ECONOMíA › ESTADOS UNIDOS AVALó UN PRéSTAMO DEL BID A LA ARGENTINA

Crédito sin trabas

El BID aprobó otorgarle 400 millones de dólares al país. La Casa Blanca no se opuso como en ocasiones anteriores, porque el financiamiento es para atender situaciones de pobreza.

 Por Sebastián Premici

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó por unanimidad un crédito para la Argentina, por un total de 400 millones de dólares, destinado a mejorar la infraestructura de 70.000 familias que habitan en barrios carecientes. El dato llamativo es que el préstamo fue avalado por Estados Unidos, cuando en las últimas tres asambleas del BID había votado en contra del país. La administración de Barack Obama es presionada por legisladores republicanos para sancionar a la Argentina, con el argumento de que existen temas pendientes como el “incumplimiento de pagos” de fallos del Ciadi y demoras en la negociación con el Club de París. Sin embargo, desde el Ejecutivo explicaron a Página/12 que el gobierno norteamericano no se opondría a los préstamos “destinados a paliar temas de pobreza”, por eso avaló el último proyecto del organismo.

El préstamo del BID será destinado a inversiones para la provisión de redes de agua y alcantarillado, energía eléctrica, infraestructura de drenajes pluviales, distribución de gas, accesibilidad vial, red peatonal, equipamiento urbano comunitario, espacios verdes y obras de mitigación ambiental. Esto se enmarca en el Programa de Mejoramiento de Barrios, aprobada en enero de 2007 por el BID.

Sin embargo, la situación de presión por parte de legisladores republicanos continúa. El reclamo fue expuesto meses atrás por la subsecretaria para Mercados Internacionales y Desarrollo del Tesoro, Marisa Lago, quien había dicho que la sanción se debía a que “el Gobierno no paga los fallos establecidos por el Centro Internacional para Disputas en Inversiones del Banco Mundial (Ciadi) y no se involucra con las instituciones internacionales (Club de París)”.

Otro tema distinto son los llamados fondos buitre, que no entraron en los dos canjes de deuda que realizó el gobierno argentino. El Ejecutivo norteamericano no reclama por ellos, aunque el fuerte poder de lobby de estas organizaciones sí hizo mella en los congresistas republicanos.

“Es un pequeño asunto técnico. Hay conversaciones con las autoridades argentinas en marcha para superar el problema”, había manifestado la Casa Blanca al dar cuenta de la reunión de Obama con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la cumbre del G-20, que se realizó en Cannes.

La postura de Estados Unidos es motivada por la presión de los congresistas republicanos. Entre ellos, John Culberson, quien reclamó la suspensión de préstamos del Banco Mundial y el BID en nombre de la compañía norteamericana Azurix. La empresa operó el servicio de agua potable en la provincia de Buenos Aires entre 1999 y 2002 y se fue del país bajo el argumento de que el Estado le ponía trabas a su operación por no ajustar las tarifas.

Compartir: 

Twitter
 

El crédito del Banco Interamericano de Desarrollo se destinará a obras en barrios carecientes.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.