SOCIEDAD › PRESENTARON EL MAS GRANDE DINOSAURIO CARNIVORO HALLADO EN ARGENTINA

Un viaje desde el Jurásico

Es el resultado del trabajo de investigadores del Museo de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia, publicado en una prestigiosa revista de divulgación. Habitó la Patagonia hace 70 millones de años. Puede verse una réplica en el museo.

 Por Adrián Pérez

Como se anuncia a las estrellas de Hollywood en las grandes galas, investigadores del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia presentaron ayer en esa institución el esqueleto de uno de los mas grandes “raptores” que existieron, el Austroraptor cabazai, un dinosaurio que habitó la Patagonia hace unos 70 millones de años. Fernando Novas, paleontólogo y principal autor del trabajo publicado en la última edición de la revista de divulgación Proceedings of the Royal Society of London, fue quien presentó, ante un auditorio repleto, una reconstrucción en tamaño real del animal, cuyos restos fueron encontrados en Bajo de Santa Rosa, un área protegida ubicada a unos 150 kilómetros al sur de la ciudad de Lamarque, en Río Negro, donde se levanta un importante yacimiento paleontológico.

En diálogo con Página/12, Novas confiesa que su sorpresa fue grande cuando dieron con el dinosaurio: “Nosotros estábamos buscando fósiles de restos carnívoros y dimos con una figurita de las más difíciles, porque en la pirámide alimentaria hay muchos más herbívoros que carnívoros”. Una cabeza baja, pero muy larga, armada con numerosos dientes de pequeño tamaño, brazos delanteros muy cortos y unos 5 metros de longitud diferencian al Austroraptor cabazai del resto de los dinosaurios conocidos en el mundo.

Al grito de “¡Hay una garrita, hay una garrita!”, el paleontólogo argentino –especialista en este tipo de hallazgos– anunciaba en diciembre de 2002 al grupo de investigadores que lo acompañaban que habían encontrado una especie única en el mundo y desconocida hasta ese entonces. Este dinosaurio, miembro de la familia de los dromaeosaurios, que incluye a los raptores, y de los cuales el velociraptor es el más veloz, es considerado uno de los más grandes depredadores de su tiempo. El lugar donde se encontraron sus restos está rodeado de una serie de bajos, depresiones gigantescas en el terreno donde actualmente afloran rocas pertenecientes al fin de la era de estos grandes animales.

Para los investigadores del Museo de Ciencias Naturales, una pequeña garra curvada y puntiaguda, encontrada en el lugar de la excavación, muy diferente a las garras de dinosaurios herbívoros –que tienen un tipo de pezuña más redondeada–, fue la primera evidencia de que estaban ante un hallazgo importante. Además, esta información determinó que el dinosaurio era carnívoro. “Hasta ese momento sólo conocíamos dinosaurios herbívoros, pero a partir del trabajo realizado en Río Negro pudimos conocer al que se comía a esos dinosaurios”, agregó el investigador del Conicet. Por último, no pudo ocultar su felicidad por el hallazgo y admitió: “No sólo pudimos encontrar un nuevo ejemplar sino también logramos representar sus dimensiones en tamaño real”.

Compartir: 

Twitter
 

El Austroraptor cabazai, junto a su descubridor, el paleontólogo Fernando Novas.
Imagen: AFP
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.