SOCIEDAD › EL VATICANO “INSPECCIONARá” LA CUESTIONADA CONGREGACIóN MEXICANA

Virtual intervención del Papa a los Legionarios

El papa Benedicto XVI ordenó la inspección de las actividades de la congregación mexicana Legionarios de Cristo, intervención confirmada ayer por altas autoridades de la orden. “Visita apostólica”, definieron la investigación las autoridades del Vaticano en la notificación escrita que enviaron a los Legionarios a principios de marzo.

La decisión se conoció a dos meses de la confirmación, por parte de los miembros con más jerarquía de la congregación, de la violación a la vida célibe que el fundador de los Legionarios, el sacerdote fallecido Marcial Maciel, cometió durante décadas: admitieron la existencia de –por lo menos– una hija de 22 años, fruto de una relación amorosa que mantuvo durante años. No hay referencias al hecho en el comunicado papal, así como tampoco las hay en relación con las otras violaciones que habría cometido Maciel, de tipo sexuales en este caso, a sacerdotes ex miembros de la congregación y formados bajo su ala. No obstante, las acusaciones que las presuntas víctimas de abusos hicieron públicas habrían sido la razón principal que impulsó a Benedicto XVI a exigirle al fundador que renunciara “a todo ministerio público” de su actividad sacerdotal y llevara una vida retirada de rezos y penitencias.

La autoridad máxima de los Legionarios de Cristo, Alvaro Corcuera, se enteró de que la congregación sería inspeccionada a través de una carta que le envió el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone. El escrito no especificó fecha de llegada del equipo de prelados, obispos o eclesiásticos que estarán al mando de la investigación “a fondo de las obras y las actividades” que la orden religiosa lleva a cabo en todo el mundo, que tiene por intención limpiar la imagen de la congregación, desgastada casi por completo durante la últimas décadas, y salvarla de una inminente disolución, provocada por las acusaciones de abusos sexuales que recayeron sobre su fundador y la doble vida que llevó durante su historia como sacerdote.

Es que, hace más de una década, un grupo de quienes en su niñez y adolescencia, en los años ’50 del siglo pasado, formaron parte de los Legionarios denunció haber sido abusado sexualmente por Marcial Maciel, el creador de la orden. Las acusaciones tomaron tanto vuelo que obligaron a Benedicto XVI a exigirle, en 2006, la renuncia a “todo ministerio público” de su actividad sacerdotal y a llevar “una vida retirada de rezos y penitencias”. A principios de 2009, las autoridades de los Legionarios de Cristo admitieron públicamente que Maciel mantuvo relaciones sexuales con al menos una mujer, a la que mantuvo oculta en España, con la que tuvo una hija, que hoy tiene 22 años.

El sacerdote creó la congregación –de las más ultraconservadoras y poderosas de la Iglesia Católica– en 1941 y falleció en 2008, a los 87 años. Más de dos mil seminaristas iniciaron sus pasos en el sacerdocio en alguna de las 22 sedes que la orden mantiene en 22 países, muchos de América latina. Son cerca de 800 los sacerdotes que adhieren a Legionarios de Cristo y más de 70 mil los fieles que adhieren alrededor del planeta, casi todos de clase alta y conocidos irónicamente como los “Millonarios de Cristo”.

Compartir: 

Twitter
 

El papa Juan Pablo II y Marcial Maciel, ambos ya fallecidos.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.