SOCIEDAD › UN DíA DE POSTERGACIONES, AMAGUES Y REPROGRAMACIONES EN AEROPARQUE Y EZEIZA

Cuando volar se convirtió en una ilusión

La nube volcánica no se fue de Buenos Aires, como se preveía. Los vuelos se iban a reanudar después del mediodía y luego, por la noche, pero al final algunos se reprogramaron para hoy. Córdoba se convirtió en destino alternativo.

Con postergaciones de vuelos y amagues de reanudación, las terminales aéreas de Ezeiza y Aeroparque intentaron durante todo el día autorizar despegues hasta último momento, sin conseguir la ansiada “ventana” en las condiciones meteorológicas que permitiera operar. En cambio, los pronósticos para hoy son favorables. “Creemos que se va a retomar la operatoria por la mañana, pero eso se va a determinar en el momento”, aseguró anoche a este diario una fuente de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac). Durante el día, las cenizas emanadas por el volcán chileno Puyehue obligaron a desviar varios aviones que iban a Buenos Aires al aeropuerto de Córdoba. Además, las aerolíneas brasileñas cancelaron ayer sus vuelos a la Argentina y Uruguay, país que debió suspender la operatoria de la terminal de Carrasco.

“De acuerdo con el último parte emitido por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la nube de cenizas volcánicas emitida por el Puyehue ha disminuido su tenor y reducido su impacto”, informaron oficialmente ayer a las 18.30 desde la Anac, tras la reunión del Comité de Crisis, y aclararon “que continúan con restricciones las operaciones hacia el sur del país”. El comunicado se refería a Aeroparque y Ezeiza, pero una hora y media después “por una rotación de vientos” se reprogramaron los vuelos nocturnos, como los de Aerolíneas Argentinas (AA) a México y Roma, que saldrían hoy a las 11 y a las 11.15, respectivamente. LAN Argentina, en cambio, prefirió cancelar todos sus vuelos y pidió a sus pasajeros que visitaran su página web para obtener novedades.

Ayer, durante la primera reunión del Comité, realizada antes del mediodía, el SMN reportó que, en altura, el viento seguía soplando del Sudoeste al Noreste y continuaba la presencia de ceniza volcánica en el espacio aéreo de Neuquén, Río Negro, provincia de Buenos Aires, sur del Litoral e incluso la ciudad de Posadas. “El domingo por la noche avanzó un frente frío que tomó la nube de cenizas en La Pampa y Buenos Aires, con dirección al Norte. Esto ayudó a disipar las cenizas”, explicó a Página/12 Luis Ro-sso, del SMN. Fue este dato el que generó el amague de las compañías para volar ayer desde las 21.

Según pronosticó el especialista, mañana el viento soplará hacia el Este, lo que permitirá el tránsito aéreo en Aeroparque y Ezeiza. “Cuando el viento sopla en esa dirección, las cenizas recorren Chubut y se van por el Atlántico, llegando a Africa, Nueva Zelanda y Australia (donde ayer se cancelaron algunos vuelos por el volcán chileno)”, agregó. En la segunda reunión del Comité de Crisis, a las 18, se difundieron estos datos provisorios y alentadores. “Enseguida se dispuso la limpieza de las pistas y el regado del pasto lindante para que las turbinas no levanten ceniza”, aseguraron en la Anac.

Durante la mañana el panorama era desolador en las terminales aéreas de Buenos Aires. Dos vuelos de AA, uno procedente de Roma, que debía arribar a las 4.20, y otro de Madrid, que aterrizaría a 5.30, fueron desviados al aeropuerto internacional de Córdoba. También los de British y Lufthansa, que venían de Londres y Frankfurt respectivamente, descendieron en ese aeropuerto. Mientras tanto, los servicios de AA y de LAN Argentina al interior del país y al exterior eran reprogramados. Esta última compañía ofreció exceptuar de penalidad a quienes quieran reprogramar su vuelo, por el plazo de un año.

“Más allá de las vueltas que demos, de las decisiones que tome el Comité de Crisis, la última palabra la toma el jefe de cada aeropuerto junto al observador meteorológico”, aclararon fuentes de la Anac.

Del otro lado del Río de la Plata, la situación era similar. Más de 70 vuelos previstos para despegar o arribar en el aeropuerto de Carrasco, en Montevideo, fueron cancelados desde la mañana hasta las 20. La nube de ceniza cubrió ayer todo el territorio uruguayo, informó Laura Vanoli, directora de Meteorología y Aeronáutica de ese país. “Según el último informe, todavía durante la jornada (de ayer) queda un remanente de cenizas en la zona que duraría hasta la noche aproximadamente”, detalló.

En Brasil, las aerolíneas TAM y GOL cancelaron sus vuelos previstos para ayer hacia Argentina y Uruguay, mientras las autoridades de ese país aguardaban la llegada de las cenizas “debido al aumento de la velocidad e intensidad de los vientos”. Según el meteorólogo brasileño Luiz Fernando Nachtigall, “el escenario preocupa, porque las imágenes satelitales que llegan a cada hora indican que la nube volcánica viene avanzando con más densidad”. La semana pasada estuvieron suspendidas las partidas y aterrizajes en los aeropuertos sureños, como el Salgado Filho de Porto Alegre, capital del estado de Rio Grande do Sul.

Compartir: 

Twitter
 

Puerto Pañuelo, en Bariloche, con el lago Nahuel Huapi cubierto por la ceniza.
Imagen: DYN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.