SOCIEDAD › LOS DOS MéDICOS QUEDARON PRESOS POR EL CERTIFICADO DE DEFUNCIóN TRUCHO

La muerte que no fue natural

Uno de los profesionales negó en la Justicia haber firmado el certificado con el que una mujer pretendía cremar al marido muerto a los golpes. El otro se negó a declarar. A ambos se les mantuvo la prisión, acusados de “encubrimiento agravado”.

Uno de los médicos detenidos ayer, acusados de encubrir el crimen de Julio César Caprarulo, negó haber elaborado el certificado de defunción para que su esposa pudiera cremar el cadáver, y sugirió que pudieron habérselo robado. “La letra no es de él. Sí reconoce que es su sello y su firma, pero la letra con la que está elaborado el certificado no es suya. Ese certificado pudo haber sido sustraído”, dijo Horacio Markovich, abogado del médico Omar Pedro Rossi (60). El otro médico imputado en la causa por el crimen de Julio César Caprarulo (58), José Pinto García (53), se negó a declarar ante la fiscal María de los Angeles Attarian Mena.

Pinto García está imputado de “encubrimiento agravado”, ya que fue el médico que constató la muerte de Caprarulo, y Rossi por “encubrimiento agravado y falsedad ideológica”, ya que es quien firmó el certificado de defunción donde alegó una muerte no traumática. Tras las indagatorias, ambos médicos quedaron detenidos a la espera de que se resuelva su situación procesal.

En su extensa indagatoria ante la fiscal, el médico Rossi reconoció que la firma y el sello que constan al pie del certificado de defunción que acredita que se trató de una muerte no traumática son suyos. Sin embargo, explicó que la letra con la que está elaborado no es de él y que ese certificado “pudo haber sido sustraído”. “No conoce a la mujer (por la esposa detenida de la víctima), no conoce la casa, no conoce a la persona fallecida, ni al otro médico”, dijo el abogado defensor Markovich, quien aclaró que “como cualquier otro médico, de pronto firma recetas en blanco y surgen cosas que no debían surgir”.

Además, agregó que “él (por el médico Rossi) trabaja en una clínica, en institutos geriátricos. No cabe la menor duda de que él no lo hizo (el certificado). Está casi plenamente demostrado, se ha hecho la pericia y no surge la letra de él. Sí reconoce la firma y el sello”. Una fuente de la fiscalía a cargo de Attarian Mena aseguró que el imputado Rossi “debió realizar un cuerpo de escritura en presencia de un perito caligráfico”, que ahora será peritado para determinar si la letra con la que está elaborado el certificado es suya.

Por el homicidio de Caprarulo está detenida su pareja, Anagiota “Mariana” Alexopoulos, de 57 años y nacionalidad griega, quien se negó a declarar ante la Justicia. Durante la jornada de ayer, la fiscal Attarian Mena también escuchó el testimonio de un sobrino de Caprarulo, quien aportó detalles de la relación que unía a su tío con Alexopoulos.

Compartir: 

Twitter
 

Julio César Caprarulo y Anagiota “Mariana” Alexopoulos: el marido, muerto, y la mujer, presa.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.