SOCIEDAD › “OIGO A GENTE HABLANDO, PERO NO VEO A NADIE”

Voces en el naufragio

“Papá, hemos caído al agua. Oigo a gente hablando, pero no veo a nadie. Todo está negro a mi alrededor.” El relato fue hecho por Bakari Bahiya, la niña de 14 años única sobreviviente del accidente del Airbus yemení ocurrido el lunes último, a su padre, durante una comunicación telefónica mientras la niña esperaba el rescate. La chica había quedado flotando en el Océano Indico en plena noche, y su relato indica que hubo otros sobrevivientes. Pero los socorristas de las Islas Comores, ayudados por equipos de Francia, Estados Unidos y Madagascar, que enviaron barcos, aviones, helicópteros y buceadores, no pudieron encontrar más personas con vida ni cuerpos de personas fallecidas. El avión llevaba 152 pasajeros y miembros de la tripulación. En tanto, ayer continuó el conflicto entre París y Saná (la capital de Yemen) por las responsabilidades en las causas que provocaron el accidente. En Francia hubo manifestaciones contra la compañía aérea Yemenia y la Justicia abrió una investigación por “homicidio involuntario”. Por su parte, los gobiernos de Yemen y de las Islas Comores acusaron al francés de retener información sobre la inseguridad de ciertos aviones.

Algunas horas después del diálogo que la niña mantuvo con su padre, vio acercarse a los buzos de las fuerzas armadas comorenses. La joven “dio muestras de una valentía absolutamente admirable”, por “haber permanecido cerca de diez horas esperando a los equipos de socorro después del accidente”, evaluó el secretario de Estado francés para la Cooperación, Alain Joyandet.

Ahora, la adolescente está internada en un hospital de Moroni, la capital de las Islas Comores. Su padre, Bakari Kassim, aseguró a los medios franceses que su hija se encuentra bien. “El médico me confirmó que tiene algunas quemaduras, fractura de clavícula, pero en este momento no hay nada grave”, señaló el hombre, que reside en un suburbio de París.

“Todavía hay una posibilidad de encontrar sobrevivientes, pero hay que ver más bien cómo evacuar los cuerpos de las víctimas”, reconoció el secretario de Estado francés. La búsqueda de posibles sobrevivientes del A310 continuó ayer con la ayuda de varios países. Aunque las fuerzas comorenses recibieron refuerzos de Francia, Estados Unidos y Madagascar, que enviaron barcos, aviones, helicópteros y buceadores a la región del archipiélago, la búsqueda de personas con vida o cuerpos de los pasajeros y tripulantes del Airbus continuó sin dar resultado. Tampoco se pudieron recuperar hasta ahora las cajas negras del aparato, determinantes para investigar las causas del accidente.

Ayer un grupo de comorenses residentes en París impidió el despegue de un avión de Yemenia Airways en el aeropuerto parisino Charles de Gaulle. Los manifestantes acusaron a la compañía yemení de utilizar aviones inseguros en el trayecto entre Yemen y las Islas Comores. Ante el aluvión de críticas a la aerolínea, Yemenia anunció una primera indemnización para las familias de las víctimas. De todas maneras, el presidente de la compañía aérea, Abdul-Jalek al Qadhi, explicó que la cantidad de 20.000 euros es un anticipo del dinero que las familias recibirán del seguro y no implica que la empresa admita su responsabilidad por el accidente.

La Justicia francesa ayer abrió una investigación contra imputados desconocidos por “homicidio involuntario” tras el accidente del avión, en el que viajaban 66 pasajeros franceses. Mientras, el gobierno de las islas africanas acusaba a Francia de retener información sobre la inseguridad de ciertos aviones: “Las cosas habrían sido más fáciles para nosotros si Francia nos hubiese entregado una lista de los aviones Airbus no aptos para volar”, aseguró el vicepresidente de las islas, Idi Nadhoim.

Compartir: 

Twitter
 

Bakari Bahiya, única sobreviviente del Airbus accidentado el lunes.
Imagen: AFP
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.