SOCIEDAD › AL PROMULGAR LA LEY ANTITABACO, CFK CONTó DETALLES DE SU VIDA VINCULADOS CON EL CIGARRILLO

Las confesiones de una ex fumadora

La Presidenta relató que fumaba dos paquetes diarios y que Néstor Kirchner llegó a fumar cuatro. También contó que perdió un embarazo de seis meses y que sólo después de dejar el cigarrillo volvió a quedar embarazada (de su hija Florencia).

La presidenta Cristina Fernández promulgó ayer la ley antitabaco durante un acto en Casa de Gobierno, en el cual, además, contó algunos detalles de su vida privada en relación con el cigarrillo. Por primera vez, en un discurso público, relató que entre sus hijos Máximo y Florencia, en 1984, perdió el embarazo de un varón al sexto mes de gestación. También se colocó en el lugar de ex fumadora para resaltar la importancia de la legislación que impulsa medidas para luchar contra el hábito de consumir cigarrillos. “Esta ley es un pasito adelante que nos coloca en un país más saludable, en un país mejor”, dijo.

La mandataria destacó que esta ley no va a afectar la producción de tabaco en la Argentina porque “ésta se exporta, no se perderá ningún puesto de trabajo y no estamos atacando ninguna actividad económica”. Sostuvo que “creo que hay un respeto en esta norma, el respeto al otro, es una norma de respeto a los demás”. “Estamos ante un hecho histórico”, señaló. “Además de una cuestión de salud, es de respeto al otro”, reiteró.

La Presidenta recordó que durante muchos años fumó “dos atados por día y mi compañero (el ex presidente Néstor Kirchner) cuatro”. Contó que “la primera que dejó de fumar fue Alicia (Kirchner) y yo dejé de fumar el 31 de diciembre de 1988 a las 12 de la noche y nunca más volví a fumar”. “Todos hacían apuestas y decían ésta no aguanta. Aguanté, siempre que me propuse un objetivo nunca me he desviado”, afirmó. “Con la furia de los conversos, estoy tratando de convencer a las dos personas que más amo en el mundo que dejen de hacerlo”, contó la mandataria, y añadió: “Aunque ellos me dicen que yo fumaba cuando tenía su edad”.

La Presidenta relató que durante el embarazo de su hijo Máximo “jamás toqué un cigarrillo, en ese sentido tuve una disciplina prusiana, desde que supe que estaba embarazada, nunca más toqué un cigarrillo, hasta que nació”. Pero luego, retomó el hábito y “debo confesarlo, yo perdí un bebé, en un avanzado estado de gravidez, seis meses. Y no era como ahora que la neonatología te salva a los chicos, en aquel momento no estaba tan adelantada la ciencia y perdí un varón”. El episodio sucedió en 1984.

Después de esa experiencia, intentó quedar nuevamente embarazada, pero tuvo dificultades y entonces dejó de fumar “el 31 de diciembre de 1988 a las 12 de la noche” y al año siguiente “aproximadamente en noviembre quedé embarazada de quien hoy es mi hija Florencia”.

Por su parte, el ministro de Salud, Juan Manzur, señaló que “hoy es un día de júbilo para la salud en la República Argentina. Con la sanción y promulgación de la Ley Nacional Nº 24.044 de Control del Tabaco, los argentinos estamos ganando calidad de vida, pero lo que es más importante, estamos generando mejores condiciones para el desarrollo saludable de las futuras generaciones”. “Ninguna otra medida podía ser más costoefectiva para evitar enfermedad y muerte en nuestro país que poner límites al consumo de tabaco, ese enemigo declarado de nuestro pueblo”, sostuvo.

La ley establece que los ambientes de trabajo y de uso público serán 100 por ciento libres de humo de tabaco en todo el país. No podrá realizarse publicidad, promoción y patrocinio de los productos fabricados con tabaco. Los paquetes de cigarrillos deberán incluir advertencias sanitarias con imágenes y textos relacionados a los daños que produce el consumo de tabaco. No se podrán utilizar términos engañosos como “suave” o “bajo en nicotina” y deberán divulgar la línea gratuita del Ministerio de Salud de la Nación para brindar ayuda a quienes desean dejar de fumar. No se podrán vender cigarrillos sueltos o a través de máquinas expendedoras, tampoco a menores de edad, entre otros puntos.

Manzur enumeró las enfermedades que produce el tabaco. “El humo del cigarrillo contiene más de 7000 sustancias tóxicas, de las cuales al menos 69 son cancerígenas”. “Por eso es erróneo asociar al tabaco sólo con el cáncer de pulmón. Hoy se sabe que su consumo provoca muchísimas otras enfermedades, tales como cáncer de casi todos los órganos; ataques cardíacos; accidentes cerebrovasculares; enfermedad pulmonar severa; trastornos reproductivos como abortos o partos prematuros; infertilidad; impotencia y cataratas, entre otras”. Manzur enfatizó que “es inconcebible, señora Presidenta, que hoy en día veamos fumando a mamás embarazadas, con toda la evidencia científica disponible acerca de los daños que el tabaco produce en la criatura que está gestando y en ella misma”.

El ministro agregó que la norma fue “fruto del trabajo persistente del Ministerio de Salud de la Nación, claramente intensificado desde 2003, en el inicio de nuestro proyecto político. También es producto de un accionar militante de decenas de organizaciones sociales y de sociedades científicas que batallaron para concientizar a la comunidad sobre los efectos nocivos del consumo del tabaco”. Remarcó que “como máximo responsable del área, es mi deber reconocer públicamente el compromiso del senador nacional Daniel Filmus, ejemplo de persistencia y tesón para impulsar un proyecto muchas veces postergado”. Filmus fue el autor en el Senado del proyecto finalmente convertido en ley. Del acto participó el embajador argentino en Chile, Ginés González García, quien como ministro de Salud también promovió la norma que rige a partir de hoy.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Kirchner firmó ayer la reglamentación de la ley, con lo que hoy empieza a regir.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.