SOCIEDAD › LA SUPREMA CORTE INVESTIGA A DOS MAGISTRADOS DE LOMAS DE ZAMORA

Jueces laborales bajo la lupa

Les imputan falsificación de cheques y su posible vinculación con robos en salideras. Los denunció un secretario del mismo tribunal, a quien ellos habían acusado primero, que admitió haber cometido estafas y “robado para la corona”.

Dos jueces laborales de Lomas de Zamora están siendo investigados por la falsificación de cheques y una serie de robos en “salideras judiciales” a personas que iban a cobrar el dinero de sentencias dictadas por el tribunal, confirmó a Página/12 una fuente de la Suprema Corte bonaerense. La primera denuncia partió de los propios jueces ahora acusados, Guillermo Baloira y Fernando Galigniana, quienes en 2009 alertaron sobre un faltante en la caja judicial. El secretario de ambos, Walter Bogado, fue detenido por el caso pero luego de admitir la estafa denunció a sus superiores como instigadores y cómplices. Un año después, los acusó también por los robos cometidos en salideras judiciales a personas que cobraban en la sucursal del Banco Provincia de los Tribunales de Lomas de Zamora. Ayer, fuentes de la investigación admitieron a este diario que Bogado podría haber buscado “revancha” contra sus ex jefes al tiempo que intentaría aliviar su situación argumentando que “robaba para la corona”.

Bogado se desempeñaba como secretario en el Tribunal del Trabajo Nº 1 de Lomas de Zamora y era el empleado “de confianza” de los jueces Baloira y Galigniana, según surge en la investigación. Cuando se comprobó un faltante de dinero, ambos magistrados denunciaron el hecho ante la Oficina de Control Judicial de la Suprema Corte bonaerense y Bogado fue suspendido, luego de una investigación que duró seis meses y estuvo a cargo de la Unidad Fiscal de Investigaciones 1 (UFI1). Había pasado 74 cheques falsos por un monto superior, en total, a los 500 mil pesos, confirmó una fuente judicial.

“Administraba los cheques firmados por los jueces y su novia iba a cobrarlos en nombre de beneficiarios, que en verdad, nunca habían iniciado litigios. Cuando lo detuvieron, Bogado admitió el hecho, pero dijo que robaba porque los jueces le prometieron apoyo para convertirlo en juez y que les daba el dinero a ellos. Dijo cosas que podían ser ciertas pero otras que eran mentiras: aseguró que consiguió el cargo de auxiliar administrativo gracias a estos cheques cuando en realidad lo tenía desde antes”, explicó la fuente.

Por estas acusaciones, a los jueces se los comenzó a investigar desde el máximo tribunal bonaerense y desde la misma fiscalía, aunque no se pudo comprobar un enriquecimiento ilícito. Tampoco se pudo comprobar que Bogado –quien pasó nueve meses en prisión– hubiera aumentado su patrimonio. Al salir, en 2010, el ex secretario denunció a sus ex jefes ante la Oficina de Control Judicial por una serie de robos en salideras judiciales. Si bien ayer Bogado –en declaraciones a un canal de noticias– admitió que la información sobre esos pagos podrían tenerla “otras personas del juzgado”, insistió en responsabilizar a los dos jueces.

Bogado aseguró que la información para confeccionar los cheques se la daban los propios jueces. “Yo lo aceptaba porque la presión era terrible y me decían que me podían echar”, dijo el ex funcionario, aunque admitió que también tenía intereses personales: convertirse en juez con el apoyo de sus jefes.

“Lo cierto es que los jueces firmaron esos cheques y si no eran cómplices, por lo menos fueron negligentes o cometieron mala praxis”, comentó la fuente judicial consultada por este diario.

El dinero estaba depositado en una cuenta bancaria del tribunal, en el Banco Provincia, y debía ser entregado a quienes ganaron demandas laborales en ese juzgado. Fueron los abogados litigantes quienes reclamaron a los jueces el faltante, al finalizar los juicios.

El caso de las salideras judiciales es más complejo. Algunas veces, los litigantes cobraban el cheque en una sede del Banco Provincia y a la salida eran asaltados; otras, como denuncia Bogado, el robo ocurría en la casa de estas personas. “Les decían que les entreguen el sobre, diciendo incluso la cantidad de dinero que tenían. (Los jueces) eran los únicos que podían saberlo dentro del juzgado”, aseguró ayer Bogado.

Desde la Suprema Corte provincial explicaron a este diario que, antes de decidir una sanción contra los jueces o la elevación a la Secretaría de Enjuiciamiento de Magistrados, esperarán que termine la investigación penal. Una fuente de la fiscalía que investigó el fraude de los cheques comentó que, en su defensa, los jueces aseguraron que Bogado los engañó.

Compartir: 

Twitter
 

La investigación en los Tribunales de Lomas de Zamora empezó en 2009.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.