SOCIEDAD › LA TORMENTA DE NIEVE EN ESTADOS UNIDOS PROVOCó MUERTES Y CAOS

Una nevada para Halloween

El fenómeno climático desatado el sábado en el noreste de Estados Unidos provocó tres muertes y la cancelación de miles de vuelos. Rutas cortadas, árboles caídos y automóviles abandonados. Ayer por la tarde intentaban reabrir algunos aeropuertos.

Tres personas muertas y más de tres millones de habitantes sin energía eléctrica provocó la tormenta de nieve que desde el sábado pasado se abate sobre el noreste de Estados Unidos. Miles de vuelos fueron cancelados, se ordenó el cierre de aeropuertos que recién ayer a media tarde comenzaban tímidamente a reabrir, además de centenares de rutas bloqueadas y vehículos abandonados, mientras que persistía la interrupción de servicios ferroviarios.

Según explicaron los servicios de emergencia norteamericanos a las agencias internacionales de noticias, una de las víctimas fatales, de 84 años y residente de Temple, estado de Pensilvania, murió cuando un árbol cayó sobre su casa. Otra de las víctimas perdió la vida el sábado en Hebro, estado de Connecticut, también debido a la caída de un árbol pero en este caso sobre un automóvil, según informó a la prensa el vocero de Emergencias estatal, Scott Devico.

La tercera muerte confirmada ocurrió en Springfield, dentro del estado de Massachusetts, y la víctima fue un joven de unos 20 años. El representante del departamento de Bomberos local, Dennis Legere, aseguró que el siniestro se debió a que el joven desatendió las señales colocadas por la policía que alertaban sobre la presencia de postes eléctricos caídos en medio de la vía pública, por lo que se topó con éstos.

A raíz de la intensa tormenta de nieve, en Connecticut, Nueva York, Nueva Jersey y Massachusetts se declaró el estado de emergencia. En ese marco, todos los vuelos de cabotaje que afectaban la zona fueron cancelados, lo que causó demoras de hasta seis horas en el aeropuerto de Nueva York, aunque con el correr del domingo y por la paulatina mejora climática se intentaban restablecer los cronogramas habituales.

“Históricamente precoz”: así definieron los servicios meteorológicos a la tormenta, que todavía mantenía afectadas varias autopistas y la red de ferrocarril entre Washington y Boston. En el tráfico terrestre las dificultades se prolongaron a causa de la caída de árboles y postes, y a la afectación de los sistemas de señalización, provocadas por ráfagas de viento de hasta 72 kilómetros por hora.

Según el canal meteorológico de Weather Channel, las primeras nevadas en Boston recién se empiezan a registrar hacia finales de noviembre, mientras que usualmente en Nueva York y Filadelfia las precipitaciones en forma de nieve no comienzan hasta mediados de diciembre. Las inesperadas nevadas dejaron registros para el archivo: unos 30 centímetros cayeron de media en algunos lugares de Pensilvania, Connecticut y Nueva Jersey, afirmaron desde los entes oficiales. Mientras que en Manhattan se registraron 7,3 centímetros en el Central Park, un record para octubre no visto desde 1869, según la meteoróloga Kristina Pydynowski.

Ayer por la tarde, las autoridades meteorológicas de Estados Unidos indicaron que la tormenta de nieve ya había entrado en una fase de disminución.

Compartir: 

Twitter
 

Un vehículo abandonado por su dueño, en medio de un manto blanco.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.