SOCIEDAD › LA VTV SERá OBLIGATORIA PARA LOS AUTOS DE MáS DE TRES AñOS

La verificación, en el 2013

La Legislatura aprobó ayer la ley que permite licitar los talleres encargados de la verificación técnica vehicular. Arrancará en el segundo semestre de 2013. También habrá controles rápidos y aleatorios para los autos que circulen en la Ciudad.

 Por Pedro Lipcovich

La verificación técnica vehicular (VTV) y la revisión rápida y aleatoria (RRA) comenzarían a regir en la Ciudad de Buenos Aires en el segundo semestre de 2013. Anoche, la Legislatura sancionó la ley para la licitación de los talleres encargados de la VTV y para el acondicionamiento de los 10 vehículos que efectuarán la RRA en las calles. La VTV se efectuará obligatoriamente una vez al año, en todos los autos con más de tres años de antigüedad o más de 60.000 kilómetros, y en las motos sin importar su antigüedad. El costo de la revisión sería de unos 150 pesos, a valores actuales. En cuanto a la RRA, se efectuará en la vía pública, directamente sobre el vehículo, esté o no radicado en la ciudad: incluirá el examen de aspectos como el estado de los neumáticos, las luces o la visibilidad de las patentes, y también, con aparatos de detección, medirá el nivel de ruido y polución del vehículo: si éste presentara problemas graves de seguridad, podrá ser retirado de circulación y enviado a taller.

El régimen de verificación técnica vehicular obligatoria había sido aprobado por la Ley 2265, sancionada el 21 de diciembre de 2006 y que rige “para todos los vehículos y motovehículos –aun los radicados en otra jurisdicción– que circulen dentro de los límites de la Ciudad. La normativa se propone “controlar las condiciones mínimas de seguridad exigidas a vehículos que circulen en el territorio de la Ciudad de Buenos Aires”, así como “proteger el medio ambiente, contribuyendo a reducir la polución en la ciudad”. La VTV incluirá el chequeo de los frenos, la suspensión, las luces, el chasis, el tren delantero, los neumáticos, el estado general del vehículo, la emisión de gases y el nivel de ruido.

Según la ley, “los vehículos automotores de uso particular cero kilómetro que se radiquen en la Ciudad de Buenos Aires deben realizar su primera verificación técnica durante el cuarto año de antigüedad”. Pero “este período de gracia no se aplica a motovehículos ni tampoco a cualquier otro vehículo que antes de ese plazo haya superado los 60.000 kilómetros recorridos”.

“Estimamos que la verificación técnica vehicular obligatoria estará en funcionamiento desde el segundo semestre de 2013”, dijo a este diario Guillermo Dietrich, director de Tránsito y Transporte de la Ciudad de Buenos Aires. En 2012 se efectuará la licitación y luego habrá que construir los talleres. La ley prevé que habrá diez concesionarios, cada uno con seis líneas de verificación –podrá atender a seis autos simultáneamente–. Cada vehículo tendrá asignado un mes del año para concurrir, de acuerdo con su número de patente.

“Tomando en cuenta que, en la provincia de Buenos Aires, el costo de la verificación técnica vehicular es de 125 pesos con perspectivas de reajustarlo, estimamos que, a valores actuales, el costo no superaría los 150 pesos”, anticipó Dietrich. La ley establece que el costo les será reintegrado a quienes hagan la VTV en término y tengan las patentes al día. Y quedarán exentos del pago los jubilados o pensionados que cobren el haber mínimo y las personas con discapacidad.

Además, la Ciudad dispondrá de diez equipos móviles para la Revisión Rápida y Aleatoria (RRA). Recorrerán las calles y estarán autorizados para detener vehículos. El conductor y el operador serán empleados de la concesionaria, pero la inspección estará a cargo de un funcionario del Gobierno de la Ciudad que tripulará el vehículo. La revisión incluirá, por una parte, un examen mecánico a simple vista: verificará que los neumáticos estén en buen estado, con conservación del dibujo; que se hallen en buen estado los paragolpes, que funcionen las luces, que sean visibles las patentes. Por otra parte, los equipos móviles estarán equipados para medir los ruidos y los gases emitidos. La inspección se efectuará sobre todos los vehículos que transiten por la Ciudad, aunque no estuvieran radicados en ella. La ley advierte que “cuando por el evidente mal estado del vehículo se ponga en riesgo la seguridad pública”, el vehículo será detenido y “remolcado hacia un taller de reparaciones”.

Felipe Rodríguez Laguens, director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, consideró “importante que se haya aprobado la VTV en la Ciudad de Buenos Aires, ya que esto permite trabajar en forma conjunta y coordinada la verificación y juzgamiento en un esquema interjurisdiccional” y destacó que esto se suma “a acciones como los controles de alcoholemia, velocidad y la implantación de la licencia nacional de conducir”. El funcionario advirtió que “cuando un vehículo tiene la VTV en vigencia, quiere decir que cuenta con los requisitos mínimos de seguridad. Por ello, conviene que los conductores que salgan a la ruta tengan la VTV en vigencia”.

Compartir: 

Twitter
 

Diez móviles especiales controlarán el estado técnico de los autos en las calles porteñas.
Imagen: Pablo Piovano
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.