SOCIEDAD › COMO HACE DOS AñOS, ESTUDIANTES SECUNDARIOS TODAVíA NO LAS COBRARON

Nuevos problemas con las becas

Este año, los beneficiarios recibieron una tarjeta para cobrar por cajero automático. Pero 3700 tuvieron problemas por pérdidas de pines y otros. La Defensoría del Pueblo denuncia que un millar de chicos aún no pudieron cobrar.

A pocos días del fin de clases, el conflicto por las becas volvió a escena, como hace dos años. Miles de estudiantes no cobraron su beca en tiempo por problemas derivados de la bancarización de ese pago como la pérdida del pin o la desmagnetización de las tarjetas prepagas. La Defensoría del Pueblo de la Ciudad, mediante una resolución firmada por su titular, Alicia Pierini, cuestionó la forma por la que el Ministerio de Educación porteño decidió bancarizar las becas. La nueva modalidad se adoptó a partir de este ciclo lectivo y generó dificultades a 3700 estudiantes de secundarios de escuelas públicas, que reciben becas por estar en situación de vulnerabilidad económica. Los jóvenes no podían recibir el dinero –de la primera o segunda cuota– sin la tarjeta magnética: “Les vedaron la posibilidad de hacer el trámite por ventanilla. No cuestionamos que se bancarice”, subrayó a Página/12 Gustavo Lesbegueris, titular del área de Educación del organismo porteño.

La Defensoría pidió informes a la cartera educativa porteña por el reclamo de estudiantes que no cobraron la beca –algunos ninguna de las dos cuotas– por problemas derivados de la bancarización del pago a beneficiarios. Por su parte, el legislador Francisco “Tito” Nenna (Encuentro Popular para la Victoria) denunció que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, incumplió con el pago de siete mil becas. “Macri se tragó el dinero previsto para

las becas estudiantiles o se recibió de inútil”, aseveró. Las becas constituyen un beneficio de 1500 pesos anuales, que alcanzan a casi 70 mil estudiantes de la Ciudad.

El documento de la Defensoría enumera los obstáculos que se les presentaron a los estudiantes o sus representantes –28 hicieron su denuncia allí–, para cobrar las becas, entre ellos, la distribución de las claves (pines) de las tarjetas prepagas en las escuelas en turnos diferentes de los de concurrencia, lo que provocó tardanzas y extravíos que dilataron los tiempos de cobro o el acceso a tarjetas. “Producto de las demoras, se desvirtúa el régimen de becas, que tiene por finalidad garantizar al acceso, permanencia y egreso de estudiantes secundarios que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica”, señaló Lesbegueris.

Otros obstáculos fueron el no reconocimiento del pin asignado en el cajero automático, la desmagnetización de la tarjeta prepaga, la no acreditación del importe correspondiente de la beca, demoras en la entrega y la reposición de las tarjetas, lo que genera que aun en los casos en los que se informó que los estudiantes tenían acreditado el pago no podían cobrarlo. En el listado también figura el cobro de comisiones a los estudiantes por gastos de reposición de las tarjetas, insuficiente información y nulo asesoramiento acerca del nuevo medio de pago y la forma de operar las tarjetas.

La Defensoría remarcó la “necesidad” de reformular los cronogramas de tramitación y pago a fin de que los estudiantes puedan contar con los recursos “a comienzos del ciclo lectivo y no promediando o concluyendo el mismo”. De los 3700 reclamos, 2700 están en proceso de solución (entrega de pines) y quedan mil pendientes, que sin tarjeta no pueden extraer el dinero, informó la Defensoría. Por otra parte, Lesbegueris mostró su “preocupación” porque todavía no hay previsiones de “fecha cierta de pago y modalidad de cobro” de becas de las escuelas de reingreso (a las que asisten adolescentes que retoman los estudios tras haberlos abandonado) y las “presentadas fuera del plazo establecido”, y “no se habrían liberado los fondos para afrontar el pago”.

El informe da cuenta de la “insuficiente o desactualizada” información brindada a estudiantes y escuelas, y la falta de actualización del sitio de Internet sobre becas. Este año su pago se dispuso a través de tarjetas prepagas, mientras que antes se efectuaba por una orden emitida por el Programa de Becas de Inclusión Escolar. Según la investigación, el sitio web del Ministerio de Educación porteño, al 12 de noviembre, “no informa acerca del nuevo sistema de cobro”.

El documento recomienda que se evalúe la “implementación de un sistema de pago de las becas estudiantiles que contemple la posibilidad de cobrarlas indistintamente, tanto a través del cajero automático como por ventanilla”. Y que el Banco Ciudad difunda entre los beneficiarios solicitar la apertura de una cuenta gratuita universal, para acceder a una tarjeta de débito, para operar por cajeros y ventanilla.

Informe: Soledad Arréguez Manozzo.

Compartir: 

Twitter
 

Entre los damnificados están los chicos que reingresan después de abandonar la escuela.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.