SOCIEDAD › LA MáQUINA YA TRABAJA EN LA PERFORACIóN PARA LLEGAR A LOS MINEROS ATRAPADOS EN CHILE

Los primeros pasos para el gran rescate

La ahora famosa Strata 950 comenzó a trabajar en la roca. Primero hará un túnel de 33 centímetros y luego será ampliado a los 66 totales. La salida de cada minero demandará unas dos horas. En total, los 33 tardarán entre tres y cuatro días en salir.

Las tareas de perforación, a cargo de la máquina Strata 950, comenzaron el lunes a última hora en los primeros metros de túnel para el rescate de los 33 mineros, luego de las demoras por la falta de un elementos clave en la máquina. Hace ya 25 días y en pleno desierto de Atacama, la tarea de las máquinas se complementa con la de los hombres, que trabajan en la atención alimentaria y de salud de los mineros atrapados, a los que les hacen llegar mediante una sonda todas las provisiones. La actividad en los alrededores de la mina San José no tiene descanso, tampoco lo tiene la vigilia de los familiares de las víctimas, que aseguraron que se mantendrán en el campamento “hasta que el último de ellos salga”. Mientras tanto, los propietarios de la mina, Alejandro Bhon y Marcelo Kemeny, se presentaron ayer ante la Comisión de Minería de la Cámara de Diputados, que investiga el accidente que mantiene atrapados a los trabajadores, en la que pidieron “disculpas”. Uno de ellos se excusó diciendo que “la cuadrilla no repuso la malla de seguridad y ese mismo turno es el que hoy está atrapado”, según se informó en la prensa chilena.

Utilizada regularmente para hacer ductos de ventilación o chimeneas, la Strata 950 inició su esperada tarea de rescate en la mina de San José. Si ningún inconveniente se interpone, excavará 15 metros por día de túnel, que tiene unos 700 metros de extensión y por el que se espera que se asomen los mineros. Esa chimenea tiene un diámetro de unos 33 centímetros, que luego por un rodillo con un cabezal será ensanchada hasta los casi 70 centímetros, y por ese espacio serán subidos uno a uno los mineros, que para el rescate deberán trabajar en mantener su peso. Esta procedimiento puede prolongarse entre tres y cuatro meses. Una vez completado el conducto, la evacuación de los trabajadores puede durar entre tres y cinco días, teniendo en cuenta que la salida a la superficie de cada uno puede demandar unas dos horas.

“Estamos bien encaminados”, aseguró ayer el presidente chileno Sebastián Piñera, en relación a las tareas de rescate. Si bien distintos planes para acelerar los procesos de liberación están siendo estudiados, Piñera reiteró que los trabajadores no saldrán a la superficie para las celebraciones de septiembre por el Bicentenario, “pero sí haremos todo lo posible para poder celebrar junto a ellos las fiestas de Navidad y Año Nuevo”.

La primera etapa de los trabajos que realizará la Strata 950 consiste “en una perforación de aire reverso, con el uso del martillo, que expulsa la tierra hacia la superficie, y que hará un orificio de unos 33 centímetros. Terminada esa tarea, viene la segunda etapa de ‘escareado’, que consiste en ensanchar ese orificio con el uso de un rodillo cabezal”, explicó Jorge Sanhueza, un ingeniero que apoya las labores. El rescate final se hará por la noche, para que la luz no dañe a los mineros.

Ellos mismos ayudarán con las tareas de rescate. En un principio colaboraron con el envío a la superficie de información topográfica acerca del punto donde se hará la perforación guía y luego trasladarán el material excedente. “Ellos tienen equipos y es una labor que pueden desarrollar sin mayor complejidad”, sostuvo el ingeniero.

También está contemplado el llamado “Plan B”. “Otra máquina viene en camino y va a permitir escanear la perforación que hizo una de las sondas para ir ampliando la sección de esa perforación y tener una alternativa de rescate”, aseguró Piñera. Lo que viene en camino es un taladro T130XD The Schramm, que sería utilizado para ensanchar uno de los conductos abiertos por las sondas. La máquina fue revisada ayer y se espera su arribo a Copiapó para hoy.

Ayer llegaron al país cordillerano expertos de la NASA que apoyarán las labores de manutención de los atrapados. Para ello, a los profesionales se les estregarán los partes médicos, según lo que pudo aportar a los informes personales cada familia.

Desde el gobierno dijeron que el monto total de esta operación, que abarcará millones de dólares, será cobrado íntegramente a los dueños del yacimiento, que según sus trabajadores tenía graves problemas de seguridad.

En ese sentido, Marcelo Kemeny y Alejandro Bhon debieron dar ayer sus argumentos ante la Comisión de Minería. Para explicar la situación que desencadenó este accidente, los propietarios tuvieron que responder sobre un hecho anterior, el accidente en la misma mina que le costó la pierna al trabajador Gino Cortés, el pasado 3 de julio. Al respecto, los empresarios se encargaron de pasar la pelota: “La cuadrilla no repuso la malla de seguridad, y ese mismo turno es el que hoy está atrapado”, expresó Bhon ante la comisión investigadora.

Compartir: 

Twitter
 

La primera etapa consiste en una perforación de aire reverso, con el uso del martillo, que expulsa la tierra hacia la superficie.
Imagen: EFE
SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.