EL MUNDO › AMENAZA CON QUITARLE EL APOYO FINANCIERO

Ultimátum de EE.UU. a Ortega

En medio de la crisis política nicaragüense, Estados Unidos lanzó un ultimátum al gobierno sandinista y recalentó los ánimos. El embajador norteamericano en Managua, Robert Callahan, le dio 90 días al presidente Daniel Ortega para que encuentre “un acuerdo que acepten todos los nicaragüenses” o retira la ayuda financiera. “No respondemos a la prepotencia”, rechazó ayer el secretario general del sandinista Frente Nacional de los Trabajadores y diputado Gustavo Porras.

El 9 de noviembre el país fue a votar alcaldes y concejales. Era la primera gran prueba electoral del presidente Ortega, quien se había negado a autorizar la participación de los tradicionales observadores internacionales. Esa decisión, la lluvia de denuncias de fraudes de la derecha y la izquierda –ex sandinistas–, y la parálisis total del Congreso nicaragüense provocó reclamos del gobierno estadounidense, de los europeos y del japonés, todos donantes directos de proyectos sociales y de infraestructura en el país centroamericano.

A pesar de las presiones, el sandinismo sigue sosteniendo que ganó las elecciones y, especialmente, la capital. Según los resultados oficiales, el oficialismo ganó 105 de las 146 alcaldías. Los cálculos del opositor Partido Liberal Constitucionalista –detrás del cual se encolumnaron los sandinistas disidentes a los que se les prohibió competir en las urnas– sostienen que el resultado es exactamente inverso. Amenazaron con aprobar una ley en el Congreso para llamar a nuevas elecciones, pero desde hace un mes el oficialismo se niega a dar quórum.

Ortega reconoció que la situación no es fácil y pidió a los nicaragüenses que estén preparados para “mayores sacrificios”. “No nos estamos vendiendo ni rindiendo”, dijo después de que los países nórdicos retiraron la ayuda financiera a fines de noviembre. Ahora le toca el turno a Washington. “Si el país no puede llegar a un acuerdo que acepten todos los nicaragüenses, en el que el pueblo tenga fe, entonces me temo que sea cancelada la Cuenta del Milenio”, amenazó el embajador estadounidense.

La Cuenta del Milenio es un fondo que otorga el gobierno estadounidense para aquellos países que avancen –siempre según el criterio de Washington– en temas como la pobreza, la lucha contra el narcotráfico, la libertad de expresión y la educación. Son 64 millones de dólares para el caso nicaragüense, pero el diplomático ya adelantó que podría incluir también al resto de la ayuda que envían al país. En los últimos 20 años Washington aprobó 1400 millones de dólares, condonó 500 millones de deuda externa y giró 500 millones de dólares en remesas por año.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.