SOCIEDAD › MOVILIZACIóN DE FAMILIARES Y AMIGOS DE LOS CHICOS SUICIDADOS EN SALTA

En marcha para cuidar la vida

Unos mil vecinos de Rosario de la Frontera salieron a la calle con velas y la consigna de “celebrar la vida”. La preocupación se instaló en esa ciudad salteña: los padres vigilan y secuestran teléfonos y computadoras a sus hijos.

 Por Emilio Ruchansky

Desde Rosario de la Frontera

Anoche se marchó para “celebrar la vida” en Rosario de la Frontera. Alrededor de mil personas, entre estudiantes, docentes y vecinos, dieron una vuelta a la manzana lindante a la plaza central de este pueblo del sur de Salta por segunda vez, portando velas, sonrisas y caras de preocupación también. Mientras la Justicia investiga si los últimos cuatro suicidios adolescentes tienen relación entre sí (tres ocurrieron en la última quincena) y si existe un tercero que incentivó el llamado “juego del ahorcamiento” o chocking game, algunos padres se acercaron al hospital local para que evalúen a sus hijos. El recelo por lo que hacen o dejan de hacer los jóvenes es constante. “Hay más nivel de alarma”, comentó ayer un psicólogo del hospital. “Los que están deprimidos se deprimen más –agregó–, los que ya eran histéricos están más histéricos que nunca, todo se agudiza.” Hoy vendrá el gobernador Juan Manuel Urtubey con todo su gabinete.

Elizabeth Salvatierra, la mejor amiga de Fiorella, la primera chica en quitarse la vida este año, el 7 de abril, fue la organizadora de la marcha que arrancó a las 20 en la Plaza Independencia, con escenario y hits incluidos: “Color esperanza”, de Diego Torres, y “Celebra la vida”, de Axel. “Debe haber chicos que juegan al chocking game, yo quiero marchar para limpiar el nombre de mi amiga, para que esto no quede en el olvido. No busco culpables, sólo quiero que la gente se una”, decía Salvatierra, que sostenía un cartel con la frase: “Jóvenes que aceptan y defienden la vida”. La consigna de la bandera que encolumnó esta segunda marcha solo decía: “Por la familia”.

El jueves no hubo clases por el Día de Güemes y ayer tampoco, sólo actos escolares. Si se suma el feriado del lunes, los jóvenes de este pueblo conocido por sus termas tendrán cinco días libres, por lo que padres y docentes reclaman que el gobierno salteño, a través del Comité de Emergencia instaurado la semana pasada, incluyan actividades deportivas y culturales. “Yo no los quiero tener encerrados en casa, pero si salen con amigos me preocupo. Me voy a volver loca así, necesitamos más contención”, reclamaba en la marcha Mirta, madre de dos adolescentes que van a la Escuela de Comercio Nuestra Señora del Rosario, donde cursaban dos chicas que se quitaron la vida.

En la comisaría comandada por Ariel Escalante siguen descartando que las cuatro muertes tengan relación con “el juego del ahorcado”, difundido por Internet; es más, insisten en criticar a los medios de prensa que se apuraron a afirmar esto. “El chico de 13 años que murió el 9 de junio, llamémoslo R, no tenía Internet, ni computadora ni sabía usar una máquina. Tampoco iba a cibercafés. La última chica que se suicidó, G, sabía algo de computadoras, pero no tenía equipo. Como no sabía manejar un teclado, siempre que usaba Internet era supervisada por un adulto”, comentó el comisario.

En los otros dos casos, Fiorella y la hija de un carpintero que se quitó la vida el 6 de junio, sí había cierta pericia en el uso de Internet aunque, según Escalante, “no eran de estar mucho con la computadora”. Hubo oficialmente cinco intentos más de suicidios en estos días (extraoficialmente se habla de 25). Las cuatro muertes están siendo investigadas por el juez de instrucción Mario Dislacio, quien caratuló la causa como “NN: instigación al suicidio”, un delito que prevé hasta cuatro años de prisión. La semana que viene, este magistrado tomará declaración a compañeros de los jóvenes y familiares. En total, Dislacio hizo secuestrar dos computadoras y cuatro celulares.

“No hay indicios de que se trate de una secta o haya un pacto de silencio de los chicos, tampoco, por las primeras pericias, vimos que se trate de un ritual satánico como dicen algunos”, aclaró el comisario. El único sospechoso, señalado por una profesora de la Escuela Comercial, tiene 18 años y enseñaba baile. Está recibiendo contención psicológica y no sale de su casa. El comisario diálogo con él y se apiadó de su suerte. “A este muchachito lo conoce medio mundo”, dijo. Todavía no fue citado a declarar. Los resultados de las pericias hechas sobre los objetos secuestrados están en poder del comisario pero no del juez.

Las cadenas de mails y de mensajes de texto que instigan al suicidio y circularon la semana pasada son, por ahora, ni más ni menos que una broma macabra. “Y bueno, los que se creen perversos se pusieron mucho más perversos con todo esto”, reflexionó un psicólogo salteño que llegó ayer al pueblo como parte del grupo de apoyo del Comité de Emergencia. En su primer día de trabajo, junto a dos colegas, atendió más de 10 consultas en el Hospital Melchora Figueroa de Cornejo.

“Los chicos están nerviosos. Los padres les tocan la puerta a cada rato porque están en muy alertas, demasiado, mientras que los chicos minimizan todo –explicó el profesional–. Igual considero valioso que pregunten, que hablen más. Los adolescentes en general y los estudiantes en particular son un grupo de riesgo enorme.”

Entre los factores de riesgo que mencionó este psicólogo están la soledad y el fracaso escolar, aunque advierte que debe haber más. La mayoría de las consultas que atendió eran por situaciones preexistentes que se agudizaron, personas con tendencia al pánico o la depresión. Mientras muchos buscan al malo de la película, sea un perverso juego de Internet o una persona real, otros comienzan a plantear el trasfondo de la decisión que tomaron las últimas cuatro personas que se quitaron la vida. Es lo que decía una docente anoche en la marcha: “Me parece que en este pueblo a los chicos les falta futuro”.

Compartir: 

Twitter
 

La escuela adonde concurrían dos de las adolescentes que se quitaron la vida en Rosario de la Frontera.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.