diana Maffía, quiso saber por qué no se hicieron los arreglos en un refugio para mujeres golpeadas y por qué no estaba pautado en el Presupuesto 2009. “Es una obra que no se ejecutó, pero está prevista, porque apareció un donante privado, que se comprometió a aportar el monto integral de la reconstrucción”, insistió la ministra.

“Me parece poco serio que esta obra se derive a lo que pase con una fundación”, intervino Aníbal Ibarra, quien recordó que había dado la misma respuesta el 14 de mayo. “Pasó todo un año y vuelven a decirnos que van a hacerlo con la donación de una fundación secreta”, se quejó el ex jefe de Gobierno, que pidió que explicara si existía un convenio y por qué razón “se ejecutó cero pesos de los 600 mil previstos para este año”.

Vidal respondió que “hay un convenio y se lo haremos llegar” –Página/12 intentó infructuosamente acceder a él– y argumentó que no se había ejecutado el presupuesto en obras por las dificultades para obtener un bono de endeudamiento.

–El gobierno nacional no aprobó el financiamiento, lo sabés bien –se sumó Alvaro González, que preside la Comisión de Presupuesto.

–Yo sé que no obtener el financiamiento internacional les sirve para todo. ¡Pero no me lo traigan ahora con lo de la fundación secreta!

Hourest le preguntó si los cálculos del universo de pobres e indigentes los seguían haciendo “en base a la canasta trucha del Indec, que critican, pero que utilizan”. “Macri dice que el Indec es una vergüenza, por lo que queremos saber si la canasta que ustedes utilizaron es una vergüenza”, preguntó Hourest, quien recordó que el programa de asistencia social Ciudadanía Porteña sube un 8,9 por ciento, cuando la inflación que estiman en el presupuesto es del 12 por ciento.

“Si bien es cierto que tiene una leve baja relativa al total, si se lo compara con el de este año sin el plan plurianual (N.d.R: sin gastos en obras) no hay una baja tan grande”, argumentó Vidal, quien reconoció que hay “un problema con el Indec”, pero que hicieron “aumentos sustantivos en los programas sociales” y repitió números de metas y partidas.

“Después de decir una cantidad de cifras que no se cotejan con la realidad, no nos contestó. Así que no sé para qué venimos”, la frenó la legisladora kirchnerista Gabriela Cerruti. “Habla del 20 por ciento de aumento para Ciudadanía Porteña, cuando la realidad es que hay sólo 60 mil pesos previstos. ¿Con qué estadísticas se calcula el universo de pobreza?”, insistió la legisladora. “No tomamos el Indec, sino el registro pico de la demanda en 2002”, contestó Vidal.

Compartir: 

Twitter
 

El legislador Diego Santilli y la ministra María Eugenia Vidal.
Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared