SOCIEDAD › FALLECIO OTRO BEBE, ESTA VEZ EN EL HOSPITAL PENNA, POR FALTA DE ANESTESISTA

Cuando la muerte llega sin anestesia

Médicos de guardia de hospitales porteños denuncian que la falta de anestesiólogos provoca demoras en las operaciones de urgencia. La Defensoría del Pueblo responsabiliza al gobierno porteño y a la Asociación de Anestesia.

 Por Pedro Lipcovich

Otra muerte por falta de anestesista se produjo en un hospital de la ciudad de Buenos Aires. Esta vez fue en el Penna, el 26 de mayo, y nuevamente se trató de un bebé en el momento de nacer: no habiendo anestesiólogo, no se pudo efectuar la operación cesárea de urgencia que habría preservado su vida. La jefa de urgencias de ese hospital denunció “el gravísimo hecho de no contar con anestesiólogos durante las guardias”, y no sólo en el Penna: “El domingo 23 de mayo faltaron anestesiólogos en siete hospitales del sistema”, y el domingo pasado en el Penna se demoraban operaciones de urgencia por el mismo motivo. La Defensoría del Pueblo porteña señaló “la responsabilidad compartida entre el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Asociación de Anestesia, Analgesia y Reanimación de Buenos Aires”. El diputado porteño Aníbal Ibarra presentó en la Legislatura un pedido de informes al Poder Ejecutivo por el caso del Penna.

El miércoles 26 de mayo pasado, los médicos Claudio Odorico, Néstor Rodríguez Benegas y Eduardo Grinberg, del servicio de guardia del Hospital Penna, se dirigieron por nota a su jefa “para informarle que hoy sufrimos un desgraciado acontecimiento evitable: una emergencia que culminó con el deceso del feto recién nacido, como consecuencia de asistir un parto prematuro en pelviana sin contar con anestesista de guardia. El buen obrar hubiera sido realizar una cesárea de urgencia, lo que hubiera evitado el óbito”.

Días después, la médica Alicia Haydée Maresca –a cargo del departamento de Urgencias del Penna– formuló denuncia penal por “no cumplirse la normativa que establece la obligatoriedad de contar con dos anestesiólogos por guardia”. La denuncia advierte que “fuera del horario del servicio de Anestesiología, de 8 a 14, el hospital queda sin anestesiólogo: si surge una operación de urgencia, tenemos que pedir al SAME que nos manden uno de otro hospital o que el paciente sea derivado”. Pero como “la situación se repite en otros hospitales, esto tampoco soluciona el problema”.

Hay preocupación en los médicos por las eventuales consecuencias judiciales de la falta de anestesistas, desde que –como informó ayer Página/12– la Cámara de Apelaciones porteña decidió llevar a juicio oral al director y dos jefes de servicio del Santojanni, también por la muerte de un neonato, sucedida en 2008. Vadim Mischanchuk, abogado de la Asociación de Médicos Municipales, contó que “el domingo pasado me hice presente en el Hospital Santojanni, ya que había llegado una embarazada con rotura de membrana y no había anestesiólogo para la cesárea: mediante el SAME trajeron uno del Hospital Vélez Sarsfield. Después entró un paciente con traumatismo encefalocraneano: necesitaba cirugía de urgencia, no se consiguió anestesista y, cinco horas después, fue derivado al Ramos Mejía; salvó su vida pero, si quedó con secuelas, seguro fue por la demora”.

El abogado advirtió que “muchos creen que, como tienen prepaga, lo que pase en los hospitales públicos no los afecta, pero quien sufre un accidente o urgencia en la vía pública es atendida por el SAME y llevado al sistema público de urgencia, donde sufrirá la falta de anestesiólogos”.

Jorge Gilardi, titular de la Asociación de Médicos Municipales, señaló que “en la maternidad Sardá, hace pocos días se registraron 15 partos sin anestesiólogo: hubo que buscar anestesistas de otros lugares”. El dirigente subrayó “la falta de formación de nuevos profesionales en un área crítica como lo es la del anestesiólogo” y sostuvo que “falta al respecto una estrategia que a su vez integre una política de Estado en salud, por encima del gobierno de turno”. Aseguró que “la falta de anestesistas se registra en toda la Argentina”.

Gilardi agregó que “la Asociación de Médicos Municipales, en conjunto con la Asociación de Anestesia, Analgesia y Reanimación, reclamó al Gobierno de la Ciudad que se paguen suplencias de guardia a los anestesiólogos y que se les concedan nombramientos de 15 horas semanales en vez de 30. Hay que ofrecer a los anestesistas mejores condiciones de trabajo, ya que suele convenirles pasar al sector privado”.

Carlos Niccolini, jefe del área salud de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, sostuvo que la responsabilidad por el caso del Hospital Penna, como por la falta de anestesiólogos en general, es compartida entre el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Asociación de Anestesia, Analgesia y Reanimación de Buenos Aires” (ver nota aparte).

Página/12 se comunicó en reiteradas oportunidades, ayer y el jueves, con la Asociación de Anestesia, Analgesia y Reanimación de Buenos Aires, pero no obtuvo respuesta. Una fuente del Ministerio de Salud porteño se limitó a asegurar que “entre 2008 y 2010 designamos anestesiólogos para 169 cargos, y 35 más como suplentes de guardia”.

Compartir: 

Twitter
 

“El domingo 23 de mayo faltaron anestesiólogos en siete hospitales del sistema”, dice una jefa de urgencias.
Imagen: Rafael Yohai
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared