SOCIEDAD › JUAN CARLOS PAGGI DEJA HOY EL CARGO Y SERA REEMPLAZADO POR HUGO MATZKIN

Cambio en la jefatura de la Policía Bonaerense

 Por Raúl Kollmann

El jefe de la Policía Bonaerense, Juan Carlos Paggi, pasará hoy a retiro. En un acto que se realizará en el Salón Dorado de la gobernación, Daniel Scioli traspasará el mando, de forma interina, al segundo de la fuerza, Hugo Matzkin. Extraoficialmente se señalan “razones personales” para el paso al costado, aunque desde hace tiempo se viene mencionando que Paggi cumplió un ciclo y sufría un desgaste. El titular de la Bonaerense no se va como producto del impacto de un caso policial del estilo de la familia Pomar, en el que quedaron al desnudo rastrillajes que no se hicieron, corrupción y una ineficiencia evidente. Sí hubo hechos recientes de fuerte repercusión en la opinión pública –el cuádruple crimen de La Plata, el asesinato de Tomás en Lincoln, el de Gastón en Miramar–, pero se trató de casos intrafamiliares no prevenibles por las fuerzas de seguridad.

El rumor que circula por la gobernación es que Paggi estableció una sólida relación con Scioli y tal vez ocupe algún puesto después de que el mandatario reasuma el 10 de diciembre. Que el gobernador haya convocado a un acto para hoy a las 10, en el que seguro que lo va a despedir oficialmente, es un indicio de esa buena relación.

El reemplazante de Paggi será su segundo, Matzkin, un hombre de fuerte perfil técnico. Se trata de un especialista en análisis de telecomunicaciones e informática y con enorme experiencia en investigaciones complejas. En su momento fue promovido por León Arslanian. Ultimamente, fue Matzkin quien trabajó en la recolección de pruebas para imputar a Adalberto Cuello en el caso del asesinato de Tomás, en Lincoln, y después viajó a Miramar para trabajar las evidencias en el caso del homicidio de otro chico, Gastón. Tiempo antes, fue la cabeza de la investigación del asesinato de Candela Rodríguez. Allí, en Hurlingham, fue agredido por manifestantes con los que salió a dialogar.

Las características de todos estos casos hicieron que no se cuestionara a la Bonaerense ni a su cúpula. Se trata de hechos que no se podían evitar con más patrulleros o con estrategias en materia de seguridad. Ocurrieron –como el cuádruple crimen de La Plata– en los núcleos familiares, aunque el caso Candela dejó enormes dudas sobre la resolución y sobre la facilidad con la que se movían individuos vinculados al mundo del narcotráfico y la piratería del asfalto. Según trascendió, Matzkin asumirá en forma interina, lo que hace pensar que puede haber más cambios cuando Scioli reasuma el 10 de diciembre.

En meses recientes se mencionó la posibilidad de que un civil volviera a estar al frente de la Bonaerense. Se decía que Néstor Kirchner y Cristina Kirchner estaban a favor de esa idea y que incluso mantuvieron entredichos con Scioli sobre el punto. Es que el vínculo de la Bonaerense con el delito quedó muy evidenciado en numerosísimos casos, al punto que uno de los máximos jefes de la Zona Norte del Gran Buenos Aires fue relevado por sus contactos con bandas de secuestradores. En La Plata argumentan que tienen el mismo esquema que funciona a nivel nacional: un ministro civil (Nilda Garré en Nación y Ricardo Casal en provincia) y sendos jefes de uniforme en la Federal y la Bonaerense. Habrá que ver en qué deriva el cambio que se pone en marcha hoy.

Compartir: 

Twitter
 

Juan Carlos Paggi, de salida.
Imagen: Martín Acosta
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.