SOCIEDAD › DECLARARON LA NOVIA DE ADALBERTO CUELLO Y LA PAREJA DE SU MADRE

El acusado por Tomás, cada vez más complicado

María Inés Márquez, la novia de Adalberto Cuello, y la pareja de su madre, el ex policía Carlos Gastaldi, complicaron aún más la situación del único acusado por el crimen de Tomás Dameno Santillán. La primera amplió su declaración del lunes pasado, “pronunciándose nuevamente en sentido opuesto a lo sostenido por él”, informó la fiscalía. El segundo testigo es dueño del Fiat Palio Weekend rojo peritado, ya que se sospecha que fue utilizado para secuestrar al niño de 9 de años, y confirmó que limpió el asiento del acompañante con una remera. Luego dijo que en la parte exterior del portón trasero había polvo, como si hubiera transitado por caminos de tierra. El niño fue encontrado cerca de una polvorienta calle de chacras. Por su parte, el defensor de Cuello pidió un careo entre el acusado y Márquez y señaló que podría denunciarla por “falso testimonio”.

“El fiscal quería precisiones sobre el contenido de los mensajes que cruzaron Cuello y Márquez. Ella fue a pie al colegio donde trabaja y él se comunicó porque quería devolverle el auto. Ella le dijo que no hacía falta porque ya estaba cerca del trabajo. Cuando llegó, Cuello estaba en la puerta del colegio y le dio las llaves”, comentó ayer Marcelo Tuñón, abogado de Márquez. Eran las 12.40, según ella. Tomás desapareció entre las 12 y las 12.15, el 15 de noviembre pasado, a poco de salir de su escuela, muy cerca del colegio donde trabaja Márquez.

“¿El fiscal Javier Ochoaizpuro duda aún de si ella fue cómplice de Cuello?”, preguntó Página/12 a Tuñón. “Yo creo que sí, pero considero que ayer se sacó la duda”, respondió este abogado, quien estuvo a cargo de la fiscalía de Junín. Si se probara lo contrario, la novia de Cuello dejaría de ser una testigo y no estaría obligada a decir la verdad. De momento, hay un chico que confirmaría lo que ella declaró, ya que aseguró haber visto en un horario cercano al mediodía a Cuello andando en un auto rojo, sin acompañante.

Márquez, quien declaró el lunes pasado, contradijo la coartada de Cuello, quien había asegurado que ella lo acompañó en el instante en el que desapareció Tomás hasta la casa del albañil Walter “Lechuza” Barbieri. Al dar su primera versión, en sede policial, la mujer ratificó los dichos de Cuello, pero luego cambió su testimonio. Para Hugo Icazati, abogado del acusado, la declaración de Márquez “pierde valor probatorio”. Además, adelantó que el lunes pedirá al fiscal un careo entre su defendido y la novia, a quien podría denunciar por “falso testimonio”.

Ayer también pasó por la fiscalía Carlos Gastaldi, esposo de la madre de Márquez, y según un comunicado judicial “advirtió que (el auto que manejaba Cuello) presentaba en la parte exterior del portón trasero acumulación de polvo similar a la que se produce al transitar a alta velocidad por caminos de tierra”. El dato es relevante por el lugar donde apareció el cuerpo, aunque aún no se informó desde la fiscalía si el vehículo aparece en alguna de las cámaras revisadas por los investigadores. Mientras tanto, el Fiat Palio Weekend está siendo peritado en La Plata, junto a otra serie de elementos: la pala que habría sido usada para asesinar al niño, su guardapolvo y su mochila.

“Esta causa se va a resolver en base a las pericias científicas. Ante la ausencia aparente de testimonios directos que lo incriminen (a Cuello), los peritajes de ADN y de las pruebas recolectadas serán imprescindibles”, señaló ayer el defensor de Cuello e informó que la madre del niño, Susana Leonor Santillán, declarará hoy por primera vez ante el fiscal. El miércoles el acusado será sometido a estudios psicológicos y psiquiátricos en el partido bonaerense de San Martín. “Soy inocente, si me condenan me ahorco”, le dijo a su padre ayer, cuando fue a visitarlo a la alcaídia de la Penitenciaria de Junín.

Cuello pasa las horas en una celda aislada de los demás presos, quienes suelen gritarle “asesino de chicos”, según comentó ayer su abogado. “El manifiesta una terrible condena social, que padecen tanto él como su padre”, agregó el letrado.

Compartir: 

Twitter
 

Adalberto Cuello pidió un careo en sede judicial con su novia.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.