SOCIEDAD › RECHAZO DEL CAVALIERE

El desafío Berlusconi

 Por Miguel Mora *

Desde Roma

El ministro de Sanidad del gobierno italiano, Maurizio Sacconi, envió una orden en la que prohíbe a todos los hospitales, públicos y privados, desconectar las sondas que alimentan e hidratan a las personas en estado vegetativo permanente. La circular del Ejecutivo de Berlusconi intenta bloquear por vía administrativa la ejecución de la sentencia del Tribunal Supremo que hace un mes autorizó a la familia de Eluana Englaro, inconsciente desde hace 17 años por un accidente automovilístico, a suprimir su alimentación artificial.

El abogado de la familia, Vittorio Angiolini, se mostró furioso y a la vez escéptico sobre la validez legal de la circular emitida por Sacconi. “Conozco bien al ministro y sé que es un hombre capaz de cualquier cosa”, afirmó el constitucionalista. “Si Sacconi no es estúpido, y creo que no lo es, sabe que no puede ordenar a los médicos como si fueran soldados y él un general. Estamos ante un problema médico, no administrativo, y (la prohibición) se trata claramente de un acto fuera de la ley”, añadió.

La circular se inspira en dos precedentes sin rango de ley. Por un lado, cita el artículo 25 de la Convención de Derechos de los Minusválidos aprobada por la ONU el pasado día 13, que llama a los Estados a “prevenir la negativa discriminatoria a dar asistencia médica o dar cuidados, alimento y líquidos en razón de la minusvalía”. En segundo lugar, Sa-cconi invoca algunas indicaciones previas del Comité Nacional para la Bioética, en las que se dice que la suspensión de alimentos y agua “debe evaluarse como una forma particularmente cruel de abandonar al enfermo”, salvo en los casos de terminales.

A juicio del profesor, “la orden no vale para nada, porque las leyes no las hace Sacconi sino el Parlamento, y porque esos dos precedentes no tienen nada que ver con nuestra legislación”. Curiosamente, Sacconi convocó la rueda de prensa para publicitar su edicto el mismo día que se había dado a conocer que la clínica Ciudad de Udine estaba lista para albergar a Eluana Englaro y desconectar la sonda que la alimenta y la hidrata. Tras la comparecencia del ministro, la clínica desmintió que hubiera firmado ya un acuerdo con la familia.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.