EL MUNDO › LO PRESTI, SOSPECHADO DE SER LIDER DE LA COSA NOSTRA

Se mató en su celda un capo mafia

 Por Peter Popham *

Desde Roma

Un sospechado líder de la mafia cuyas indiscreciones telefónicas instaron a la policía italiana a lanzar uno de los mayores operativos contra el crimen organizado en Sicilia, se ahorcó en su celda el martes a la noche, horas después de haber sido arrestado. Gaetano Lo Presti, de 52 años, se supone que era una de las dos personas que podía ser el nuevo líder de la mafia siciliana o la Cosa Nostra. Había estado a cargo de células en el área de Porta Nuova de Palermo desde el año pasado y se había convertido en el mafioso más poderoso de la isla. Estaba profundamente involucrado en la decisión de la organización de tratar de forjar una nueva estructura de poder después del arresto de jefe de los mafiosos, Bernardo Provenzano, en 2006.

Pero Lo Presti, que recientemente había cumplido una sentencia de 27 años de prisión por crímenes relacionados con la mafia, tenía su teléfono intervenido y era descuidado con las cosas que les decía a sus contactos por teléfono. Dio los nombres de otros jefes, sus planes para el futuro y –crucial para el ataque de esta semana– también reveló su oposición a sus planes. Cuando le dijeron de la decisión de nombrar a otro líder de Palermo, Benedetto Capizzi, de 65 años, como el capo de capi de la mafia, preguntó: “¿Quién autorizó esto?”, en abierto desafío a sus colegas mafiosos. La implicación era que Lo Presti –nombrado jefe de la Porta Nuova en 2007 por Salvatore Lo Piccolo, uno de los dos hermanos que parecía destinado a ejercer el dominio sobre la mafia hasta su arresto en noviembre del año pasado– creía que tenía más derecho al alto puesto que Capizzi. También existía la sospecha de que se derramaría sangre en una nueva ronda de la “guerra de la mafia” que tendría lugar en las calles de Sicilia. Era este temor de que llevó a la policía a adelantar su ataque y lanzar un operativo que resultó en 94 arrestos el martes.

La mafia siciliana, a diferencia de la de Calabria o de Campania, hace mucho tiempo que tiene una estructura autoritaria, con un único capo di capi, nombrado con la aprobación de los grandes de la organización, que ejerce un poder absoluto sobre sus subordinados. Hasta su arresto en 1993, ese hombre era Salvatore Riina. Aun desde prisión, donde estaba cumpliendo una sentencia de por vida, estaba moldeando la jerarquía, destinada a imponer obediencia a los miembros para asegurar la eficiencia y la lealtad dentro de la organización. Los informes de los medios italianos dicen que Lo Presti no compartía esta visión. En prisión puede haber temido ataques vengativos y, por lo tanto, se quitó la vida.

Lo Presti tomó control del distrito de Porta Nuova después del asesinato de un rival, Niccolo Ingarao, hace un año, y hubo muchas amenazas de compañeros mafiosos que lo culpaban por haber revelado secretos por teléfono, que terminaron con los arrestos de esta semana.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.