EL MUNDO › EL CONGRESO COLOMBIANO DIO MEDIA SANCION AL PROYECTO REELECCIONISTA

En 2014, Uribe podría ser reelecto

El presidente conservador busca una reforma constitucional para optar por un tercer mandato. Entre gallos y medianoche, el oficialismo aprobó un proyecto de referéndum que le permitiría a Uribe volver a ser candidato.

 Por Pilar Lozano *

Desde Bogotá

“El presidente Alvaro Uribe quiere ser reelegido en el 2010”, dice sin titubear el analista Alfredo Rangel. Interpreta así la jugada del gobierno que, en el último minuto, el martes por la noche, salvó en el Congreso un proyecto de referéndum que le permite a Uribe conseguir un tercer mandato en el 2014. Por un inexplicable error de redacción, el texto –un párrafo– da la opción de reelección sólo en ese año. Al filo de la medianoche del martes, cuando se daba casi por hecho que la propuesta quedaría enterrada en la última sesión del año del legislativo, el gobierno tiró un salvavidas: convocar a sesiones extraordinarias. Luego de una pausa de escasos minutos, a partir de las cero hora de ayer, la discusión se retomó y casi a las cuatro de la mañana tuvo luz verde para seguir su trámite en marzo del próximo año.

La sesión que aprobó el referéndum fue a todas luces atípica y dejó un sabor agridulce. Estuvieron presentes ministros y funcionarios que nada tenían que ver con el debate. Claudia Salgado, asistente del secretario de la presidencia, lista en mano, controló hasta las salidas al baño de los congresistas. En medio de la sesión se conoció la muerte por una larga enfermedad del representante Orlando Duque, del Valle del Cauca. El reglamento de la Cámara establece que se debe declarar duelo y suspender de inmediato la sesión. Sin embargo, las autoridades uribistas ordenaron seguir adelante con la votación.

El presidente Uribe, en varias ocasiones, había dicho que su prioridad no era la consulta, ¿por qué este afán de último momento? El ministro de Interior y de Justicia, Fabio Valencia Cossio, a quien se le notó nervioso en la larga jornada, dio una explicación al final: “El gobierno no intentó influir en el contenido de la iniciativa, pero no se ve bien que siendo una consulta de iniciativa popular no fuera discutida”.

Ya se habla de la ilegalidad del llamamiento a sesiones extraordinarias, porque éstas deben realizarse cuando el Congreso está en receso. El martes era el último día del año legislativo ordinario. El domingo pasado el diario El Tiempo, el más influyente del país, le había pedido a Uribe que aclarara al país si aspiraba o no a su segunda reelección en el 2010. “Es un acto de visión y de grandeza”, decía el editorial.

Lo que hizo el martes, a la medianoche, envía el mensaje contrario. Con este juego de incertidumbre, el presidente tiene al país pendiente y especulando sobre lo que dice, lo que no dice y los mensajes que manda entre líneas. Sergio Fajardo, ex alcalde de Medellín y uno de los más fuertes en el abanico de presidenciables, aseguró que este tipo de juego le da poder a Uribe. “Eso sí –advirtió–, hay una línea fina en que este poder se convierte en un error.”

La pregunta que sobrevuela Bogotá ahora es si podrá modificarse el texto aprobado ayer a la madrugada. Rangel asegura que sí, siempre y cuando no se viole la voluntad ciudadana que lo apoyó. Y las personas que avalaron con su firma la propuesta lo hicieron pensando en la reelección inmediata. Además, dice, la Corte Constitucional puede precisar el alcance de lo aprobado.

El congresista del opositor Partido Liberal Carlos Piedrahita, sin embargo, asegura convencido: “Cambiar el texto es jurídicamente imposible”. Pero no descarta que la coalición del gobierno que es mayoritaria “desafiando las normas y atropellando la Constitución” lo haga y saque adelante la reelección para el 2010. Algunos uribistas advirtieron públicamente del daño que haría a la democracia una segunda reforma a la Carta Magna para permitir que el presidente continúe, sin pausa, en el poder.

Por su parte, la oposición del Polo Democrático, que abandonó la Cámara el martes en rechazo a la reavivación del debate, le agregó otro argumento. La bancada minoritaria recordó que la Justicia investiga a ministros, ex ministros y funcionarios de este gobierno por dar prebendas a favor de votos vitales para sacar adelante la primera reelección hace cuatro años. No está claro aún tampoco cómo se financió la campaña de recolección de firmas para este segundo intento.

Después de la sesión extraordinaria que duró hasta las cuatro de la mañana, el Congreso colombiano entró oficialmente en receso. Los legisladores recién volverán a debatir en marzo próximo. El primer tema en la agenda del Senado será la reforma constitucional. Siguiendo los tiempos normales de la Cámara, en dos meses el proyecto de reforma podría estar aprobado y el referéndum sería convocado para antes de fin de año. Si el gobierno de Uribe no hubiese logrado meter la media sanción de la Cámara baja antes del receso de este año, el referéndum habría tenido que ser pospuesto para el año 2010, coincidiendo con la elección presidencial.

* De El País de España. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

En una sesión atípica, con la muerte de un diputado, el uribismo aprobó su proyecto.
Imagen: Adrian Perez
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.