SOCIEDAD › UN GRUPO DE TRABAJADORES LOGRó FRENAR LA SUBASTA DE UN PREDIO EN COSQUíN

El Banco Ciudad quiere rematar sus propios bienes

 Por Eduardo Videla

Un grupo de trabajadores del Banco Ciudad logró frenar el remate –impulsado por la propia empresa– de un predio recreativo que la entidad bancaria tiene en la localidad cordobesa de Cosquín, que desde 1981 se utiliza para recreación y turismo de los empleados del banco. El predio, que tiene una superficie de 329 hectáreas, tiene construidos ocho bungalows y está ubicado junto al río Cosquín y al pie del cerro Pan de Azúcar, salía a subasta pública con una base de 3,1 millones de pesos. Pero antes de que apareciera la primera oferta, los trabajadores que se oponen a la medida irrumpieron en el escenario del local, desplegaron una bandera, expresaron su oposición al remate y vieron cómo se desvanecía el intento: sin ofertas, el remate fue declarado desierto.

Voceros del Ciudad –el banco público porteño que preside el economista Federico Sturzenegger– explicaron a Página/12 que la decisión de rematar el predio obedece a “que no era usado por los afiliados y representaba un gasto de 13 mil pesos por mes para la empresa”.

Sin embargo, los trabajadores de la Agrupación Germán Abdala (Bancarios en la CTA) sostienen que los directivos del banco “han decidido enajenar” un predio, que ha venido cumpliendo “la función social de darles la posibilidad a muchos trabajadores que, por diferentes circunstancias, no tenían la posibilidad de conocer Cosquín”. “El año pasado no fue nadie porque el Banco no pagó el mantenimiento y el predio no estaba en condiciones de ser usado”, dijo José Peralta, dirigente de esa agrupación.

El Predio Recreativo Cosquín fue comprado en 1979 por el Banco Ciudad a la entonces Municipalidad de la ciudad de Buenos Aires para destinarlo como lugar de descanso y esparcimiento de los trabajadores y fue inaugurado en julio de 1981. “Desde entonces, todas las administraciones del banco lo mantuvieron no con la intención de que fuera rentable sino de que cumpliera una función social”, agregó Peralta. El dirigente responsabilizó por la venta al jefe de Gobierno, Mauricio Macri, y a su ministro de Hacienda, Néstor Grindetti.

El predio era administrado en los últimos años por la Mutual de Trabajadores del Banco Ciudad, que además gestiona un club en la localidad de Olivos, para uso de los empleados de la entidad.

Según fuentes del Ciudad, desde “hace un año una comisión ad hoc venía estudiando propuestas para recuperar el lugar, pero ninguna resultaba redituable”. El remate del predio, finalmente, se anunció hace un mes. El día preciso era ayer, en el Salón Auditorio del Ciudad, en el tercer piso de Esmeralda 660, en el microcentro porteño, donde habitualmente se llevan a cabo las subastas del banco oficial de la ciudad.

Después de que el rematador leyera el pliego y exhibiera imágenes del predio, justo cuando llegó el momento de las ofertas, un grupo de unos quince trabajadores desplegó una bandera argentina y cuatro de ellos subieron al escenario, para fundamentar su oposición a la subasta. Los policías que había apostados en la sala no intervinieron.

Cuando el rematador preguntó si había ofertas, hubo un largo silencio. Ninguno de los seis o siete aparentes interesados abrió la boca. Entonces, el rematador declaró desierta la subasta. “Habrá una nueva convocatoria a remate, pero si vuelve a fracasar, se hará por venta directa”, advirtió un vocero del Banco Ciudad.

Compartir: 

Twitter
 

Cuatro trabajadores subieron al escenario y explicaron por qué se oponen.
Imagen: Rafael Yohai
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.